Los mitos más comunes del ejercicio ¿Ficción o realidad?

Published On 21 Diciembre, 2016 | By Fulloutdoor |

“Es mejor hacer ejercicio en la mañana” o “las zapatillas  más caras son las mejores”, más de alguna vez hemos escuchado estas frases, basándonos en ellas para realizar actividad física, pero la pregunta es… ¿serán ciertas?

Todos las hemos escuchado muchas veces, y hay quienes aseguran que son ciertas. En el mundo del fitness es común encontrarse con consejos o recomendaciones que suelen carecer de un fundamento científico, pero que terminan convirtiéndose en creencia popular y logran perdurar en el tiempo.

Los principales receptores, son aquellos que comienzan a realizar ejercicio y se dan cuenta que no solo se trata de ponerse unas zapatillas deportivas para salir a correr, sino que esto implica un poco de conocimiento antes de comenzar a hacer ejercicio.

¿Cuáles son esos mitos que uno escucha en los vestuarios de un gimnasio o en una reunión de amigos? Aquí te contamos.

  1. “Es necesario hacer mucho ejercicio para estar en forma”

No tiene por qué, y hay que tomar en cuenta que cada persona es diferente. Lo más importante es el bienestar de la persona y no tanto lograr un cuerpo súper atlético y tonificado.

El ejercicio en general es positivo para la salud, siempre que se realice dentro de los parámetros saludables, con la frecuencia, intensidad y duración razonables, con los periodos de descanso y recuperación necesaria. Pues las consecuencias de ir más allá del límite pueden ser muy perjudiciales.

A fin de cuentas, se ha comprobado que con una rutina de ejercicios intervalos de alta intensidad es suficiente con unos pocos minutos al día, tres veces por semana.

  1. “El sudor siempre es bueno para el ejercicio”sudor-quemar-grasas

Sudar forma parte de nuestra vida diaria, pero los niveles de sudoración varían dependiendo de cada persona. Y no siempre que se suda significa que uno está haciendo el ejercicio de la manera correcta.

Tampoco quiere decir que estemos adelgazando, afecta al correcto estado de hidratación y hace peligrar la salud. El sudor es un mecanismo automático de protección contra la temperatura exterior. Efectivamente, cuando se suda se pierdes peso. Pero se recupera inmediatamente, al reponer los líquidos (imprescindibles para la salud y el rendimiento) que se han perdido con la excesiva sudoración.

El sudor ayuda a limpiar impurezas en el cuerpo, pero hay que tener cuidado ya que el líquido que se pierde se deben reponer, o por lo menos una parte.

  1. “Es mejor hidratarse con bebidas especiales”

Esto puede ser cierto para deportistas de alto rendimiento, pero no para el común de las personas. Las bebidas especiales acortan los tiempos de recuperación y eso puede ser importante para el atleta que termina una competencia y pronto debe afrontar otra, pero la persona que sale a correr por la calle o va al gimnasio basta que se hidrate con agua potable.

  1. “Es mejor hacer ejercicio en la mañana”

Quemamos exactamente el mismo número de calorías a las 5 de la mañana y a las 5 de la tarde; es más, el rendimiento físico suele verse reducido por la mañana porque la temperatura corporal está en su momento más bajo y los niveles de vitalidad también.

Aquí lo más relevante es el ritmo circadiano, que es lo que marca el funcionamiento de cada individuo y su capacidad de desempeñar diversas actividades en un momento del día.

Este ritmo biológico influye en la presión de la sangre, la temperatura corporal, el nivel de hormonas y la frecuencia cardiaca, elementos que determinan la predisposición del cuerpo para hacer ejercicio.

Es por eso que si bien para algunas personas lo mejor es practicar actividad física en la mañana, para otras lo es en la tarde o noche. Eso sí, a partir de las nueve o diez de la noche tampoco sería muy recomendable hacer ejercicio, sobre todo de alta intensidad, porque puede afectar al ritmo del sueño y retrasar la necesidad de dormir.

  1. “Es necesario estirar antes de hacer ejercicio”j

Es recomendable, pero no es crucial y depende de la intensidad con la que se vaya a hacer el ejercicio. También hay que tomar en cuenta el tipo de estiramiento que se realiza, ya que hay algunos que son mejores para antes de que se realice la actividad física y otros para después.

Hay que hacerlo en el momento adecuado, y de la forma correcta. Lo que sí se puede afirmar en resumen es: que no se debe estirar en frío, no se debe forzar, ni llegar al dolor, mantener la respiración relajada, mejor sin rebote, y evitar los músculos muy doloridos.

  1. “Las zapatillas deportivas más caras son las mejores”

No es de extrañar que al tener en cuenta que el pie hace contacto con el suelo unas 500 veces por cada kilómetro recorrido, cada vez haya una mayor preocupación por encontrar su zapatilla deportiva ideal: la más rápida, la más resistente, la más eficiente y la que ayude a evitar lesiones.

Pero el precio poco o nada tiene que ver con esta preocupación.

Según expertos, la diferencia de precio depende más del márketing que de la calidad. La mejor zapatilla, es aquella con la que cada deportista se sienta más cómodo.

  1. “ Tienes que comer muchos carbohidratos (o muchas proteínas, o mucha fruta)”

    Detox smoothie before running workout

No hay una dieta perfecta para hacer ejercicio. La fórmula de 60% de carbohidratos, 20% de grasas y 20% de proteínas parece ser la más recomendada por los especialistas, pero estas cifras no se pueden tomar como algo absoluto.

Esa receta puede que sea la ideal para un individuo, pero para otro le puede convenir la de 40-30-30.

Estas variables pueden también ser muy diferentes dependiendo de la cantidad de entrenamiento y el tipo de ejercicio que se realiza.

A pesar de que son bastante populares, algunas de estas “recomendaciones”, pueden ser perjudiciales para tu salud. Por lo tanto informarse antes de comenzar a realizar una actividad física, nunca está demás.

Fuente: BBC

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *