¿Se sirve?, consejos para elegir tu cerveza

Published On 23 Octubre, 2020 | By Fulloutdoor |

Fotografía: Hana Mara en Pexels

Un relajo para terminar la semana de entrenamiento, trabajo o estudios superiores es necesario, en FullOutdoor te presentamos algunos consejos para tener en cuenta al momento de servirte una cerveza

Si bien la condición de pandemia actual imposibilita las reuniones, ya que elegimos cuidarnos para ganarle a la situación sanitaria mundial, esto no es razón para que podamos disfrutar de una relajante cerveza. Es por esto que, para los fanáticos del brebaje a base de cebada, considerar nuevas opciones para relajarse con una helada después de un día de trabajo o deporte es sumamente seductor.

Es por esto, que en FullOutdoor te presentamos algunas opciones para escoger tu cerveza al momento de querer probar esta bebida alcohólica. Además, agregamos algunas recomendaciones de cómo servirte esta cerveza para que puedas vivir una experiencia de relajo fantástica pues, como dijo Benjamín Franklin: “La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices”.

Para el portal especializado en cerveza: “The Beer Times”, existen dos familias principales de cervezas: la Lager y la Ale. Mientras que la ale pasa por un tipo de fermentación alto, la lager por uno bajo, la diferencia radicaría en los rangos de temperatura, 15-23°C  y 7 -12°C respectivamente.

“Donde apunta el verdadero cervecero es que la diferenciación de un estilo y otro se genera por los ingredientes utilizados en la realización de la cerveza. Los tipos de lúpulo, levadura, agua. Con aguas blandas, que poseen menos minerales, se elaboran cervezas de tipo lager, con aguas más duras, que presentan mayor tipo de minerales, se realizan las cervezas de tipo ale. Las levaduras van a terminar por definir que estamos preparando, las levaduras  de baja fermentación son las que terminan por crear cervezas tipo lager, mientras que para las de tipo ale se utilizan levaduras que funcionan en temperaturas más elevadas ”, comenta Sergio Muñoz, cervecero de La Copucha.

Te presentamos algunas opciones para momento de buscar una refrescante cerveza, si bien existen muchas otras opciones, lo importante es que te atrevas, combines, busques y pruebes, siempre de forma responsable.

Sumer Ale

Esta cerveza de origen británico, muy ligera, es especial para días veraniegos con mucho calor como los que se están manifestando en el centro de Chile. Llegar a casa para servirte una Sumer Ale helada, su temperatura ideal es de 5°C y debe contar con dos dedos de espuma. Especial para acompañar con frutos secos, mariscos al natural o al pilpil, como camarones, ostiones y calamares. Una buena preparación para acompañar una tarde de relajo para este viernes sería una cerveza Sumer Ale acompañadas por brochetas caprese, compuesta por tomate, queso de cabra y pesto.

“Ale es el tipo de fermentación, alta, y Sumer es que está especialmente pensada para el verano. La inventaron en Inglaterra, en 1995, un verano que hizo mucho calor. Son ligeras y su color es amarillo intenso. Posee una buena corona de espuma, compacta. En la nariz la nota de la malta. El lúpulo, lo que le da el amargor, leve, sutil, está de fondo, a penas es importante, pero mantiene porque es el alma de la cerveza. Es importante observar el carbónico, está vivaz, muy intenso. El cuerpo muy ligero, creo que tiene cuatro grados. Al final, un amargor muy ligero y un retro gusto que recuerda a la malta, al tostado. Perfecta para pasar la sed”, explicó el sommelier Pascual Ibáñez en su Instagram.

American Pale Ale

Esta cerveza de origen norteamircano y sabor amargo, es un gusto que no todos los paladares gustarán. De un sabor más fuerte que la Sumer Ale, puede acompañar perfectamente bien con preparaciones a base de productos del mar: un ceviche, una merluza a la plancha, un congrio frito o, en caso de que quieras darte un gusto y salir de la dieta, una buena hamburguesa podría calzar perfectamente bien con la American Pale Ale. Al igual que la anterior, es recomendable ser servida a 5°C y con dos dedos de espuma para disfrutarla de la mejor manera.

“Es la interpretación de Norteamérica de la pale ale inglesa. Cervezas secas, a veces con un grado de amargor mayor y, en este caso, al llevar lúpulos americanos son más cítricos y más perfumados. Con un color caramelo, en la nariz tiene notas cítricas exóticas con un tono de malta caramelizado. En boca un amargor alto, 45 unidades, derechamente amarga y seca. Con un final amplio. Una cerveza que no es para tomarse un pitcher de una vez, sino para servirla a pequeña escala y con una comida contundente”

Stout

La stout es una cerveza que se da mucho en Chile y que presenta distintas versiones de este tipo de preparación para los diferentes gustos. Con un reconocible color oscuro, puede venir en formatos como la milk, imperial, irish, Oatmeal, entre otros. Por su sabor amargo no se recomienda beberla rápidamente, sino que disfrutarla sorbo a sorbo, los amantes del buen café disfrutarán de esta preparación cuyo sabor tostado tiene muchas similitudes. Si deseas acompañar esta cerveza con alguna preparación, se recomienda que esta sea de sabores fuertes, como carnes rojas, entrañas, costillar o quesos curados como el parmesano o el grana padano. Cabe destacar que, a diferencia de las anteriores, esta no necesita estar tan helada, una temperatura de 10 a 12°C es ideal para beberla con, claro, sus dos dedos de espuma correspondientes.

“Tiene 300 años de historia y hay muchos estilos de stout: la irish, la creamstout, Oatmeal. La Foreing es la cerveza que se hace en inglaterra para exportar a los mercados que requieren una cerveza más potente, ocho grados. El color es propio de las maltas más tostadas como el café. Muy oscuro, de espuma impecable, la nariz recuerda a café, a maltas, a tostados. No hay que tomarla tan fría, con 12 o 14 grados está perfecta.Si les gusta el café aquí tienen su cerveza, con un justo tono caramelizado, sabor azúcar morena, con un leve toque de miel que compensa el amargor del tostado de la malta. Es una cerveza contundente, de invierno y para el asado”, comenta Ibañez en sus redes sociales.

Lager oscura

Conocida en Alemania como cerveza dunkel o dunkle, cuando esta se encuentra en estilo Munich, encontramos una cerveza que no supera los 5,5°. Es especial para acompañar un postre a base de chocolate o, si prefieres una opción salada, con carnes rojas.

“Su color, que nada tiene que ver con su sabor, ya que mantiene todo el carácter refrescante de las lager tradicionales, deriva de las maltas tostadas. Se pueden apreciar dependiendo de la versión, desde tonos rojizos y amarronados, hasta los negros más opacos como el carbón”, escriben en Cervecistas, blog especializado en consumo de este líquido fermentado de la cerveza.

Pilsner

Un clásico para muchos, esta cerveza de origen checo es muy consumida por ser ligera, refrescante, una graduación de 3 a 5%, con sabor a malta de cebada y cierto amargor. Con un tono que varía desde un tono dorado hasta un naranja oscuro y una corona de espuma blanca cremosa. Se caracteriza por un aroma con una rica sensación de malta. La sensación en boca con un cuerpo medio y una carbonización media, muy adaptable para paladares que no busquen sabores complejos, se caracteriza por sus tonos a malta acompañados por lo especiado de los lúpulos, un amargor notable y un acabado limpio.

Para disfrutar de forma correcta de todos los aromas y sabores de una buena cerveza, el sommelier entrega algunos criterios interesantes al momento de elegir el recipiente desde el cual vas a beber esta cerveza.

“Una buena cerveza siempre tomenla en copa, porque el tono aromático, al ser panzuda y de boca más cerrada, el aroma se retiene mejor. Prefiera una copa si la cerveza es elegante, lo mismo que tomar un buen vino en un vaso”, dice Pascual.         

Artesanal y local

Más allá de los gustos personales, es interesante probar nuevas opciones saliendo de los comercios comunes. Buscar cervezas artesanales no solo te permite ingresar al consumo de un producto cuyos componentes y preparación puedes conocer, sino también apoyar a las economías y productores locales.

“Cuando quieran probar la experiencia de una cerveza artesanal real, mi consejo es que sean muy meticulosos donde comprarla. Hay botillerías que están especializadas en cerveza artesanal tanto nacional como internacional”, comenta Sergio Muñoz de la cervecería artesanal La Copucha.

Agrega que estos productos generalmente no los van a encontrar en supermercados o grandes líneas comerciales, es un trato más directo con el productor original de dicha cerveza.

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *