Acceso Panam: Salvando las montañas

Published On 27 Septiembre, 2017 | By Fulloutdoor |

Los deportes de alta montaña son unas de las actividades deportivas más apasionantes. Sin embargo, muchas de estas áreas carecen de la protección legal de la urbanización y de la industria, haciendo peligrar la continuidad de ésta práctica deportiva y recreativa. Ante la problemática, una organización se ha levantado para contrarrestar la situación.

Muchas, por no decir todas de las actividades deportivas y recreativas al aire libre, no podrían ser posibles sin la mantención, protección y conservación de parques y reservas naturales. Lamentablemente muchas zonas de escalada emblemáticas de América Latina carecen de protección legal y, aún más importante, no cuentan con organizaciones locales o nacionales que peleen contra el avance de la urbanización y la industria sobre aquellas áreas. La pregunta que surge de inmediato es ¿Quiénes llevan a cabo esta tarea?

Ante esto, en 2009 varios activistas del libre acceso de América Latina, EE.UU y Canadá, se reunieron para conversar, discutir y llegar a un acuerdo sobre los problemas enfrentados por los escaladores y andinistas del continente. De esta reunión surgió Acceso Panam (APA), organización internacional creada para preservar, proteger y mantener los accesos a las áreas de escalada y montañismo abiertos. Considerando fundamental la preservación de áreas de escalada en diferentes espacios naturales como roca, hielo, montañismo y boulder.

APA se preocupa del tema de los senderos en tierras públicas como en privadas. En el primer caso, la escalada en roca o hielo, el boulder y/o montañismo son practicados legítimamente en tierras públicas en todos los países. Sin embargo, no todos los gestores de tierras públicas – Estado – son conscientes de este tipo de relaciones cooperativas, ni de qué se trata realmente la escalada (sus usos, riesgos, necesidades e impactos). En Brasil, por ejemplo, limitaciones de presupuesto y otros recursos han sido usados como argumentos para cerrar el acceso a sitios de escalada.

En cuanto a tierras privadas, APA se dedica a educar a los propietarios sobre el funcionamiento de escalada y montañismo, debido a que en ocasiones los dueños de tierras temen la apertura de éstas al público por varias razones: demandas judiciales en caso de accidentes, degradación del lugar, daños o perjuicios a sus personas y/o bienes (inseguridad), etc. En consecuencia, los dueños prefieren negar el acceso para no arriesgarse. De manera que la misión de APA es evitar el cierre de estos lugares e incentivar la cultura del montañismo en los propietarios.

En cuanto a los accesos a áreas de escalada y montanismo en América, no se restringe a un tipo específico de escalada, así que se trabaja con las áreas donde hay: escalada en roca deportiva, tradicional, hielo, montañismo, big walls, escalada alpina y boulder.

De las muchas tareas de APA, se encuentra la de movilizar a escaladores locales para que peleen por un acceso en zonas de escalada y detener la incesante urbanización y desarrollo, así como la de fomentar y apoyar escaladores locales en sus iniciativas de conservación y acceso, inspirando la creación de organizaciones locales, regionales y nacionales. En el ámbito de la conservación, APA lucha por promover la preservación de zonas montañosas en todo América, apoyando con proyectos tales como mantenimiento y construcción de senderos, voluntariado y eventos educativos y de concientización.

Foto: Tomy Linbin.

Además, para asegurar el libre acceso y la protección de ambientes de escalada, APA usa una variedad de estrategias tales como: activismo político y con organizaciones locales, proyectos de conservación y gestión responsable, educación y, a veces, adquisición de tierras.

Una de las actividades que llama la atención de la organización es la protección y conservación de aves rapaces. Esta tarea se ha venido implementando en USA y otros países desde la década del 70’ y es una tendencia en ascenso. Las razones son la presencia de nidos de aves rapaces en riscos y acantilados, la creciente popularidad de la escalada en roca y programas de monitoreo rapaces más efectivos.

Estos cierres deben ser respetados (en general los escaladores apoyan estas restricciones). Respetar los cierres es muy importante a la hora de mantener una buena relación con biólogos y administradores de recursos. Los escaladores pueden fortalecer esta relación y ayudar a la conservación del medio ambiente ofreciéndose a ayudar a los biólogos que estudian las aves rapaces. Medida que APA se sienten orgullosos de realizar.

Para la organización, la gente local es la que mejor puede defender su lugar, ya que conoce las áreas de escalada y los desafíos que enfrentan. Por lo tanto, la misión de APA es fomentar y apoyar escaladores locales en sus iniciativas de conservación y acceso, inspirando la creación de organizaciones locales, regionales y nacionales. Actualmente, trabaja con voluntarios, en su mayoría escaladores incondicionales y amantes de la montaña y de la naturaleza que entregan su tiempo para la preservación y conservación del montañismo en general.

Al ser una organización que funciona en varios países, APA crea campañas tanto a nivel local como a nivel internacional. La primera de ellas se llamó. “La Campaña del Gorila”, cuya finalidad era pasar  la información sobre la conducta en áreas de escalada de forma divertida para todos los países de la América Latina. También se encuentra la campaña: “A limpiar nuestras montañas”, realizada en colaboración con las organizaciones locales de escalada, cuya finalidad consistía en limpiar las zonas de escaladas. Así como promover acciones colectivas involucrando a la comunidad local en la conservación del área de escalada y montañismo.

En Chile, APA ha llevado a cabo la campaña “Rocacción”, cuyo objetivo es desarrollar un compromiso del escalador con el medio ambiente donde desarrolla su actividad. El proyecto no solo se trata de otra campaña de educación, lo que se pretende implementar es una nueva manera de relacionarse con los sectores de escalada, estudiando su sensibilidad medioambiental frente al uso que el escalador hace del terreno.

Foto: Acceso Panam.

La iniciativa desarrolla en el Cajón del Maipo, específicamente en el sector de El Manzano, cuenta con cuatro áreas de escalada: Palestras, Pared del Mota y Los Manyos corresponden a 3 sectores de monolargos y Torrecillas a multilargos. El lugar no fue elegido al azar, todo lo contrario. Este sector ha tenido un fuerte impacto en los últimos 50 años, debido a que es de fácil acceso desde Santiago en comparación a otros sectores ubicados en el mismo Cajón del Maipo y muy frecuentada por escaladores de todos los niveles. Lo que hace que el sitio tenga un alto grado de deterioro y erosión.

Con este estudio a disposición de la comunidad se establecen las bases para avanzar hacia la construcción, con el debido apoyo de los propietarios, del primer parque de escalada en Chile, transformándose en un modelo a replicar en otras zonas del país.

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *