Documental de Patagonia revive debate contra Alto Maipo y su impacto en la zona

21 agosto, 2020 | Por: Fulloutdoor

Tras el estreno de “Defiende Maipo”, expertos medioambientales avalan la importancia de los ecosistemas del sector y su cuidado. Además, una investigación interna del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) demostró nuevas irregularidades del megaproyecto.

Fotografia: Tomás Mekis

“En términos de ecosistemas, el Cajón del Maipo es un lugar donde existe abundante vegetación nativa y tenemos fauna súper valiosa” dice Flavia Liberona, Bióloga y Directora Ejecutiva de Fundación Terram, quien está convencida que es fundamental cuidar los ecosistemas de la zona del Cajón del Maipo que son amenazados por la operación del Proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo. Esta discusión revive luego que con el apoyo de Patagonia, los hermanos Federico y Tomás Mekis,  deportistas outdoor y activistas medioambientales, estrenaran en junio pasado el documental Defiende Maipo que destaca el daño que el megaproyecto dejaría en la zona natural. La producción además se lanzó de la mano de una campaña ciudadana que busca convocar a las personas para salvar uno de los últimos lugares salvajes de Santiago (toma acción aquí).

La riqueza de la biodiversidad se refleja en la existencia de especies vegetales nativas (litre, quillay, maitén, bollen, colliguaya, tomatillo, azulillo, quilo, chagual, etc.), y entre los animales que destacan está el cóndor, algunos reptiles, pumas, zorros y la yaca, uno de los pocos marsupiales existentes en Chile, por solo nombrar algunos. Incluso Flavia explica que en el Cajón del Maipo que es parte de los ecosistemas Mediterráneos de Chile existe un número importante de especies endémicas. Además, una parte importante de Chile, que incluye desde la región de Coquimbo a la región de Los Lagos y por ende incluye al Cajón del Maipo, ha sido catalogada como un “hotspot de biodiversidad a nivel mundial, es decir una zona donde existen especies muy valiosas, que es necesario proteger y conservar. Solo existen 35 hotspots en el mundo y son sitios relevantes para conservar biodiversidad y uno de esos está en Chile. Tenemos muchas especies vegetales endémicas que quiere decir que solo existen en el país y en este territorio”.

Hoy más que nunca, este escenario natural está en riesgo: “Tenemos un periodo de sequía extremo y el río Maipo está muy bajo respecto a su caudal habitual y no sabemos lo que va a pasar en el tiempo” dice la bióloga. Señala además es muy difícil determinar con exactitud el daño que provocaría Alto Maipo en el sector, “lo cierto es que llevamos más de 10 años de sequía, lo que ha afectado a los ecosistemas del Cajón, además sabemos que con este proyecto va a haber menos agua disponible, esto afectará el ciclo de vida de las plantas, que probablemente producirán menos frutos y por tanto quienes se alimentan de ellas, los pájaros, roedores, insectos tendrán menos que comer y  empieza todo el ciclo de afectación del  ecosistema. Todo tiene efecto. Alto Maipo es un proyecto de gran impacto en la cuenca del Maipo, en la zona alta de la cordillera donde hay ecosistemas de estepas, también hay glaciares que son fundamentales para el abastecimiento de agua de la Región Metropolitana”.

Sobre este último punto, la bióloga especifica que existen denuncias que señalan que Alto Maipo estaría construyendo túneles debajo del monumento nacional El Morado, una de las pocas áreas protegidas de la Región Metropolitana. Por eso destaca la importancia de este tipo de recursos naturales: “Sin agua no hay vida para nosotros ni para las otras especies, ningún tipo de vida; por ello es urgente conservar fuentes de agua como son los glaciares que contribuyen a alimentar los cursos de agua.  Con las precipitaciones sólidas de invierno, los glaciares se recargan y en los periodos de sequía y de estrés hídrico donde no hay precipitaciones, se va derritiendo y va contribuyendo al ciclo hidrológico. Ellos nos proveen de agua”.

El daño a los ecosistemas sería porque el proyecto implica dos centrales de pasada (El Alfalfal 2 y Las Lajas) y túneles subterráneos que dañarían el sistema hidrológico del sector, como explica Juan Pablo Orrego, Presidente de la Fundación Ecosistemas: “Van a meter estas aguas cristalinas adentro del túnel y las van a mezclar con aguas turbias y el túnel mismo es un ensuciador de agua. No va a estar revestido, es imposible. Van a revestir partes bastantes largas, pero habrá tramos que no, entonces van a estar siempre metiéndole a esa agua minerales, barro y metales pesados”.

