Salmonicultura en Chile

Published On 27 Septiembre, 2020 | By Fulloutdoor |

La ONG Oceana busca frenar el avance desmedido de una de las industrias con mayor proyección económica del país y disminuir los efectos que esta trae a los ecosistemas marinos.

Según cifras de Oceana, el año 2016 se utilizaron mas de 382 mil toneladas de antibióticos para producir 728 mil toneladas de salmón. La poca transparencia sobre este tema en la industria genera mucha incertidumbre sobre las consecuencias que puede traer para el consumo humano.


El salmón es el segundo producto más exportado del país después del cobre. La industria de la acuicultura es millonaria pero polémica, pues las consecuencias medioambientales que produce la introducción de esta especie están siendo eclipsadas por las ganancias económicas de la misma.


Oceana solicitó en agosto a Sernapesca la entrega de toda la información relacionada al uso de antibióticos en la producción de salmones. La petición fue aceptada basándose en que la información exigida es de interés público, sin embargo, cinco empresas (Invermar, AquaChile, Acuimag, Aguas Claras y Exportadora Los Fiordos) buscan dejar sin efecto esta resolución.


Liesbeth van der Meer, directora ejecutiva de Oceana, expresó en su momento que se trata de un doble estándar de parte de las empresas, quienes buscan impedir la entrega de la información y después hablan de sustentabilidad.


“Hoy día no hay evaluaciones medioambientales profundas en estos lugares (salmoneras de Chile), nadie está estudiando eso porque los fondos que tienen la ciencia en Chile son más que nada para mejorar la productividad del salmón pero no se ha enfocado en el medioambiente”, comentó la directora ejecutiva de Oceana en una entrevista junto a FullOutdoor.


Explicó también que los antibióticos son introducidos en forma de pellet, no inyectados, por lo que cae al medio natural siendo así más profundo el impacto para los demás pescados. “Hay que hacer una mirada profunda en el ambiente y cual es el efecto que han tenido 40 años de salmonicultura en Chile”, enfatizó Liesbeth van der Meer.


A esto se le suma que el salmón es una especie carnívora, por lo que genera efectos adversos en el ecosistema como la depredación de fauna marina además de transmitir parásitos a otras especies. Además los constantes escapes de salmones en la industria solo aumentan desconfianza hacia estos centros de cultivo.


Frente al escenario Oceana busca frenar el avance desmedido de una industria que sin duda es enormemente lucrativa, es por este mismo motivo que existen fuertes conflictos de intereses detrás de cada una de las empresas salmoneras que respaldados por el progreso pueden hacer daños irreparables en el ecosistema nacional.

Puedes revisar la entrevista completa con Liesbeth Van der Mer, directora de Oceana Chile, en nuestro canal de Youtube. Repasa todas las iniciativas y visiones que la organización tiene en voz de su directora.

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *