La naranja, el potente cítrico y dulce fruto que ayuda a las defensas

Published On 22 Enero, 2021 | By Fulloutdoor |

Fotografía: Delphine Hourlay en Pexels

Desde medio oriente hasta cuidar tus resfriados, las naranjas no solo son un refrescante y dulce fruto cítrico, sino también están cargados de beneficios que ayudan a la salud.

La naranja, dulce y fresca fruta que es sumamente apreciada para apoyar el sistema inmunológico por su gran contenido de vitamina C, de hecho, si consumimos diariamente una naranja podemos cubrir las necesidades de Vitamina C de nuestro organismo por día.

Pero la historia de este refrescante fruto de color característico comienza hace casi ocho millones de años en el sudeste asiático, donde se encontraba el ancestro de los frutos cítricos. Según un estudio del biólogo y director del Centro de Genómica del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, la naranja dulce provendría de la fusión entre la mandarina  y el pummelo.

En China está considerada como símbolo de buena fortuna, en Vietnam se obsequia a los recién casados como un símbolo de fecundidad. Llegaría a América en un barco, propio de una expedición Española, a donde había llegado desde Arabia.

Gracias a su gran carga de Vitamina C, la naranja es un poderoso antioxidante, que favorece a la cicatrización, y refuerza el sistema inmunológico. Además, posee un alto porcentaje de calcio, magnesio, beta caroteno, ácido fólico, fósforo, potasio, cobre, zinc, ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico. Además de vitaminas como la A, B1, B2 y B9.

Sumado a su aporte ya señalado para el sistema inmune, contiene flavonoides que apoyan al envejecimiento neutralizando la acción de radicales libres. Además, son antivirales y antibacterianos. Es por esto que beneficiaría a personas con bajas defensas.

 La vitamina C que posee no solo ayuda a las defensas, sino que, en el caso de personas con anemia o menstruaciones abundantes, favorece la absorción del hierro.

Las naranjas, también, poseen pectina. Esta ayuda a bajar los niveles de colesterol en la sangre. Incluso, estudios con la corteza de naranja plantean que esta presenta mejores resultados al momento de reducir el colesterol LDL que algunos fármacos que actualmente se encuentran en el mercado.

El magnesio presente en las naranjas permite apoyar a fluidificar la sangre, evitando la formación de coágulos, protegiendo de esta forma del riesgo de sufrir trastornos cardiovasculares y derrames cerebrales.

Las naranjas siendo consumidas con regularidad son recomendables para prevenir varices y hemorroides. Esto, porque protege los vasos sanguíneos y ayuda a favorecer una buena circulación de la sangre. Adicionalmente, su contenido de potasio lo hace un alimento conveniente para hipertensos.

Este fruto tienen beneficios para el sistema digestivo, ya que puede actuar como un regulador estomacal e intestinal, mediante la facultad de aliviar los espasmos gástricos y las digestiones lentas y pesadas o dispepsias.

De la misma manera, ayuda a quienes sufren de fases, hinchazón abdominal y flatulencias, produciendo un efecto carminativas. Si, por otro lado, el estreñimiento es lo que te aqueja la naranja también tiene un efecto ligeramente laxante.

La naranja es una fuente de vitamina C y calcio que resulta muy útil para proteger los huesos y dentaduras. Además, ayuda en problemas con las articulaciones y las fortalece, ayudando a reducir la inflamación de la artritis reumatoide, artritis, gota y la artrosis.

 Las naranjas favorecen el efecto depurativo, ya que ayudan la eliminación de ácido úrico a través de la orina. Previenen la formación de piedras en riñones e infecciones en las vías urinarias, como la cistitis. Incluso, por el escaso valor calórico, resulta válida para bajar de peso.

Este alimento, si bien tiene beneficios, puede tener efectos contrarios para las personas que sufren de acidez. Como cítrico  tomarlas en exceso puede presentar problemas tanto en la acidez y en la placa dental.

Si quieres conocer más alimentos puedes visitar las notas de otra fruta cítrica como el Kiwi u otros alimentos cargados de beneficios como el ajo.

Como en todas nuestras recomendaciones, te recordamos que antes de tomar cualquier tipo de determinación o cambio brusco en tu alimentación converses con un especialista. De esta forma, podrás acercarte a recibir los mejores beneficios y reduciendo los efectos negativos.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.