Por otro lado, el ecologista explica que la operación también impactará a las napas freáticas, ya que “la mayoría de los pueblos del Cajón del Maipo se abastecen de agua potable a través de pozos profundos, o sea, nos abastecemos de las napas freáticas, de las aguas subterráneas y este proyecto se está metiendo de muy mala manera con los acuíferos. ¿Y cuál es la mejor prueba? Se les han inundado los túneles sin parar”.

BID reconoce falencias en proyecto hidroeléctrico

La producción audiovisual no fue lo único que volvió a sacar a la luz el impacto negativo del megaproyecto. El pasado 6 de julio el Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) emitió un informe sobre la iniciativa privada especificando que hubo “incumplimientos por parte del Banco en diversas obligaciones previstas en las Políticas Operativas”.

Según indica el informe, existen 4 ítems de incumplimientos: impactos en usos recreativos y turísticos por alteración de caudales; impactos por la migración de trabajadores, con énfasis en impactos diferencias por razones de género; impactos a actividades económicas y modo de vida de la comuna; e impactos sociales y ambientales a la comunidad de El Alfalfal. Orrego, explica que “el mecanismo no juzga el proyecto, juzga el proceder del Banco y si cumplió con sus directrices operacionales o no“. Junto a Marcela Mella, Presidenta de la Coordinadora No Alto Maipo, lideró estas reclamaciones en Estados Unidos en 2017.

Tras el informe, el activista indicó que “el mecanismo tomó solo algunas de las cosas que nosotros denunciamos. Cualquier cosa que se estuviera viendo en algún Tribunal o Corte de Justicia lo dejan de lado, porque lo está viendo la justicia”. Algunos puntos considerados graves tienen relación con los trabajadores y sobre esto explica que “se suponía que iba a llegar un máximo de 2500 trabajadores, y han llegado 5500. El Banco incumplió la directriz sobre el tema de género, es decir, sabiendo que iban a llegar 5500 hombres en su mayoría, no pusieron ninguna evaluación con perspectiva de género”.

Dentro de la misma línea, Orrego establece que “la otra cosa que considera muy grave el mecanismo tiene que ver con esta invasión de trabajadores. Se planteó que lo que se estaba construyendo ahora es otro proyecto que vale el doble, que trajo el doble de trabajadores, que se ha demorado el doble, etc. Así que debiera haber habido una moratoria y un nuevo estudio de impacto ambiental para un nuevo proyecto, pero nada ha servido”.

Respecto a los usos recreativos asociados a los ríos intervenidos por el mega proyecto (ríos Maipo, El Volcán, El Yeso y El Colorado) como kayak y rafting, el informe señala que no se aseguró “una evaluación de los impactos potenciales”. Sobre esto, Orrego es categórico: “Es insólito que el cliente (Alto Maipo) no evaluó bien el impacto sobre el uso recreativo y el Banco no hizo nada al respecto”.

Otro de los hallazgos de la investigación demostró que “la construcción afectó y bloqueó diversas rutas por parte de arrieros” y que impactó de forma negativa en la vida de la comuna, destruyendo incluso tejido social en El Alfalfal. El resultado final, fue un total de 7 recomendaciones, 5 de ellas para el proyecto: “parte de las 7 recomendaciones es hacer estos estudios que debieron haber hecho antes y la otra es que tiene que proponer al Banco un plan de acción al cliente para corregir estos problemas. Esto es importante, esto no ha terminado aquí.” dice Orrego.

Y junto a esta resolución en curso, se suman las reclamaciones realizadas el pasado 25 de junio en el Segundo Tribunal Ambiental por las denuncias de la Coordinadora Ciudadana No Alto Maipo, la concejala de San José de Maipo Maite Birke y un grupo de integrantes de la Red Metropolitana No Alto Maipo en conjunto con una vecina de esa comuna. El resultado, según indica la autoridad, fue oficiar a la Dirección Ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental, a la Superintendencia de Medio Ambiente, a la Corte de Apelaciones de Santiago y al proyecto solicitando una serie de antecedentes, entre ellos, la Evaluación Ambiental de Alto Maipo.

 Asimismo, se resolvió, en un hecho inédito para esta larga carrera judicial, una visita a terreno por parte del Tribunal para inspeccionar las obras ubicadas en el Cajón del Maipo.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *