Conoce la nueva Guía para la observación de aves

Published On 6 febrero, 2021 | By Fulloutdoor |

Fotografía: Sebastián Toledo Acuña (@sebatoledoaves )

Una nueva guía para los amantes de las aves busca plantear una observación segura y que ayude a su conservación

Durante la última semana de enero se publicó el “Código de buenas prácticas para observar aves en Chile”. Este texto fue publicado por el Centro de Humedales Río Cruces y cuya autoría estuvo a cargo de la Universidad Austral de Chile, el Centro de Humedales Río Cruces, la Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile, la Universidad de Concepción y la Unión de Ornitólogos de Chile. 

“El número de personas interesadas en la observación de aves y el número de fotógrafos de fauna aficionados ha aumentado mucho a nivel global, y particularmente en Chile. Ya sea como pasatiempo local, turismo ornitológico o científico, cada vez más personas visitan áreas de importancia para las aves o viajan a diferentes destinos para observarlas y/o fotografiarlas. A pesar de que el avistamiento de aves se considera una actividad de bajo impacto, si esta actividad no se planifica y/o práctica adecuadamente, puede constituirse en riesgos y amenazas a las aves y sus ecosistemas”, se escribe en la presentación de esta guía.

Esta guía obedece a una inquietud debido al incremento de personas interesadas en el avistamiento de aves. Sería en el primer encuentro de avistamiento de aves, realizado en Valdivia en 2017, cuando nacería la iniciativa de crear este texto.

Dentro del texto se evalúan nueve puntos comprendidos dentro del código de buenas prácticas para la observación de aves en Chile. Puedes tener acceso completo al texto que se encuentra disponible en la Biblioteca Humedales.

1°El bienestar de las aves debe ser lo primero

Como amantes de las aves y su observación, lo primero es preservar el estado y cuidado de estas, esto porque permitirá que se puedan seguir dando instancias para el descubrimiento y observación de diferentes ejemplares.

“En la mayoría de los casos, la observación, la fotografía de aves y nuestra presencia sostenida en áreas específicas provoca cambios conductuales o alteraciones del hábitat. Este tipo de impactos negativos deben ser evitados o minimizados regulando el tiempo de observación y la distancia a la que se realiza la actividad. Como regla general, durante la observación de un ave, si se observa un cambio conductual que evidentemente se relacione con su presencia o de su grupo de observadores, guarden silencio y tomen distancia”, se lee en la guía.

2°El hábitat debe ser protegido

Muchas especies de aves habitan en ecosistemas altamente vulnerables, como por ejemplo los humedales. Es por esto, que el cuidado de estos espacios naturales se hace fundamental para poder mantener la observación y el cuidado de las especies.

“La actividad humana en ambientes naturales puede causar impactos en los hábitats de importancia para las aves, ya sea por un flujo relativamente constante de visitantes o por la falta de cuidado de los turistas hacia el entorno”, se explica en la guía.

3° Evita Alterar el comportamiento de las Aves

La iniciativa busca posicionar un comportamiento saludable para mantener la conservación de las aves. Es por esto, que es importante no interferir con el modo de vida que ellas tienen, la idea es observar y compartir, no intervenir.

“Las aves son especialmente sensibles en la época reproductiva. Debemos procurar no molestarlas, sobre todo en época de cría, ya que podríamos provocar el abandono del nido. Es importante conocer el comportamiento de las especies del lugar que visita. Evita o limita el uso del “playback” o la emisión de sonidos de llamada o de alarma para atraer a las aves”, comenta el texto.

4° Comparte tus observaciones en plataformas colaborativas

Si bien puede considerarse que este tipo de prácticas se realizan mejor en soledad para minimizar el efecto que se genere en el entorno. Es importante que puedan compartir información para que la comunidad se encuentre con mejor orientación, ayudar a recaudar datos sobre las especies y los ecosistemas, permite la creación de iniciativas para la conservación.

“A nivel internacional, mucho de los que se sabe sobre las aves se basa en los aportes de la comunidad de observadores. En la actualidad, las plataformas digitales hacen, muy sencillo compartir tus registros, añadiéndole valor a tus observaciones. En Chile todavía queda mucho por conocer tus registros estarás contribuyendo. Siempre se debe realizar las observaciones con responsabilidad, procurando el bienestar de las aves”, plantea la guía.

5°Infórmate sobre la normativa orientada a la conservación de aves y apoya su cumplimiento

La creación de las normativas tiene, en su mayoría, el objetivo del cuidado de las distintas escenas de naturaleza y las especies. Es por eso que es tarea de todos poder ayudar el cumplimiento y a la promoción de estas medidas.

“Como ciudadanos, es posible apoyar el cumplimiento de estos cuerpos legales mediante denuncias o uniéndose al programa de inspectores de caza ad-honorem. La caza, captura, tenencia y venta de animales silvestres están reguladas y requieren ser fiscalizadas. Además, puedes respetar a las autoridades como el SAG y SERNAPESCA sobre eventos anormales de mortandad de aves, los que suelen estar asociados a prácticas no permitidas”, escribe la guía.

6°No acoses a las aves, especialmente a especies accidentales y rarezas

Entender que somos visitantes en estos espacios, que por tanto debemos respetar a los habitantes de estos, quienes se encuentran en sus respectivos hogares y, por tanto, no sobrepasar límites de distancia para evitar accidentes.

“La presencia de aves raras (especies poco frecuentes) y aves accidentales suele suscitar mucho interés y atraer grupos de observadores. Es importante no acosar a estas especies y ser particularmente cuidadoso con la intensidad de actividades en torno a su presencia. Ante esta situación, se debe velar por el cumplimiento de los puntos 1 y 2 de este código, así como prevenir de situaciones de peligro a otros avistadores”, dice la guía 

7°Respeta los derechos de los propietarios de los predios y comunidades locales

Algunas de las áreas donde se pueden encontrar especies de aves son áreas públicas y otras privadas, lo importante es entender los lineamientos de cada una para poder respetar y cuidarla.

“No ingreses a una propiedad privada sin autorización de los propietarios. Sigue las leyes y regulaciones sobre el uso de caminos y áreas públicas”, dice el libro.

8° Comparte la zona de observación y respeta los derechos de las personas

La masificación de esta práctica obliga a entender que las otras personas no son una competencia, sino compañeros en este disfrute. Enseñarles, compartir conocimientos y respetar sus derechos es necesario.

“Es muy importante tener en cuenta que en ciertas zonas es fácil encontrarse con más visitantes que están disfrutando de las aves y su entorno. Respeta los tiempos, comparte los espacios y mantenga el silencio, para que todos puedan desarrollar la actividad en forma satisfactoria”, explica el texto.

9°Comederos, bebederos y casas seguras para las aves

Si te gustaría crear espacios para la conservación, o que puedan apoyar a entregar una mejor calidad de vida a las especies de aves, la guía te entrega algunas recomendaciones para crear pequeños santuarios, comederos o bebederos.

“Mejora el hábitat cuando sea posible. Usa plantas (preferentemente nativas) que provean de alimento, refugio y oportunidades para nidificar para distintas especies, y así atraer más diversidad a su propiedad”, dice la guía.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.