Revive el primer Seminario de Ruido Submarino

Published On 19 diciembre, 2020 | By Fulloutdoor |

Fotografía: Elianne Dipp en Pexels

Esta actividad organizada por el ministerio del medio ambiente busca poner en valor la conciencia y el trabajo para ayudar a mitigar el impacto del ruido en ambientes submarinos

El pasado 10 de diciembre se vivió el primer Seminario de Ruido Submarino, organizado por el Comité Operativo para el Fortalecimiento de la gestión del Control de Ruido Submarino. En esta oportunidad contó con la participación de expositores provenientes de Europa, Estados Unidos y Brasil, quienes relataron sus experiencias respecto de cómo se está abordando esta problemática a nivel internacional, desde el ámbito de las políticas públicas, la industria y la ciencia. Esto con el objetivo de aportar en la generación de antecedentes que permitan fortalecer la gestión a nivel nacional e impulsar nuevas acciones orientadas a la prevención y control del impacto.

Este seminario comenzó con palabras del ministro subrogante del medio ambiente, Javier Naranjo, quien valoró la instancia y dio el puntapié inicial a las exposiciones por parte de los distintos expertos.

“Desde el punto del impacto ambiental el ruido submarino es una materia que adquirió suma importancia y relevancia. Sabemos que las especies marinas realizan su vida y se comunican mediante el sonido. Para encontrar alimento, identificar obstáculos, incluso navegar. De ahí la importancia de hacernos cargo de cómo  el ruido submarino ha funcionado y ha trabajado”, explicó Naranjo, quien destacó la participación de actores del sector público, ONG, academia y ciencia en el comité.

La  primera ponencia estuvo a cargo de Camilo Padilla, profesional del departamento de Ruido, Lumínica y Olores del ministerio del medio ambiente, quien abrió los fuegos de esta instancia con la charla titulada Gestión del Ruido Submarino en Chile.

“La importancia del sonido en el océano para animales como las ballenas, delfines y otros mamíferos marinos es muy alta. Ellos dependen fuertemente del sonido para tareas tan rutinarias como el apareamiento, alimentarse, migrar, identificar obstáculos, proteger a sus crías y defender o evitar a su depredador. Para estas especies la audición es el sentido más importante, ya que a través de este desarrollan su vida en el ambiente marino que se caracteriza por ser oscuro. En la profundidad de las aguas, el oído viene a ser la visión de estos animales. Una de las causas que hace esto posible es que el sonido en el mar se propaga de forma muy fácil. Casi cinco veces más fácil que en el aire, por lo que estas especies pueden escuchar distintas señales acústicas cientos, incluso miles de kilómetros de distancia. Pero, al mismo tiempo que los sonidos biológicos se transmiten a esta velocidad, lo hace el ruido producido por la actividad humana las actividades como el tráfico marítimo y actividades de construcción tienen la misma facilidad para propagarse en este medio marino. Por eso es que existe una capacidad de interferir las señales acústicas de interferir las señales acústicas biológicas con las humanas”, explicó Padilla, quien destacó que desde la década de los 60´ el ruido en el fondo del océano ha aumentado en 3dB por década.

La segunda de las cátedras que se realizaron en el seminario fue la dictada por el doctor Michel André, director of Research, Technical University of Catalonia, BarcelonaTech (UPC) de España. Esta ponencia se llamó: “Monitoreo de ruido submarino y composición del paisaje sonoro a partir de datos en tiempo real”.

“Las fuentes acústicas que se introdujeron hace poco más de un siglo, en la que nadie tenía conciencia de que estas fuentes acústicas podrían tener efectos negativos. Han pasado 80 años sordos a este problema de contaminación acústica, porque no teníamos la tecnología para poder medirla y no podíamos tener la perspectiva de que esta contaminación estaba afectando de forma seria y grave la preservación de la vida marina. Es por esto que pasamos más de 80 años introduciendo fuentes acústicas y contaminando de una forma masiva e incontrolada. Desde que tenemos acceso a esta dimensión acústica por medio de la tecnología y micrófonos adaptados al medio, nos permite medir la contaminación y el efecto a los seres marinos que habitan en el océano. Esto está asociado  a todas nuestras actividades humanas: extracción de petróleo, parques eólicos, transporte marítimos, maniobras militares, experimentos científicos, construcción de plataformas oceánicas y cualquier actividad que hacemos en el mar”, explica Michel André, quien separa las que producen beneficios con los procesos que no.

La tercera actividad de este seminario estuvo a cargo del doctor en oceanografía Mark Baumgartner, senior scientist de Woods Hole Oceanographic Institution, de Estados Unidos. La ponencia se tituló: “Uso de acústica pasiva casi en tiempo real para reducir los impactos de la actividad humana en ballenas”.

“Para poder mitigar algunos de estos impactos, es útil saber dónde están estos (cetáceos), por lo que tenemos tecnología que nos permite escuchar en tiempo real dónde están las ballenas y transmite la información de estos sonidos a nuestras plataformas. El sistema que tenemos consiste  en un procesador de señales llamado DMON en que se le puede colocar un tiempo de dirección, con memoria flash, que puede grabar audio y transferir el material de detección y pasarlo a la plataforma que almacene. Para esto tiene un software de detección de frecuencias bajas, LFDCS”, explica Mark Baumgartner desde Estados Unidos.

La última exposición se tituló: “Mitigación de los efectos del ruido submarino en mamíferos desde la ciencia”, dirigida por Artur Andriolo del departamento de Zoología de la Universidade Federal de Juiz de Fora en Brasil.

“En 2012 comenzamos en mi laboratorio en Brasil los estudios bioacústicos con el objetivo específico de intentar comprender mejor el impacto de la actividad sísmica, para eso involucramos un camino muy interesante de investigación. Partimos con un proyecto de monitoreo acústico utilizando arreglo de hidrófonos, que son revolcados por un buque, teníamos como objetivo entender el comportamiento de los cetáceos ante la actividad de prospección sísmica para responder a la hipótesis de alteración de los parámetros bioacústicos para evitar o reducir el enmascaramiento”, comenta Andriolo sobre los inicios de su proyecto para la mitigación del ruido submarino en Brasil.

Cada una  de estas exposiciones contó con un espacio en que los participantes pudieron realizar sus preguntas, aclarar dudas, y abrir temas para el debate con los expositores. Puedes revisar el evento completo en el link a continuación:

Like this Article? Share it!

Comments are closed.