Fito Torrens: “Sin conocer es difícil generar conciencia”

Published On 12 diciembre, 2020 | By Fulloutdoor |

Fotografía: Instagram @fitotorrens

El joven montañista nacional Rodolfo “Fito” Torrens reflexiona sobre su visión de la montaña y cómo se encuentra la conservación de estos espacios de naturaleza

En el marco de la semana del día internacional de la montaña, conversamos con el destacado y joven montañista y escalador nacional “Fito” Torrens, quien desde Cerro Castillo comenta respecto de su visión de la montaña y cómo se debería mejorar el trato de la conservación.

Desde muy pequeño Fito tuvo una cercanía con la montaña, detrás de su casa en su natal Coyhaique había un pequeño bosque que colindaba con el río Coyhaique donde comenzó sus primeras aventuras, se empezó a familiarizar y a entender como funciona la naturaleza. Luego, de la mano de un compañero de colegio, conocería la escalada y el deporte de montaña se volvería otra parte importante de su vida. De esta forma, la naturaleza y la montaña se convirtieron en pilar fundamental de su vida: “Es como un cable a tierra, una tremenda herramienta para mantener el equilibrio y, en general, siento mucha paz”, dice Torrens.

Como guía, montañista y deportista, ha visto como la gente se ha encaminado en masa a las montañas y espacios naturales en cada instancia en que las medidas de resguardo se reducen en severidad.  Es por esto que logró ver cómo, independiente la cercanía que tenga la ciudad en cuestión con la naturaleza, las personas han retomado su interés en visitarla. 

“Mucha gente no está muy comprometida con ir a la naturaleza, pero con el encierro se ha puesto en valor, uno la libertad y dos los espacios. Estar al aire libre, relativamente solo, el contacto con la naturaleza, creo que muchos lo vieron ahora, porque como dice el dicho: uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, comenta Fito.

Es esta situación, la que si se realiza de forma segura y privilegiando no impactar el terreno, la que puede permitir una mejor conservación de los espacios naturales. De lo contrario, solo genera un mayor impacto por parte de los visitantes.

“Creo que todo bien con el turismo, pero se debe dar mucho énfasis en preparar bien los lugares antes de promocionarlos, y llamar tanto la atención de la gente. Pasa mucho en verano que la región explota, nada está preparado para recibir tanta gente. Si sumado a que el cuidado y gestión del medio ambiente no tiene tanto interés por parte de la comunidad en general en esa área, mucha gente, sumado a un mal manejo, es pésimo. Ahora, creo que se está haciendo mucho al respecto, por ahí veo que la conservación extrema está bien pero no puedes concientizar a la comunidad sin mostrar, tienes que lograr que se familiarice y haga parte de su vida la naturaleza y los parques, así generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. Siento que, ahora, los lugares están muy protegidos o muy desprotegidos. Quien no conoce la naturaleza no tiene ningún interés en cuidarla, defenderla, entonces la situación política pone una minera y no le interesa a nadie sacarla. Acá pasa mucho que hay parques nacionales, que es el máximo nivel de conservación, y uno no puede acceder a muchos lugares preciosos. Sin conocer lo que hay que cuidar es difícil crear conciencia. Respecto de las medidas que se están tomando, creo que es lento a nivel global, creo que la situación se amerita que todo nuestro enfoque vaya a la conservación ambiental, no solo en la naturaleza más salvaje sino en nuestro día a día, en nuestro manejo de residuos, en cómo nos relacionamos, creo que es transversal el tema”, reflexiona Rodolfo Torrens.

Para poder realizar un turismo sostenible y responsable con el ambiente, Fito recomienda considerar los principios de No Deje Rastro, ya que permiten que grandes grupos de personas puedan impactar lo menos posible un territorio.

“Hay unos principios, que se llaman principios no dejes rastro. Si los sigues el impacto se reduce un montón. Nosotros los utilizamos para un gran número de visitantes en una zona, ahora cuando vas a un lugar muy salvaje, solo, no hay sendero que respetar por ejemplo. Ahí hay una cierta flexibilidad. Pero, en un sector de escalada con 20 o 30 personas por día, ahí es muy importante la carga, si vemos que están manejando el lugar con reserva no colarme y de ir respetar los principios de no deje rastro”, comenta Fito.

Pero un turismo sustentable no basta, cree que debe existir un proceso de formación educacional para que las próximas generaciones ya estén preparadas para una política de reconstrucción ambiental. Mientras que, para aquellas personas que nos encontramos hoy dirigiendo la sociedad, debemos comenzar a concentrarnos en mejorar nuestros hábitos de vida.

