Conociendo la Cúrcuma, un superalimento de origen oriental que ayudará a tu organismo

Published On 10 Noviembre, 2020 | By Fulloutdoor |

Fotografía: Marta Branco Pexels

Desintoxicar, desinflamar y ser un potente antioxidante son solo algunos beneficios de la cúrcuma.

La cúrcuma, una especie oriental que se presenta en forma de raíz y se puede encontrar tanto fresca como en polvo. Se utiliza para aromatizar y aliñar algunas preparaciones, pero esta raíz no solo entrega un sabor diferente y un aroma similar al jengibre, del cual pertenece a la misma familia, sino que además es un superalimento gracias a sus múltiples beneficios nutricionales,  antiinflamatorias, antioxidantes, antibacterianas y digestivas.

“La cúrcuma (Cúrcuma longa L.) es una planta de la Familia Zingiberaceae originaria del sudeste asiático. Es conocida mundialmente como especia aromática, utilizada en la gastronomía asiática para dar un toque de color y sabor picante a los platos. Los compuestos fitoquímicos presentes en su rizoma anaranjado característico, los curcuminoides, le confieren a esta planta importantes propiedades medicinales”, se lee en el abstract del texto Curcuma I   publicado en 2014 por Paula Saiz de Cos y Elena Pérez- Urria Carril. 

“El principal constituyente biológicamente activo de la cúrcuma es el carotenoide curcumina, el cual posee potentes propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes que pueden contribuir al potencial de la cúrcuma para prevenir o retardar condiciones como el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, enfermedades del corazón, artritis, entre otras”, se lee en el texto Los Antioxidantes para la salud óptima

“Los principios activos más importantes de la cúrcuma son un grupo de compuestos

llamados curcuminoides (componen el 95%); compuestos fenólicos, que incluyen la curcumina I (diferuloylmethane), curcumina II (demetoxicurcumina) y curcumina III (bisdemetoxicurcumina)”, se explica en el texto Las Especias Indias de uso en la cocina española y sus beneficios para la salud de Carme Wilson. 

El efecto antioxidante de la curcuma vendría de la mano de la curcumina, este compuesto influiría en el desarrollo de las enzimas relacionadas con procesos redox, como el glutatión-sintasa (GTS) o el citocromo P450 oxidasa (CYP-450). Esto según se puede desprender del texto Curcumin and curcuminoids in quest for medicinal status. Acta Biochimica Polonica

La cúrcuma actúa como un depurativo hepático, ya que aumenta el flujo de bilis rejuveneciendo las células de este órgano en particular. De hecho, según estudios de la la Universidad Médica de Graz, Austria, ayudaría a combatir el daño producido por la cirrosis al hígado. 

A esto debemos sumar su capacidad para combatir los radicales libres, que son moléculas inestables producidas por el proceso metabólico celular que se encuentran en busca de reemplazar el electrón que perdieron. Más allá de sus funciones químicas, lo tangible es que están directamente relacionadas con el envejecimiento celular, además de enfermedades ya que pueden acumularse en células sanas y dañar otras partes del organismo. 

La capacidad antiinflamatoria que posee la curcuma se derivaría de la habilidad de inhibir la síntesis de las prostaglandinas inflamatorias, esto se deriva del texto Curcumin, an active constiuent [sic] of the ancient medicinal herb Curcuma longa. Es por esto que se comenzó a utilizar en diversos procedimientos médicos como parte del tratamiento complementario, por ejemplo se utilizó en la curación de heridas e infecciones.

“La curcumina es responsable del pigmento color naranja-amarillento de la famosa especia, cúrcuma (Cúrcuma longa L) del sureste de Asia. Tiene una larga historia de uso en la medicina ayurvédica de la India, para la cicatrización de heridas e infecciones”, se lee en el texto Los Antioxidantes para la salud óptima de Miz Nasrul Islam y Fernando García.

Los factores curativos de la curcuma no se limitan a heridas superficiales, sino también puede beneficiar a personas que se encuentren en tratamiento para superar el cáncer. 

“En células cancerígenas, la curcumina muestra una capacidad antiinflamatoria y una reducción del crecimiento celular inhibiendo la expresión de Interleukinas IL-1 ß, IL-6 y el factor de necrosis tumoral-α (TNF- α)”, dice en el texto Cúrcuma I (Curcuma longa L.) de Paula Saiz de Cos.

Un factor importante para todas aquellas personas que estén interesadas en incorporar a la curcuma en sus dietas en busca de todos sus beneficios, está en su proceso biológico que debe llevar para conseguir su activación y así sacar todos sus nutrientes. Esto tiene que ver con cómo se combina la curcuma al momento de prepararla y el efecto que tiene la pimienta negra en su asimilación. 

“Un factor que muchas veces no se tiene en cuenta al momento de consumir la cúrcuma, es la biodisponibilidad, pues al consumir sola, existe poca absorción y una rápida eliminación. No obstante, existen factores que pueden incrementar la biodisponibilidad, el más conocido y utilizado actualmente es la pimienta negra, que contiene como principal ingrediente activo la piperina, y que cuando se combina con la curcumina, se puede aumentar la biodisponibilidad hasta en un 2000%”, se explica en el blog de la Escuela de Medicina Natural 

Como siempre, en FullOutdoor te recomendamos consultar con un especialista antes de tomar decisiones drásticas respecto de cambios en tu dieta. Esto porque se ha demostrado que generan efectos contrarios en personas embarazadas, con problemas de piedras al riñón, hígado graso o que, simplemente, deseen tomar sol, ya que puede aumentar la sensibilidad de tu piel.  

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *