Protocolo antártico, ¿Cómo se vivió el sismo en la antártica chilena?

Published On 25 enero, 2021 | By Fulloutdoor |

Durante el fin de semana se vivió un fuerte sismo en la Antártica Chilena, este movimiento telúrico no tomó desprevenidos a los habitantes de las bases científicas del continente blanco, conoce cómo se preparan los protocolos antárticos

El sábado 23 de enero, a las 20 horas con 36 minutos, en las islas Shetland del Sur, se vivió un sismo de intensidad 7,1 Mww. Esto según explicó el Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile. Según informa el Instituto Antártico Chileno (INACH), las diez personas que al momento del sismo se encontraban en la base científica “Profesor Julio Escudero”, ubicada en la isla Rey Jorge, fueron evacuadas de forma preventiva al aeródromo Teniente Marsh.

Esta medida se efectuó de forma preventiva al recibir un mensaje, por parte de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (ONEMI), y actualmente se encuentran en perfecto estado.

Debido a los antecedentes que se habían presentado previamente, un evento de estas características estaba dentro de las posibilidades. Es por esto que todas las personas que se encontraban en la base científica tenían preparadas sus mochilas emergencia en caso de que debieran ser evacuadas. Esto ayudó a que se pudiera realizar un proceso de forma ordenada, expedita y sin complicaciones.

“Hace unos meses hemos venido anticipando que existía una actividad sísmica anómala en el Continente Blanco. Por esa razón, hemos planificado con la ONEMI, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) y particularmente con el Programa de Riesgo Sísmico de la Universidad de Chile la instalación de sensores de última generación para la medición de estos fenómenos telúricos”, apunta el Dr. Marcelo Leppe Cartes, director del INACH.

La instalación de los sensores sísmicos de última generación a los que hace referencia el doctor Leppe, comenzará su proceso de ejecución durante la presente Expedición Científica Antártica (Numerada como ECA 57). Esta expedición debería viajar a territorio Antártico durante los primeros días de febrero, es por esto, que el equipo de sismólogos ya se encuentra realizando cuarentena en Punta Arenas antes de viajar. De esta forma, se busca cumplir con todos los protocolos sanitarios que han sido coordinados y dictaminados por las autoridades pertinentes.

“Este es un excelente ejemplo de la necesidad de haber mantenido la actividad científica en medio de esta pandemia, porque hay proyectos en los que no podemos esperar la próxima temporada para iniciarlos. Estos son temas estratégicos para Chile y su proyección antártica, tal como la planteado el Canciller Allamand”, afirma el director del INACH.

Gracias a las medidas tomadas en su momento, en la actualidad las dotaciones que se encuentran en las distintas bases chilenas, están sin novedades, esto luego de haber podido retornar sus lugares de forma segura.

Este movimiento telúrico no sorprendió a la población antártica. Gracias a las mediciones que habían obtenido, de la actividad sísmica que se había manifestado en el sector norte de la península Antártica, se tomó la decisión de constituir, durante el año pasado, una Mesa Técnica para tomar determinaciones respecto de cómo proceder, esta está compuesta por: Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI), Centro Sismológico Nacional, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) y el INACH.

Dentro de las producciones que han generado en busca de poder entender los fenómenos sísmicos que se encuentran en la región antártica, Sernageomin ha estado elaborando una Minuto Excepcional Volcánica, la cual tiene una publicación periódica y se puede encontrar disponible en el sitio web del INACH. Aquí encontrarás el Reporte Semanal de la Actividad Sísmica en la Antártica Chilena.

Este tipo de iniciativas permitieron estar preparados, ya que desde el pasado 28 de agosto del 2020, se había producido una alta actividad sísmica, con magnitudes de hasta 5,4 grados, en el estrecho de Bransfield, que se encuentra entre la península Antártica y las Islas Shetlands del Sur, donde se vivió el sismo de este sábado.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.