La conservación en una decisión política, medio ambiente primero

Published On 25 Septiembre, 2020 | By Fulloutdoor |

Conservación, medio ambiente y energía. Conversamos con Matías Asún, director de Greenpeace Chile, conocimos su visión y proyectos de la organización

El miércoles 9 de septiembre, en un programa dedicado a la conservación del medioambiente en FullOutdoor, tuvimos la ilustre visita del director nacional de Greenpeace en Chile, Matías Asún. Quien hizo una pausa en su agenda repleta de conversatorios y charlas para participar del programa y conversar respecto de la actualidad de la organización.

“Ha sido un año intenso, vivo en Plaza de la Dignidad así que ha estado movido. El año pasado estábamos haciendo la gestión porque Chile iba a ser sede de la Cumbre de Cambio Climático, por lo que los temas ambientales, más por compromisos internacionales del país que por convicción de nuestro mundo político, ya que no se estaban tomando la agenda. Han sido años bien intensos, recordemos que el 2018 a esta misma fecha teníamos la tole tole por el tema de la contaminación en Quinteros y Puchuncaví, la buena noticia es que tuve mucho trabajo, la mala es que es porque el mundo se está yendo al carajo”, comenta Matías de cómo han vivido el proceso de pandemia en Greenpeace.

Pero, como presentó un efecto negativo inicialmente al momento de deber cancelar la cumbre internacional por los movimientos sociales que despertaron en Chile durante octubre. Ahora la posibilidad de una nueva constitución, para Matías, manifiesta la opción de asegurar y resguardar el medio ambiente  de los distintos parajes de Chile.

“De alguna u otra manera el despertar fue un rebote de que venimos perdiendo terreno y de alguna otra manera la posibilidad de tener una nueva constitución nos da la oportunidad de corregir cuestiones que constantemente son un lío a la hora de hacer campaña por el medio ambiente y corregirlo de forma democrática está muy en los valores de una organización como Greenpeace”, comenta Asún.

De la misma forma que los movimientos sociales pasaron de una complicación a una posibilidad, la pandemia que hoy nos tiene guardando distancia sociales y en cuarentena, inicialmente frenó muchos proyectos y complica la visita a los espacios que pueden estar bajo amenaza, pero permite llegar a personas de formas diferentes.

“Como organización uno quiere hacer más por la defensa del medio ambiente y el no poder estar en terreno es un problema. Es difícil, ha sido muy difícil poder hacer actividades de forma remota y sin embargo nos hemos reinventado. Probablemente lo más vistoso que hicimos por allá en Julio, que se llamó suela el agua fest, que probablemente es el stream más visto de la sociedad civil en todo lo que fue la cuarentena. Estamos haciendo menos cosas de las que yo quisiera, de las que todos quisiéramos, limitados por la cuestión sanitaria, pero pensando una cantidad de cosas una cantidad de cosas cuando termine”, dice el director de Greenpeace.

El seguir avanzando y trabajando es esencial para Matías, esto por el efecto negativo y deterioro que ha sufrido nuestro planeta en los últimos años. No solo cumpliendo los vaticinios respecto del impacto, sino superando negativamente las cifras que habían previsto.

“En mi oficina tengo un libro del año 84 que dice que las emisiones de combustibles fósiles van a calentar el planeta y hay un gráfico que se publica en ese libro diciendo que eso es espantoso. Si tú miras el gráfico con lo que después fue la realidad y el gráfico era benevolente, la realidad era mucho peor de lo que nos advertía Greenpeace el 84”, cuenta Matías Asún.

Es así que la participación en cumbres internacionales es sumamente importante, para poder mostrar la situación de la conservación en Chile. Ya que nuestro país tiene, no solo un gran potencial en materia de recursos naturales, sino también maravillas que deben ser resguardadas y protegidas.

“En medio de la corte mi compañía Estefania Gonzalez dijo que en Chile un árbol de paltas tenía más derecho al agua que una persona, y lo hizo con un ojo tapado en clara protesta y apoyo a los chicos de fryday por future que también estuvieron allá, con gente de No Alto Maipo, de organizaciones comunitarias, las mujeres en resistencia en zonas de sacrificio, por tanto hubo presencia de Chile”, recuerda Matías.

Además, no solo tiene que ver con la potencialidad y con las capacidades que tiene el país. No es una característica de un posible futuro, sino del presente, donde el impacto afecta a la vida de quienes hoy habitan zonas de sacrificio, impactará a quienes vivirán en ellas y habitarán gran parte del país en el futuro.

“En Chile muere gente todos los días por contaminación, por no decir que lo estamos matando. Los invito a mirar el instagram de la defensoría de la niñez, hay una ilustración de un niño mirando por la ventana en una ciudad llena de humo, con una chimenea que es claramente la fundición de Codelco Ventana”, dice Matías Asún.

Sobre todo, si se considera que muchas de las medidas que se están postulando por parte del Estado de Chile, para la visión de Matías, dejarían mucho que desear, ya que no serían reales en los plazos que plantean para poner fin a industrias cuyo impacto ambiental es mucho mayor a su impacto económico.

“Mientras por un lado el mundo ambiental exige el cierre de las operaciones contaminantes y evita que se construyan más centrales a carbón, en Chile es legal pero la gente no lo permite. Recordemos que si no fuera por nosotros estaríamos llenos de represas en un sistema eléctrico controlado por Enel con Hidroaysén. Con un problema más grande con el agua, recordemos que ese proyecto se pensaba hacer en Chile porque aquí el agua tiene dueño”, entrega su visión Matías sobre la gestión que se realiza respecto de los recursos naturales en Chile, en especial del agua y el impacto de la industria del carbón.

En particular en el caso del negocio alrededor del carbón, su rol importante en la distribución de energía en Chile, para Matías, no se justificaría en sus implicaciones sobre el impacto ambiental que tiene en zonas aledañas. Pues, como detalla, genera un efecto en agua, tierra y aire, repercutiendo directamente en la salud de las personas. 

 “El carbón es un negocio que no se sostendría en un mercado competitivo, en el fondo el gobierno es tan mediocre y favorece la mediocridad de empresas como Ingener porque le da cancha, tiro y lado a una empresa que va de salida en un país con gran potencial de energías renovables no convencionales. La oportunidad que tenemos como país de tener una política energética que nos permita ser líderes hacia energías más limpias, es solo la demostración de que en este país es más riesgoso ponerse a vender diarios en cualquier plaza central del país que ponerse con una termoeléctrica que está subsidiada”, dice Matías.

Para Matías la forma en que vemos la conservación del medio ambiente debe verse de una arista política, no partidista, entendiendo que regula cómo nos llevamos entre las personas que viven en una sociedad. En esa misma línea, debe tomar un rol central en los debates políticos.

“La cuestión ambiental históricamente se ha visto como accesoria, queremos desarrollo y en la medida de lo posible cuidar nuestros recursos. Les decimos recursos, hábitat, no le decimos al agua lo importante que es en términos generales, decimos lo lindo que se ven los glaciares pero no pensamos cómo nuestra forma de pensar nuestro medioambiente nos está condenando”, comenta el director de Greenpeace Chile.

Para conocer toda la conversación en extenso con el director de Greenpeace Chile, Matías Asún, puedes revisar en nuestro canal de Youtube.

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *