Enzo Ferrari: “Vayan a la montaña y vean el tremendo patio de juegos que tenemos”

Published On 14 diciembre, 2020 | By Fulloutdoor |

Fotografía: Instagram Enzo Ferrari

En el marco del día internacional de la montaña conversamos con Enzo Ferrari, el destacado trailrunner nacional ve de forma muy motivada el avance que han tenido los deportes de aventura y de montaña, especialmente en Santiago, desde cuándo comenzó en ellos.

Motivado por una aventura que vivió a los 15 años con su primo en Chillán. Armaron un grupo de amigos con la idea de llegar a la Laguna Huemul, en el camino acamparían en Las Trancas. Se perdieron, encontraron otros lugares, acamparon donde pudieron y aprendieron todo lo que pudieron. Estos casi tres días que pasaron en aquel grupo de amigos, calaron profundo en Enzo.

“La verdad que estar en la naturaleza, estar desconectado de todo pero conectado con la naturaleza, con los amigos, con mi primo con quien hasta el día de hoy compartimos la misma pasión, fue una de las cosas que más me gusto. Gracias a eso creo que nació mi gusto, mi pasión por la montaña y los lugares al aire libre”, explica Ferrari.

Aquella sensación de libertad, de conexión única que sintió aquella vez, es la que el trailrunner nacional se ha esforzado por transmitir a lo largo de los años a los diferentes grupos a los cuales ha entrenado y hecho clases.

“La sensación es única, no sé bien las palabras para describirla, pero en sí es libertad, conexión conmigo, meditación, es el único momento del día en que solo tengo que preocuparme de mí y nada más, es eso, es libertad. Es como le digo siempre a mis alumnos: es andar «sin dios ni ley», tú decides para dónde vas, qué quieres hacer, nada te impide hacer absolutamente nada más que tus límites y propias capacidades”, comenta Enzo.

Es en estas clases, en sus entrenamientos y competencias, que ha sido testigo privilegiado del potencial de la región metropolitana para la realización de deportes de montaña, en especial para los senderos del trail, por la gran variedad de montañas y la cercanía que se tiene con estas.

“Santiago en general tiene mucho potencial para los deportes de montaña, en especial para el trailrunning. Tenemos las montañas a 20 minutos, 30 minutos, de nuestras casas o de alguna estación de metro, hay micros que te dejan ahí mismo. Santiago como capital de trail es inigualable. No son montañitas, son montañas, cerros grandes de 1000, 1500, 2000 y hasta 3000 metros de altura, como el San Ramón, que están a la vuelta de la esquina. Si ya buscamos algo más, manejando una hora para Farellones ya estamos en alta montaña para practicar skyrunning y otras disciplinas como montañismo. Somos unos privilegiados los que vivimos en Santiago, el clima acompaña, tenemos temperatura estable todo el año por lo que se puede ir siempre. Somos unos suertudos en realidad”, dice Enzo Ferrari.

Es a estos espacios a los que la gente fue en masa al momento de flexibilizar las medidas sanitarias de la cuarentena provocada por la pandemia que se está viviendo y que ha marcado el 2020. Es este incremento en el interés que, cree, debe ir de la mano de campañas que permitan concientizar a la población.

“Claramente el interés de la gente por los deportes de montaña ha crecido bastante últimamente, estamos bajo un entorno, un ambiente de pandemia, donde nos prohíben, y obviamente por cordura no es bien visto, no se debe hacer, realizar actividad física en lugares cerrados. Por eso las montañas son la mejor opción para pasar un momento de actividad física o con amistades decentes, algo entretenidas, bueno y que no se corra riesgo. He visto mucha gente en la montaña, quizás no corriendo en las montañas, pero sí caminando, haciendo hiking, trekking, excursiones en las montañas. Esto, hace un año, era impensado, me acuerdo de haber entrenado solo mucho tiempo, no haberme topado con nadie por muchos años. Es bonito, es agradable, espero que la gente esté a la altura y no deje basura o se lleve todos sus desperdicios. Ya me ha tocado cruzarme con alguna mascarilla botada o desechos que uno no quiere que esté ahí. No quiero decir que es parte de, pero es un proceso que tenemos que pasar y la gente tiene que aprender. Que vayan a la montaña, levanten la cabeza y vean tremendo patio de juegos que tenemos ahí”, comenta Ferrari.

Para aquellos que aún no se atreven a conocer, la invitación está hecha, Santiago es una capital con gran conexión con sus montañas en materia de movilización, llegar a diferentes cerros es factible incluso en transporte público. Es por eso que Enzo Ferrari presenta sus tres cerros predilectos para entrenar trail running que, según dice, te pueden dejar preparado para competir en cualquier parte del mundo.

“Los cerros que más me gustan para trail en Santiago son tres: uno es el cerro Pochoco que me gusta porque tiene un gran desnivel en poco kilometraje, es bastante técnico, entonces hace de un entrenamiento algo bastante entretenido; el otro es el cerro Provincia, que su acceso por Ñilhue también lo hace bastante entretenido porque tiene dos kilómetros verticales en algo así como 10 a 12 kilómetros lo que es una pendiente fuerte, técnica, corrible completamente; y el tercer cerro es el Alto Las Vizcachas, que pertenece a la cadena de la pre cordillera pero me gusta porque es corrible, el santuario Los Cedros es precioso. Son cerros duros, secos, técnicos, pero tienen los suyos, espacios verdes, tienen una exigencia bastante elevada por lo que si logras realizar buenos entrenamientos en estos cerros te preparas para cualquier carrera”, dice Enzo.

El desafío, para el atleta, está en la conservación de estos espacios, cree que falta una institución encargada del cuidado de las montañas de Santiago, que pueda administrar de buena forma estos espacios para mejorar la experiencia de los usuarios, reducir el impacto y mejorar su conservación.

“Creo que la conservación y uso de nuestras montañas en Santiago está bastante botada, bastante en el suelo. No hay mucha conservación y está creciendo mucho el uso. La verdad es que las organizaciones que sirven para la conservación de nuestras montañas y su uso, no se preocupan como deberían hacerlo. Lo veo ahí en el momento, me encuentro basura, veo caminos que están mal señalizados, me sé los senderos pero la gente que no se los sabe y va por primera vez se pierde. No se ha adaptado baños, solo en la parte baja, no hay lugares para aprovisionarse de agua. Todo se puede incorporar, todo se puede aplicar. Tengo la suerte de conocer lugares en Europa y en casi todos los senderos y cerros siempre encuentras agua, lugares con la marcación óptima, no te pierdes. Creo que estamos muy lejos de considerar que tenemos una buena política de uso de montaña. Nuestros cerros están ahí pero no existe una institución que de verdad se dedique a cuidarnos y enseñarnos del cuidado. No sacan nada en cobrar una entrada si ese dinero no se  ve reflejado en la mantención de los cerros, más allá de si ponen o no ponen a un cuidador en la entrada, que para mi gusto está de más. En vez de tener un cuidador con un sueldo gastado ahí, inviertan eso en tener el cerro en buen estado. No se necesita tener un cuidador para que esté parado 8 horas diarias haciendo nada”, comenta Ferrari.

Es también una de las razones por las cuales el trail runner está a favor de la realización de iniciativas que permitan buscar un vínculo entre la población y los ambientes naturales, intentando dar a conocer y promover el cuidado de estos espacios.

“Estoy muy de acuerdo que exista el día internacional de la montaña y que la gente se dé cuenta de que la vida no es solo estar dentro de la ciudad, de las cuatro paredes que tiene tu hogar, del perímetro que tiene tu ciudad. Tenemos montañas, tenemos mar, tenemos cordillera, pre cordillera, un montón de lugares que levantando solo un poco la cabeza podemos acceder a ellos y darnos cuenta que la vida no es solo en cuatro paredes y que el mundo no gira entorno a nosotros, muy por el contrario estamos aquí porque el mundo quiso que estuviéramos y lamentablemente no lo estamos cuidando como debería. Si la gente se diera cuenta que nuestra vida es más allá de nuestro hogar y depende de cómo nos comportemos, las cosas que están ocurriendo se verían disminuidas en relación al cambio climático. Todo lo mal que nos comportamos como sociedad referente a la naturaleza, tiene que ver con que no tienen idea de qué está pasando en la naturaleza. No tiene idea de que nos están robando el agua, nuestros glaciares desaparecen y no saben cómo afecta nuestro desarrollo como humanos. La sociedad está tan corrompida, industrializada, que no pueden levantar la cabeza y ver un poco más allá”, concluye Enzo Ferrari.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.