Devolver la mano a la naturaleza

Pangal Andrade: “la única solución es devolver la mano a la naturaleza”

Published On 28 diciembre, 2020 | By Fulloutdoor |

Conversamos respecto de la evaluación del año por parte del deportista y defensor del medio ambiente

En FullOutdoor conversamos con Pangal Andrade, aprovechamos la oportunidad de fin de año para conversar con personas que estén vinculadas con el medio ambiente, y Pangal hace una pausa en su vida en el Cajón del Maipo para comentarnos sus reflexiones y lo que ha podido ver del impacto en uno de los últimos puntos verdes de la Región Metropolitana.

“Vivir en el Cajón del Maipo es un privilegio para estas cuarentenas, porque si bien no podía a mis amigos con quienes salía, surfeamos, lo pasábamos súper bien, eso se acabó. Se acabaron los carretes, las fiestas grandes en general. Acá en el Cajón del Maipo somos una familia tremenda, 47 primos hermanos. Puedo salir a correr acá, soy un afortunado, lo digo siempre”, explica Pangal.

Durante esta cuarentena, se vivió un invierno particularmente húmedo en el Cajón del Maipo. La nieve cayó fuertemente en las cumbres cordilleranas del cajón, lo cual sorprendió incluso a sus habitantes que esperaban un invierno seco.

“Fue tremendo, siempre he dicho, se supone que iba a ser uno de los inviernos más secos. De pronto el ser humano se guardó, pararon los aviones, paró todo y de repente el cielo encima. Cayó nieve, mucha nieve, y a muchos arrieros los pilló arriba con los animales encerrados a 3500 metros. Justo tenía mi moto de nieve que usamos para rescatar 46 animales, había que hacerles la huella con la moto, llevar a los arrieros arriba, te mueres como se agarraban”, comenta Pangal Andrade.

Esto obligó a unirse aún más entre las comunidades, una vida más simple alejada de la vorágine de la urbe capitalina. Fue así como conectados con la naturaleza, la preocupación estaba en como poder ayudarse entre todos y a los animales que, no solo dan sustento, sino también juegan un rol central en la vida del Cajón del Maipo.

“Tremendo, ellos viven de sus animales. No cobramos nada,el único pago era una cazuelita de campo, un cordero que nos regalaron. Siempre te llama la gente: ‘don Pangal, ¿cuánto cobra por venir a salvar a mis caballitos?’. Siempre les dije que con que me tuvieran una cazuelitas estábamos, porque partíamos a las siete de la mañana y terminamos a las seis de la tarde cuando oscurecía. Era tremenda aventura”, cuenta Andrade.

En un contexto como el actual, donde el 2020 se ha convertido en una prueba para la humanidad, que vio afectadas desde sus comportamientos, pasando por sus relaciones interpersonales, hasta sus libertades personales.

“Este año ha sido tremendo para todo el mundo, hemos tenido todos que reinventarnos. Nos hemos comunicado más por las redes sociales pero las inversiones han bajado tremendamente. A todo el mundo le digo que ha sido difícil quedarse encerrado en un departamento por cuatro meses, imagine en el zoológico a los animales que han estado siempre de encierro. Nosotros tenemos esta raza ser humano que tenemos animales sacados de su hábitat natural”, dice Pangal.

Es en esta situación pandémica es que se evaluaron las prioridades existentes y muchas personas comenzaron a valorar el contacto con la naturaleza y sus beneficios para el organismo. Es por esto que eventos que vulneran la conservación del medio ambiente han destacado en la opinión pública.

“Pienso que no tenemos retorno ni vuelta atrás. Pero creo que siempre vamos a cambiar, la raíz de todo, imagina la cantidad de plata que gastan los países en armamento, qué pasaría si la ocuparan para hacer el bien, hacer energía alternativa, reconstruir todos los bosques talados, para salvar el mundo. Vamos camino a la destrucción, si empiezas a mirar todo, las plantas nucleares, a carbón, eso lo debimos parar hace rato. Están en una carrera para encontrar vida en otros planetas, en una carrera armamentista, pero no en cuidar el globo donde vivimos. Por qué no todos juntos, todos los países, en vez de tener ejércitos más fuertes y la bomba más grande, porque la guerra más grande que vamos a tener es el cambio climático. Cada año hay más de 20 millones de refugiados por los huracanes, sequías, calores. No solo aquí, en el norte con las mineras e hidroeléctricas, que llevan plata a gente que está sentada ganando plata en otros países haciendo mierda Chile. Sí, dan pega a mucha gente que puede vivir ahora, pero después qué. Para el sur, lo más terrible, lo único que nos puede salvar y devolver los ecosistemas son los bosques nativos, la única solución es devolver la mano a la naturaleza es con los bosques nativos que cada vez al sur hay menos porque las forestales los están haciendo mierda, están destruyendo el suelo, es puro pino. Nos vamos a echar este país. Soy enamorado de Chile, no hay un país igual a Chile, pero nos lo estamos farreando”, explica Pangal.