“Creo que es clave, creo que hubo un gran esfuerzo por separar al ser humano de la naturaleza y eso está pasando la cuenta. El mismo virus es una muestra de que hemos reducido el hábitat de los animales un montón, el de la vida salvaje mucho, creo que no es ahora solo un tema de ampliar nuestro conocimiento o culturizarnos más, sino una maniobra de supervivencia que nuestras nuevas generaciones vengan preparadas con el cuidado medioambiental, con énfasis en la regeneración medioambiental. Partir de una alimentación consciente, uno de los mayores causantes de contaminación, desde ahí debe surgir este cambio educacional, que luego va creciendo a como me vinculo con la naturaleza cuando voy a visitar. Pero, en el día a día, cómo estoy comiendo, cómo estoy manejando mis recursos, cómo me estoy transportando. De forma mucho más eficiente, pero un poco menos cómodo, pero la comodidad ya llegó a un punto en donde hay que elegir si queremos planeta o más comodidad. Creo que es fantástico que lo estén incorporando pero todo debe ser más radical. Esa es mi postura de quien estoy mucho en la naturaleza y veo cómo ha cambiado los glaciares, la meteorología”, reflexiona Torrens.

Esto es de crucial importancia ya que los efectos están llegando a todos los ecosistemas, por lo que las personas como Fito que ven como estos se ven afectados, defienden e intentan explicar de la forma más gráfica posible a los visitantes de los espacios naturales que si no cambian muchas actitudes, los efectos serán fatales.

“Una vez leí una frase que dice que todos quieren ir de vacaciones a donde abunda la naturaleza pero nadie está dispuesto a hacer ningún cambio. La gente viene a Patagonia arrancando de la urbe, de la vida sintética que crean las ciudades, pero el turismo tiene un alto impacto en los lugares por más que uno intente hacer lo mejor posible. Es contraproducente la actividad que estamos realizando. Lo importante de no impactar, que hay mucha gente en el mismo sendero. Es  difícil crearles las conciencia en un viaje, generales la conciencia de donde nace el agua, que nace en las cumbres, que hay que cuidar las montañas, los valles. La misma actividad genera  un impacto en las personas y uno puede moldear el impacto contándoles sobre cómo retrocede el glaciar, pero también son sus vacaciones y no los quieres marear contándoles lo mal que está el mundo, hay que seguir un equilibrio, usar el terreno y la experiencia”, dice Fito.

La solución, cree, va de la mano de que exista un mayor vínculo con los espacios de naturaleza, que las personas se enamoren de la montaña para que así puedan protegerla, de lo contrario no existirá una de defensa férrea ante sus vulneraciones ni se aceptarán ciertos sacrificios que puedan existir para su conservación.

“Va de la mano de que la gente conozca la montaña, ame la montaña. Es difícil cuidar algo cuando muchas veces te vas a ver afectado de forma económica. Acá se querían hacer unas represas y muchas gente se iba a ver beneficiada con trabajo. Pero, el impacto iba a ser terrible, por lo que el amor por la tierra, los lugares y la cultura, se impuso sobre el interés económico. El paso uno es llevar a la gente a la montaña, explicarles, y que amen la montaña. Tenemos un montón de montaña, por ahí el tema de acceso hay que gestionarlo, que sea natural estar en la montaña y que a nivel político apoyen las causas que defienden, protegen la montaña. Cómo me lo imagino, creando cultura con no deje rastro que es muy útil, lo que reduce el impacto porque la explosión demográfica ha crecido un montón, todos los lugares se están poblando y visitando cada vez más, no puedes prohibir tienes que concientizar, sería triste tener que cerrar todo porque no se puede contaminar más y que la gente no se puede vincular con el entorno salvaje. Aún estamos a tiempo de crear esta política de montaña”, dice Torrens.

En este camino de vincular y enamorar, las campañas como el día internacional de la montaña son un movimiento interesante para acercar a las personas, pero no son suficientes si no existe un cambio sustancial en la forma en que vivimos.

“Espectacular, todo lo que vaya en la línea de generar conciencia está bien y si existe este día internacional de la montaña se abre el tema para que haya discusión. Pero, como te decía, el cuidado de la montaña parte en la casa con mi nivel de consumo, mi manejo de los desechos”, concluye Fito Torrens.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.