Avanza el proyecto de ley que buscará regular la distribución de plásticos de un solo uso.

Published On 14 Noviembre, 2020 | By Fulloutdoor |

Fotografía: plástico un uso Jasmin Sessler Unsplash

La ministra del Medio Ambiente Carolina Smith valoró este avance legislativo que permitirá combatir la contaminación causada por el incremento del uso de plásticos en pandemia.

La iniciativa de ley se encuentra en su segundo trámite constitucional, tras ser aprobada en julio por el Senado, y ser aprobada por unanimidad el pasado 4 de noviembre en la Cámara de Diputados. Uno de los objetivos del proyecto será prohibir el uso de plásticos de un solo uso a los servicios de delivery, obligándolos a utilizar envases compostables que puedan degradarse.

Desde la llegada de la pandemia a Chile y el mundo, el uso de plásticos de un solo uso se ha visto severamente incrementado. Desde implementos de salud en los hospitales, como mascarillas y guantes, hasta los plásticos de un solo uso que se dispararon en el servicio de delivery durante estos últimos meses.

“Este proyecto de ley, recientemente aprobado en general por unanimidad en la comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, combatirá el uso indiscriminado del plástico, impulsando una reducción de la enorme cantidad de envases hechos de este material, mucho más ahora en tiempos de pandemia en donde se han masificado por delivery. Estos elementos se usan por muy poco tiempo, pero luego demoran siglos en degradarse”, sostuvo la ministra del Medio Ambiente Carolina Smith.

La ley regulará la entrega de plásticos de un solo uso a todos los locales que comercialicen comida preparada, ya sean restaurantes, casinos, fuentes de soda, panaderías, entre otros. Los productos establecidos son tazas, tazones, cubiertos (tenedor, cuchara, cuchillo), palillos, pocillos, mezcladores, bombillas, platos, cajas, copas, envases de comida preparada, bandejas, sachets, individuales y tapas que no sean de botellas, en tanto no sean reutilizables.

También esta iniciativa legal establece la obligación a los supermercados de ofrecer bebidas retornables y recibir los envases.

Por su parte el gerente general de Uber Eats en Chile, Marco Nannipieri declaró que están “comprometidos, junto a nuestra comunidad de usuarios y restaurantes, a reducir el 50% de los pedidos con cubiertos de plástico en todo Latinoamérica. Hemos puesto en marcha iniciativas como “Elige Verde”, que nació en Chile, para concientizar a los usuarios de que no soliciten plásticos de un solo uso en sus pedidos, y a los restaurantes para que no los envíen si no es necesario. Hoy, los 3 mil restaurantes asociados a Uber Eats en Chile realizan sus entregas sin cubiertos de plásticos ni bombillas”.

Plástico en Chile y el mundo.

El problema de la contaminación del plástico está en la palestra, según informes de diversas ONG este año fue un gran retroceso para los avances en la reducción del número de plásticos del mundo.

Según el WWF “si solo el 1% de las mascarillas se desechara de forma incorrecta y se dispersara por la naturaleza, esto provocaría que hasta 10 millones de mascarillas cada mes contaminarían el medio ambiente. Teniendo en cuenta que el peso de cada mascarilla es de aproximadamente 4 gramos, esto daría como resultado la dispersión de más de 40.000 kilos de plástico en la naturaleza”, explican en su página.

A esto se le suma que según estimaciones de Greenpeace la producción mundial anual de plástico se acerca a los 500 millones de toneladas.

Por su parte la ministra Carolina Smith expresó que “la contaminación por plásticos es uno de los principales problemas ambientales que enfrentamos en el mundo hoy. Estimamos en 8 millones las toneladas de plástico que acaban en el océano cada año y ya existen cinco islas de plástico en los distintos océanos del planeta. Esto, sumado a la gran cantidad de microplásticos que están llegando a nuestras costas, siendo consumidos por los peces y, a través de ellos, por nosotros, nos habla de la urgencia de avanzar en esta materia”.

Una de las soluciones mencionadas es la utilización de plástico biodegradable. Algunos expertos creen que no es la respuesta definitiva pues los factores de degradación no son siempre estables.

“Las tasas de degradación dependen de muchos factores diferentes. Depende del tipo de polímero utilizado, pero será diferente en aguas profundas – donde hace frío y está oscuro – que en una playa” (…) “Un estudio reciente sobre el plástico biodegradable expuesto a diferentes ambientes nos mostró que algunos artículos desaparecían rápidamente, mientras que todavía se podía encontrar algunas de estas bolsas después de cuatro años en el mar”, dijo Richard Thompson, profesor de biología marina de la Universidad de Plymouth a EuroNews.

Chile cumplió el pasado 3 de agosto dos años desde que se publicó en el Diario Oficial la ley que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el comercio. Según el Diario Concepción, en América Latina Chile es uno de los países con mayor uso per cápita de plástico, alcanzando un promedio 50 kg al año por persona y más de un 90% va a parar en vertederos, rellenos sanitarios y otros destinos.

Es por ello que la nueva ley, de ser finalmente aprobada y publicada, contribuirá positivamente en la protección de los ecosistemas para que el uso indiscriminado de plástico no tenga consecuencias más graves de las que ya está causando debido a la pandemia.

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *