Macarena Soler, educando y defendiendo el medio ambiente en Chile

Published On 30 Septiembre, 2020 | By Fulloutdoor |

Conversamos con Macarena Soler sobre la ONG Geute Conservación Sur y la polémica que se vive sobre la ZOIT de Cochamó

Este miércoles 30 de septiembre, cerramos este mes con broche de oro, ya que visitó, de forma virtual, el programa FullOutdoor la abogada y fundadora de la ONG Geute Conservación Sur, Macarena Soler. Quien tuvo un rol protagónico en el debate de Patagonia sin Represas, participó en la fundación de variados Parques Nacionales y ahora dirige una fundación que busca apoyar y al desarrollo del cuidado del medio ambiente.

“Pareciera que hay muchas peleas aquí, hay una sensación de que uno fuera un canguro con guantes de box, pero en verdad no es así, hacemos otras cosas, nos encargamos de ayudar, fomentar, proteger lugares de valor ambiental y de alguna manera estimular que haya un desarrollo amoroso y amigable con la naturaleza. Nuestra labor es mucho más dulce que los combos”, comenta Macarena.

En ese camino, de poder apoyar a la conservación de la naturaleza, de fomentar el cuidado y proteger el medio ambiente, alejada de la visión más conflictiva, es que Macarena decidió dirigirse a la creación de la ONG Geute Conservación Sur.

“Hace algunos años, finales de 2014 y 2015, dejé la dirección del área legal de Tompkins Conservation, aún cuando siempre voy a ser abogada y familia de los Tompkins, siempre he trabajado con ellos y lo seguiré haciendo si me lo permiten. Pero quería hacer una fundación que tuviera un rol más asociado a lugares de valor ambiental estén o no protegidos, pensamos en ayudar y dar soluciones innovadoras a lugares de protección ambiental y creamos una consultora con fines de lucro, que ve cosas comunes como cualquier abogado, pero siempre eligiendo clientes que tengan una conducta de sostenibilidad. Por otro lado creamos una ONG, que es muy modesta, que es Geute Conservación Sur, que trabaja desde una mirada del territorio, trabajando ojalá siempre con proyectos piloto y de innovación hasta escalarlos a políticas públicas. Ahí nos hemos metido algo en la política pública y en algunas batallas”, recuerda la abogada.

Es dentro de esta que Geute plantea algunas líneas de acción que presenta la misma directora para entender de mejor manera la forma en la cual esta ONG se encuentra trabajando. Primero está la Filantropía Ambiental, que definen como la base para multiplicar las actividades de protección y conservación. 

“Filantropía ambiental es nuestra bandera más importante, sin duda Chile necesita avanzar en  propuestas de colaboración público privada y en la colaboración de la sociedad civil. El deterioro ambiental es de tal magnitud que tiene que haber puertas abiertas para que todos participemos con libertad y desde una mirada filantrópica”, explica Soler.

Una segunda línea de acción es que rotulan como Conservación de Océanos y Borde Costero, que, según cuenta la página web de la ONG, busca  la creación de políticas públicas para la protección de áreas marítimas y bordes costeros.

“En este tema hemos trabajado principalmente en dos asuntos. El enfoque ecosistémico en materia pesquera que es una cuestión que nos interesa muchísimo. Es mirar la extracción pesquera no por especie sino por ecosistema de manera integrada.  Hemos trabajado también el tema de la salmonicultura, que es una monoproducción que ha causado mucho daño en el sur de Chile. Tenemos que hacernos cargo de proteger nuestros fiordos porque son un recurso valioso”, dice la abogada.

Respecto de la línea de acción de la Conservación de ríos y Aguas continentales, que las considera como un soporte fundamental para muchos ecosistemas, la fundadora explica:

“En conservación de agua tenemos un proyecto de ley que estamos prácticamente con el texto listo, que es un proyecto de ríos salvajes como le llamamos, es un proyecto que crea unas especies de santuarios de ríos, busca dar una unidad ecosistémica a los ríos más que una mirada desde el punto de vista de los caudales”, dice Macarena.

Desde Geute consideran como sumamente importante la relación público y privada para la conservación y que el desarrollo de las zonas sea de forma amigable con el medio ambiente, es por esto que una de sus líneas de acción tiene que ver con las áreas protegidas público y privada.

“En Áreas protegidas públicos y privadas hemos trabajado   entorno a la ley de biodiversidad y hemos apoyado varios proyectos que están generando áreas protegidas: Tompkins Conservation, Punta de Lobos, El hueihue, el Puelo, en Cochamó en una mirada  de proyección y áreas protegidas”, explica Soler en FullOutdoor.   

Finalmente, la última de sus líneas de acción, tiene que ver con la conservación de la biodiversidad. Preocupados por la extinción y reducción de muchas especies, plantean el mejoramiento de la legislación y la protección de las áreas de alto valor ambiental.

“En cuanto a la Biodiversidad hemos sido opositores de la creación de bancos de compensación ecológica  porque no creemos que la naturaleza sea un commodity. Eso no significa que creemos que debemos generar un proceso de restauración e incentivos, ojalá económicos, a la restauración ecológica”, comenta la abogada.

En un contexto donde la conservación y el medio ambiente ha estado en entredicho, la ONG busca que se pueda proteger y potenciar estos espacios de una forma responsable y amigable con el ambiente. Para poder disfrutar de las maravillas que tiene para ofrecer por muchos años y no depredar estos generando el deterioro de los mismos.

“Que impresionante es que vemos al ministro Briones diciendo que no podemos sacar el dinero del 10% de nuestra AFP porque estamos comprometiendo la vejez de los chilenos. Una persona de 30 o 40 años va a vivir hasta los  entre 80 y 90. Por lo tanto le quedan 50 años, o sea compromete su futuro a los 80 o 90 años. Cuando comprometemos la naturaleza estamos comprometiendo nuestro tesoro, nuestro futuro a mucho más de 50 años, estamos comprometiendo nuestro futuro y el de nuestros hijos. Incluso, estamos comprometiendo nuestra sobrevivencia como especie. Entonces, una de las cosas que está pasando es que estamos en un momento de transición cultural, de cambio de nuestros valores. Estos momentos son muy conflictuados, nos queremos aferrar a los paradigmas que existen, que nos han funcionado. Por qué te cuento esto, porque en los últimos años hemos tenido petróleo, industrialización, disponibilidad de alimentos, como nunca en la historia de la humanidad. Hemos llegado a un confort como especie que nunca habíamos tenido antes. Entonces, es muy difícil darnos cuenta, por contrapartida, que ese confort está en peligro y que tenemos que buscar formas de solución para mantener calidad de vida”, explica Macarena Soler.

¿Qué pasa en Cochamó?

Cochamó, una comuna de la región de Los Lagos, famosa por sus grandes paredes de granito que brindan a los fanáticos de la escalada un paraíso comparado con el Parque Nacional de Yosemite en Estados Unidos. Este lugar, que también es conocido por sus toboganes de agua naturales, tiene su conservación en entredicho, luego de que la declaración como Zona de Interés Turístico (ZOIT) fuera puesta en duda.  Macarena Soler, realiza una narración cronológica de todo el proceso que ha vivido la comunidad y que nos entrega la situación actual.

“Vamos a actualizar las ZOIT, no vamos a eliminar sino actualizar. Cuando se dictó la ley se le cargó mucho la mata a las comunidades, el proceso de actualización tenían que presentarlo las comunidades. Para eso tenían que levantar millones de información, dónde estaban los hoteles, los lodges, las camas, los tipos de camas, los servicios turísticos, todo teníamos que tenerlo catastrado para llevarlo a la autoridad.  Esto significó un tremendo esfuerzo, por ejemplo en el Lago General Carrera que es enorme. La gente en Puelo hizo su esfuerzo, presentó sus actualizaciones porque le significaba avanzar en esta promoción, en esta colaboración público privada para mantener el turismo y proteger sus lugares”, cuenta Macarena a FullOutdoor.

Luego de la presentación por parte de la comunidad de todos los documentos necesarios para la renovación de la ZOIT, el camino de poder continuar como zona bajo resguardo por su interés turístico comenzó a tener algunos impedimentos por intereses privados.

“En el 2015, la autoridad de turismo, declaró admisible la solicitud de actualización de Cochamó, íbamos muy bien. Pero se produjo un proceso paralelo, que era que la central Mediterraneo había empezado un camino que iba hasta su bocatoma. Nosotros reclamamos que el camino no había ingresado al proceso de evaluación ambiental con la central y que se habían fragmentado. Pese a que presentamos la fragmentación inicialmente como argumento, luego dijimos que esto es una ZOIT, que no puede llegar y hacer un camino sin ingresar a la evaluación ambiental. En ese momento la autoridad no acogió el primer argumento pero sí la ZOIT. Eso significó que Mediterranoeo, a un kilómetro de la bocatoma se paralizó el camino, lo que dio el tiempo para discutir la central y que no se hiciera”, dice Macarena.

La central Mediterraneo cuenta con la participación de una persona que años después jugaría un rol fundamental en el conflicto respecto de la validación de la ZOIT. Hablamos de Roberto Hagemann, empresario que, según cuenta Macarena, pondría impedimentos para el desarrollo de esta zona de protección.

“Uno de los socios de la central era Hagemann, quien dice tener títulos por casi 160.000 hectáreas en la comuna de Cochamó, lo que significa un tercio de la comuna, y uno de sus grandes apoyo es el alcalde Soto, pese a que este se había declarado a favor de la ZOIT. Cuando en el año 2015, cuando luego de declararse admisible sucede esto, el alcalde cambia de opinión. Por otro lado, el dueño de este predio, un tercio de la comuna, no quiere que su predio esté dentro del polígono porque no quiere someterse al sistema de evaluación de impacto ambiental cuando muchos de los atractivos turísticos de la zona están dentro de su propiedad. Se ve un choque de dos  paradigmas, uno considera que la protección del lugar es un impedimento para el desarrollo, el otro considera que es una protección del desarrollo presente y futuro. La comunidad queda al medio, de jamón de sándwich”, explica la abogada.

Esta historia continuaría en 2018 y tomaría nueva relevancia este año, que tiene a Cochamó en el ojo de las opiniones respecto de la conservación, debido a las nuevas determinaciones que se tomaron respecto de su ZOIT. Esto luego de las presiones antes descritas por Macarena Soler en la entrevista con FullOutdoor.

“En el 2018 el alcalde le pide a la autoridad de turismo que anulara el procedimiento y le dice que nunca hubo plan de ordenamiento y que como nunca hubo no se cumplen los requisitos. Pero eso no estaba en la ley, no era un argumento para anular la ZOIT, contemplaba tres argumentos: no cumple los requisitos, presentación de nulidad a los dos años de su presentación. Mientras la ZOIT seguía su tramitación, hubo una licitación que se la ganó una compañía que se llama ingeop, la comunidad seguía trabajando. De repente, 2020, pandemia, la autoridad dice que anulamos todo lo hecho desde el 2007, y empezamos con una participación ciudadana que dura hasta el 15 de octubre. El principal efecto de esto es que de aquí en adelante es que lo que se haga en la comuna no ingresa al sistema de evaluación de impacto ambiental. La comuna quedó en estado de desprotección”, concluye Macarena.

La comunidad deberá seguir luchando para la protección de esta zona, los fanáticos de la escalada y amantes de la naturaleza deberán estar atentos ante nuevos proyectos que puedan afectar negativamente la conservación de la zona.

“No le podemos imponer a la gente el desarrollo desde las elites, no podemos decirle a la gente cómo quiere vivir, tenemos que ponernos de acuerdo, no se le puede pasar una retroexcavadora a la gente”, comentó Macarena Soler.

Para más información puedes revisar la entrevista completa con la abogada y directora de la ONG Geute Conservación Sur en nuestro canal de Youtube.

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *