Día Nacional del Medio ambiente: Desafíos de Chile.

Published On 3 Octubre, 2020 | By Fulloutdoor |

Considerando el pasado día nacional del medio ambiente, recordamos algunos desafíos que se le plantean a futuro

En el marco del día nacional del medio ambiente, que se celebra el 2 de octubre, la ministra de la cartera viajó a la región de  O’Higgins para conmemorar este día en el Santuario de la Naturaleza Topocalma Piedra del Viento destacando la importancia de la conservación de esta zona y la importancia de la participación de la gente de la zona. Además, durante la jornada, desde el ministerio se anunciaron varias medidas como la inclusión de puntos de reciclaje de vidrio en la región de Aysén. 

Esto en un marco bastante crítico a la gestión respecto de la conservación del medio ambiente en Chile, considerando la no firma del acuerdo de Escazú, la polémica respecto de la ZOIT en Cochamó y con la industria salmonera que vuelve a la palestra a pocas semanas de un plebiscito nacional que será clave para tener nuevas posibilidades de tener un Chile más sustentable. 

Es debido a problemáticas locales, como a las cifras de contaminación que han crecido durante la pandemia, es que varias organizaciones no gubernamentales han realizado campañas que incentivan el cuidado del medio ambiente. Como FullOutdoor estamos preocupados por el cuidado del medio ambiente, semanalmente conversamos con distintos actores y expertos en la materia, quienes han destacado algunas aristas que presentan amenazas a la conservación de Chile.

El boom del plástico en pandemia:

El plástico fue creado por la compañía petrolera Mobil el año 1976, desde ahí que su uso ha sido masivo, estando presente en casi todas las aristas de nuestras vidas. El problema es que muchas veces su uso es efímero, algunos de estos de un solo uso, pero su permanencia en el medioambiente puede ser de hasta cientos de años dependiendo del tipo de plástico.

Durante este año se vivió un retroceso en cuanto a las regulaciones medioambientales del plástico, pues frente al COVID-19 se instauró la necesidad de industrias, como el delivery, que debían producir gran cantidad de plásticos o empaques para enviar comida. A esto se le suma la gran cantidad de mascarillas, guantes y botellas de gel que tras su corta vida útil pasan a ser parte del mundo de la basura plástica.

Desde organizaciones como Greenpeace y Oceana han expresado la voluntad de eliminar la producción de todos los plásticos de un solo uso, y no solo enfocar los esfuerzos en el reciclaje pues es responsabilidad de las empresas no limitar las opciones de sustentabilidad de la ciudadanía frente a la lucha contra este material y sus efectos en el medio ambiente.

Actualmente existe un proyecto en el congreso sobre la prohibición de plásticos de un solo uso impulsado por la ONG Oceana, según cifras de la misma organización anualmente 8 millones de toneladas de plástico llegan a los océanos, esta cantidad se demorará 100 años en degradarse por lo que afectará el medio ambiente por mucho tiempo más.

“Hay estudios que dicen que para el año 2050 va a haber más plástico que peces en los océanos”, enfatizó Liesbeth van der Meer, directora ejecutiva de Oceana Chile, en entrevista con FullOutdoor. Puedes revisar la conversación completa aquí.

Este proyecto ya fue despachado por el Senado, pero al haber proyectos de ley de mayor urgencia, como la restricción del uso de leña o prohibición de centrales eléctricas de carbón en Chile, el proyecto sobre los productos de un solo uso de plástico aún está en tramitación

El derecho al agua:

Desde inicios de la pandemia se estableció como medida mínima de prevención el lavarse las manos. ¿Cómo se explica que el año 2020 un gran número de chilenos y chilenas no puedan acceder libremente a un recurso natural tan relevante para la vida como el agua? Situaciones como las sequías de El Melón, Petorca o Tiltil son solo algunos ejemplos de una crisis hídrica que se vive en el país, donde los derechos del agua para las empresas están garantizados mas no para los ciudadanos.

En lugares críticos, como Petorca, se ha establecido un consumo de 50 litros diarios por persona, muy por bajo del consumo mínimo de 100 litros por personas establecido por la Superintendencia Servicios Sanitarios. Mientras que, en otras comunas del país como Lo Barnechea, alcanzan incluso los 600 litros por persona.

La Federación Nacional de Agua Potable Rural (FENAPRU), es una organización que busca asegurar y resguardar el derecho a las aguas para la población rural. Esta evitando el proceso de concesiones y optando por nuevas legislaciones en materia del código de aguas y distribución de estas desde organizaciones locales, para que la distribución de aguas sea más efectiva.

“Con la reforma del código de aguas de 1981 se favoreció la privatización y el mercado del agua. (…) Ahí se abre la puerta para privatizar, el Estado de Chile entrega estos recursos que debían ser públicos y se saca una carga de su espalda, se lo entrega a privados, pero estos funcionan con lucro. Hay tantos modelos que aplicó Chile, que varios países no han aplicado. No sé si el Estado vio en su momento una oportunidad al hacer esto, pero nosotros somos proclives a la gestión comunitaria del agua, que sean las propias comunidades quienes administren esto o por último que sea el Estado”, señaló Gloria Alvarado en entrevista con FullOudoor, revisa la conversación completa aquí.

Por otro lado, en el caso de Greenpeace, están impulsando la campaña “Suelta el Agua”, que busca una mejor legislación respecto del derecho al agua, el cual no está garantizado constitucionalmente para las personas, como si lo está para las empresas.

“El problema central es que con la Constitución actual cuando llueve el agua tiene dueño. Apenas toca el suelo el agua tiene dueño. Las nubes quedan debiendo agua, porque hay más derechos de agua entregados que agua real en Chile (….) tienen que haber reuniones de propietarios para reasignarse el agua y llegar a acuerdos especulativos respecto de cómo va a llover”, explica Matías Asún, director de Greenpeace Chile en una entrevista con FullOutdoor, que puedes revisar completa aquí.

Una industria millonaria:

La salmonicultura es una de las industrias con mayor impacto económico del país. Actualmente es la segunda mayor exportadora detrás de la industria del cobre. Es por esta razón que no sorprende que tras desastres medioambientales como los que han ocurrido en la Región de los Lagos no sean prioridad de parte del ejecutivo. Según el Desconcierto desde el 2018 se han escapado salmones en 20 ocasiones, principalmente en Aysen y Los Lagos sumando más de 400.000 peces.

Estos números solo demuestran la necesidad de avanzar en una legislación que regule esta industria y avanzar hacia una “Salmonicultura sustentable”. Desde Oceana Liesbeth van der Meer plantea que “Hay que hacer una mirada profunda en el ambiente y cuál es el efecto que han tenido 40 años de salmonicultura en Chile”, ONG que ha criticado y cuestionado desarrollo desmedido de esta industria y exige mayor trasparencia de parte de esta.

Estos son solo algunos de los desafíos pendientes en Chile, algunos mas visibles que otros pero que sin duda son problemáticas que se deben resolver pronto, el agua es un recurso cada día más escaso y el planeta no soportará mucho tiempo mas el tremendo daño que le estamos haciendo.

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *