Chopo Díaz: “La montaña es un tesoro”

Published On 12 diciembre, 2020 | By Fulloutdoor |

Fotografía: Instagram @chopodiaz

Cristóbal “Chopo” Díaz, destacado esquiador y montañista nacional, tiene una valoración y preocupación por la conservación de la montaña

En el marco del día internacional de la montaña, en FullOutdoor conversamos con diferentes representantes de deportes y representantes de la montaña en Chile. En esta oportunidad será el esquiador freeride chileno Chopo Díaz, quien vivió desde sus inicios en el seno de una familia de esquiadores, y con las montañas de la región metropolitana como el lienzo blanco donde comenzar a escribir su historia.

“Mis viejos eran profesores de esquí los dos así que me enseñaron desde chiquito, tuve la suerte de nacer en Santiago y a los dos días irme a vivir a Farellones. Crecí arriba, fui al colegio arriba junto con todos mis hermanos así que aprendimos chiquititos. Mi primera experiencia ya de montaña fue en Arcalís, en Andorra, a los 19 años en términos de esquí, porque en términos de montaña cuando chico subí el plomo y los clásicos de por ahí, todos los cerros que circundan Farellones. Esas fueron mis primeras experiencias, en esos cerros. Pero mi primera experiencia de esquí de montaña fue en Arcalís, ahí fue la revolución del freeride, que en Chile venía pegando de a poquito pero allá estaba fuerte”, dice Chopo.

Es así cómo pudo ser testigo de la importancia y el rol que juega la montaña en la salud de las personas, en la conservación del medio ambiente, en la vida de todos. 

“La montaña para mí es un tesoro, siento que la montaña resguarda un poquito de la vida. En el fondo el agua que nosotros tenemos en los ríos vienen de los glaciares que están ahí guardados. Entonces, es el origen del agua, después en invierno cuando cae la nieve y toda la precipitación, se junta en los ríos y se guarda en las napas, gracias a las reservas de nieve donde el agua queda estancada y no se va de una por los ríos, sino que permanece por un periodo más largo gracias a la nieve. Para mí la montaña es el origen de la vida, donde se agarran todos los minerales que van nutriendo el río para abajo y terminan en el mar”, comenta Chopo Díaz.

Chopo Díaz antes de contestar esta entrevista venía de tratar una lesión que tuvo su pareja en una caída mientras escalaban. Si bien la dejó con lesiones en muñeca y tobillo, esto pudo pasar a mayores y recordó a Chopo que la montaña entrega muchos beneficios a la salud mental, física y espiritual, pero que también maneja riesgos que son propios de estas actividades.

“Para mí también la montaña es un descubrimiento conmigo mismo, es una exploración, un viaje interno donde me pone a prueba muchas veces, me desafía, me motiva, me da energía, me da muchas satisfacciones la montaña. Pero también te da y te quita. Es una gran maestra la montaña, esto que nos pasó es simplemente una lección más de estar atento y no subestimarla. Uno con la experiencia se empieza a relajar  y cuando estás allá arriba no tienes que relajarte mucho, estar siempre atento, mantener la atención despierta y eso es meditativo igual, concentrado 100% haciendo lo que te gusta hacer”, dice el esquiador chileno.

Estos conocimientos y valores que entrega la montaña, se ven afectados directamente por el factor de la contaminación e impactos que sufren estos ambientes de montaña. Sobre todo, la importancia de la conservación de los glaciares, las grandes reservas de agua escondidas en las montañas y que dan vida a la mayoría de los ecosistemas de valles y pre cordillera.

“La conservación de la montaña en Chile es prácticamente nula, no hay conservación, hay sectores delimitados que son parques, una que otra reserva, pero no hay un plan de conservación de la montaña. De hecho, la mayoría de los glaciares no se protegen, no hay una protección de glaciares. La montaña, en el fondo, si estás bien arriba es tierra, rocas, minerales, tal vez no hay mucha vida. Pero, cuando hablamos de glaciares, hablamos de vida, el agua riega los campos, de ahí crece el pasto que alimenta a las vacas, de ahí crecen las verduras, frutas, tomamos nosotros, están los procesos productivos, la economía, de ahí viene todo. Viéndolo de esa forma es un tesoro que tenemos que proteger”, explica Chopo.

La vulneración que se vive para la conservación de la montaña, produce exponer a uno de los ecosistemas más delicados e importantes por su rol fundamental para la vida. Sobre todo, para la conservación de especies que ven en estos ambientes difíciles de alcanzar un santuario para su conservación.

“En Chile está súper abandonada la montaña, la vemos como algo productivo, por cómo le sacamos provecho a esto, saquemos minerales, saquemos agua, saquemos energía, simplemente como algo productivo. No lo estamos viendo con la importancia que tiene en el ciclo de la vida, ¿cuántas especies que están prácticamente extintas están quedando guardadas gracias a que están escondidas en la montaña en lugares inasequibles?”, dice Díaz

El agua que recorre las distintas partes del país hasta el mar, parte en la cordillera, es en la montaña donde nace el flujo vital que nutre a los distintos valles y llanuras, que se acumula en distintas formas y que llega hasta cada uno de sus habitantes. Plagada de minerales, vida y recuerdos de memorias pasadas.

“Todas las partes llanas, los cerros, los campos, la mayoría se lo comieron las forestales. La montaña todavía continúa con ese bosque nativo, difícil de acceder, no ha llegado el hombre para allá con su progreso. Entonces, todas esas especies están ahí resguardadas. Para mí eso es la montaña, es un tesoro que guarda vida, guarda memoria biológica, guarda memoria ancestral, guarda muchos minerales que son el origen primario de la vida, cuando se junta con el agua y produce la química que la vida absorbe”, comenta Chopo.

Es en ese sentido, que el Chopo cree que hay un largo camino en pro de la conservación de estos espacios, que debe comenzar por volver intocables los glaciares y no permitir que se revoquen las medidas de protección bajo la excusa de que se encontraron recursos naturales que pueden ser extraídos. 

“Lo primero es mejorar el tema de la conservación de los glaciares, la propiedad de agua es un temazo pero puede ser para otro libro. El tema de la intocabilidad de los glaciares o de la vulnerabilidad a la que están expuestos los glaciares. Todo el tema de los accesos a la montaña, cómo teniendo tanta montaña tenemos tan poco acceso, el 90% están cerrados, son privados, por las concesiones que no puedes entrar. El acceso a la montaña para poder acercar a la gente a la montaña, para que comprenda lo que pasa ahí adentro, lo que les pasa ahí adentro que es muy importante. Eso falta, una protección más robusta, que si hago un parque en una montaña no vengan las mineras, como pasó en el parque Patagonia, a mover los deslindes del parque porque encontraron oro, eso no puede pasar. Lo que está pasando ahora en La Paloma, donde hay una ley de mineral de 1.2, así que van a ir a buscarlo y eso está debajo de los glaciares de roca. He estado ahí, hay glaciares gigantes, y cuando fui a la charla que hicieron, decían que no había glaciares ahí y yo he estado ahí, hay el tremendo glaciar”, explica Díaz

Incluso el esquiador y miembro de una familia de montañistas es categórico a la hora de describir el estado actual de Chile en materia de conservación ambiental, ya que para él las vulneraciones que se cometen en contra de este son una muestra de la visión que se tiene de la naturaleza, netamente como una proveedora de recursos inagotable.

“Todas esas cosas nos demuestran que Chile es muy frágil, muy débil en materia de conservación ambiental en todo sentido. Estamos priorizando la producción y la mayoría es para exportación, ni siquiera se queda el país”, dice Chopo.

El impacto en las montañas ha tenido un deterioro convirtiendo a espacios que antes eran transitables, hoy difíciles de seguir. Es porque se están soltando cada vez más glaciares, puentes de hielo que desaparecen, y transforman entornos completos. Esto condiciona el potencial de la montaña chilena, por lo que se debe potenciar que conozcan estos espacios para promover la conservación.

“Los potenciales de la montaña en Chile son infinitos, tenemos una montaña muy amplia en todo sentido, en altura, en todo tipo de geografías, formas, ríos, tenemos un montón de glaciares, roca para escalar, nieve para esquiar, ríos para el kayac, senderos para trekking. Solo nos falta desarrollar un poco la cultura, que se hace con educación, con acercamiento, mediante reconocernos como parte de la naturaleza, el cerro y no tenerlos como el fondo de pantalla de Santiago. Siento que, hoy en día, se está desarrollando mucho los deportes en la montaña, la bicicleta es impresionante como ha crecido, la escalada también, como este año se cerraron los centros de ski por el covid, explotó exponencialmente el tema del randonée, el backcountry, las motos de nieve. Creo que, de a poco, está agarrando más fuerza la práctica de deportes outdoor o simplemente ir a recrearse a la montaña: acampar, caminar, tomar fotos o, simplemente, estar ahí”, dice Chopo.

Este viernes 11 de diciembre se vivió el día internacional de la montaña, espacio que para el esquiador freeride y montañista, es muy importante pues motiva el cuidado de estos espacios. Pero, no es suficiente, ya que todos los días deberían ser dedicados a la conservación de los espacios naturales.

“Bacán por el día internacional de la montaña, ojalá que todos los días sean de la montaña, del medio ambiente, de la vida, protección para lo que nos da vida, somos parte de un ecosistema, de una trama de vida que si falta uno se desequilibra todo. Estamos simplemente debilitándonos mediante nuestro mal actuar”, concluye Chopo Díaz.

Like this Article? Share it!

Comments are closed.