Dentro de los movimientos de inversión que están generando un impacto negativo muy grande en la conservación del medio ambiente. El proyecto energético Alto Maipo ha adquirido una notoriedad alta por los problemas que presenta dicho proyecto, tanto en materia de sustentabilidad como en medidas de la economía.

“La colusión que hay detrás de todo esto, Aguas Andinas con Alto Maipo. No sé en qué otra parte del mundo una empresa que es la encargada de dar agua potable a todo Santiago, se asocia con una empresa hidroeléctrica y le cobra por pasar el agua por el túnel y borrarla más abajo. Fueron como 10 millones de dólares lo que tuvo que pagar alto maipo para cambiar el contrato”, dice Andrade.

Uno de los implementos más significativos que tiene el proyecto Anglo American tiene que ver con tuberías por las cuales se canalizará el agua interviniendo su flujo natural. Dichos tubos buscan ser utilizados para pasar agua por ellos en busca de generación de energía por parte de este proyecto energético. 

“Son gigantes, puedes meter el río completo adentro, pasan camionetas enteras. La más terrible es que llevan el río de donde nace el agua, están drenando la cordillera, donde caían vertiente, napas subterráneas, todo. La naturaleza es muy sabia, todo el agua que va acumulando lo va soltando en los momentos que necesita, está regulando. Pero hicieron un proyecto que no es verosímil si se están quedando sin agua, estamos con una escasez hídrica tremenda”, explica Pangal.

Es por esto que la importancia del Cajón del Maipo en la conservación del agua, el medio ambiente y de la vida de las personas de la región metropolitana es sumamente alta.

“El Cajón del Maipo es el pulmón verde de Santiago, donde viene el santiaguino a desahogarse. Tenemos el río más importante de Chile porque alimenta a los 7 millones de habitantes que tiene Santiago, no sé por cuánto tiempo vamos a poder seguir sosteniendo y apoyando estos proyectos. Imagina que el Cajón del Maipo es el último pulmón verde de Santiago, si alto Maipo empieza a funcionar, el río como proviene de glaciares, el 90% es mantenido por los glaciares en verano, como están detonando las reservas de agua, han botado glaciares. Cómo estamos permitiendo que empresas extranjeras vengan a detonar nuestros glaciares, que la mineria pueda trabajar al lado de un glaciar. En Suiza tapan los glaciares con mantas gigantes para conservarlos y en Chile los destruimos, no hay nada que los proteja”, comenta Pangal Andrade.

Si bien no desconoce la importancia de las inversiones económicas, siendo la minería la principal, cree que se debe cambiar el enfoque extractivista paulatinamente, esto porque genera un importante impacto en la conservación del país. Además, esto debe ir sumado con un cambio de conciencia, en la medida en que las personas tomen conciencia podrán solicitar y exigir sus propios derechos.

“Chile es un país minero, está todo claro, pero hasta cuándo vamos a seguir explotando la cordillera, ya nos ha dado demasiado.  Es momento que nosotros le entreguemos un poco con la tecnología que el ser humano ha conseguido. Si bien cada uno puede aportar desde su casa con cosas chicas y pequeñas, intento siempre enseñar cosas”, comenta Pangal Andrade.

Este 2020 también está marcado por el triunfo de la opción apruebo en el plebiscito para una nueva constitución. Esto genera una posibilidad para cambiar materias ligadas a la conservación y cuidado del medio ambiente.

“Que todo el mundo quede claro y tenga claro, es que lo más importante en la nueva constitución debe ser ante todo la naturaleza. Si nosotros no cuidamos en donde vivimos, si no cuidamos nuestra agua, qué sacamos con poner otras aguas. Si no tenemos agua no podemos vivir, sin la naturaleza no podemos vivir. Si la seguimos contaminando, si la seguimos perjudicando, no tenemos donde vivir, vivimos de ella, tomamos agua de ella, estamos jodidos. Si no tomamos medidas como proteger los glaciares, nuestros bosques, tenemos que replantar y ser un país hermoso”, dice Andrade.

Dicho lo anterior, Pangal comenta que existe una misión para las personas en el próximo 2021. Esto en busca de mejorar nuestro comportamiento como sociedad con la naturaleza.

“El mensaje a toda la gente es conectemos más con la tierra, luchemos más por la tierra porque es lo que nos prestaron. No podemos ser invitados maleducados, y lo estamos siendo, cosa que en algún momento nos va a echar la tierra. Conectemonos más con nuestras raíces, con nuestro ADN, con la tierra, este año 2021 luchemos no el doble, sino que 80000 veces más”, concluye Pangal Andrade.

Revisa la entrevista completa con Pangal en el canal de Youtube de FullOutdoor. Comenta, comparte y participa con nosotros.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.