Bureo Skateboards: por un océano más limpio

23 octubre, 2017 | Por: Fulloutdoor

Tres surfistas norteamericanos quisieron aportar con el grave problema ambiental que afecta a las costas de Chile, creando un emprendimiento sustentable y que funciona sobre ruedas.

Bureo, es un proyecto que nace de tres amigos que compartían un fuerte aprecio por el océano, y estaban cansados ​​de verlo contaminado con plástico. Es por esto que crean un emprendimiento con el objetivo de encontrar nuevas soluciones para prevenir el creciente problema de la contaminación plástica oceánica y al mismo tiempo inspirar a las generaciones futuras a crear un cambio social.

Bureo significa “las olas” en mapudungun, y eligieron ese nombre como una forma de honrar al pueblo chileno y porque representa su misión. Lo que hacen es trabajar con redes de pesca desechadas, que son principalmente de Nylon, pero también de HDPE (polietileno de alta densidad) y PP (polipropileno). Este material constituye el 10% de la contaminación plástica de los océanos y se ha encontrado que es la forma más letal de plástico oceánico.

El proceso de trabajo comienza con los pescadores. “Trabajamos con las mayores empresas de pesca comercial y con los más pequeños sindicatos de pesca artesanal. Al asociarnos con los pescadores, podemos obtener las redes directamente de ellos cuando cumplen ciclo, lo que evita cualquier posibilidad de que sean desechados en el medio marino. Luego entrenamos y empleamos a un equipo de trabajadores locales en cada región para limpiar y empacar las redes de pesca, que son enviadas a nuestro reciclador en Santiago”, cuenta Ben R. Kneppers, Cofundador de Bureo.

Las redes se trituran y se peletizan para su uso en nuevos productos. Los pellets reciclados de la red se introducen en una máquina que aplica presión y calor para transformar el plástico en la forma de la cubierta del patín. La cubierta se ensambla con los componentes alta calidad y se alista para montar.

¿Pero por qué eligieron Chile? Porque el nivel de basura en las playas es alarmante y preocupante. Según el programa Científicos de la Basura de la Universidad Católica del Norte, el promedio de plásticos a nivel nacional es de 4,38 unidades de basura/m2, siendo las de la Región de Antofagasta e Isla de Pascua las más sucias.

Lo que estos amigos buscan, es demostrar que se puede usar este negocio para siempre. Al transformar una forma perjudicial de plástico oceánico en un producto positivo, esperan mostrar a la gente que hay mucho más que se puede hacer para mejorar el mundo. Están 100% comprometidos a operar a través de un modelo de negocio de valor compartido. “Por cada kg de red de pesca que recibimos, donamos fondos para implementar proyectos comunitarios adicionales, enfocados a abordar otros temas que enfrentan las comunidades pesqueras más afectadas por la contaminación plástica. Esto permite el crecimiento del impacto positivo que estamos creando para nuestros océanos y comunidades costeras”, señala Ben.

Fotos: Gentileza Bureo.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *