Los beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo

Published On 19 Octubre, 2016 | By Fulloutdoor |

Para las embarazadas hacer ejercicio es sinónimo de una gestación saludable, sin embargo muchas no tienen claro cuáles son los beneficios concretos y por ello buscan donde practicarlo.

El ejercicio es parte de la vida de muchas mujeres y las condiciones para practicarlo se acomodan cada vez más a todos los gustos. Según la investigación de Javiera Pinto, especialista en embarazo y post parto nos cuenta sobre el tema.

Existen interrogantes para muchas mujeres que están en proceso de gestación: ¿Qué es lo que podemos hacer en el ejercicio? ¿Qué beneficios representa durante el embarazo? ¿Existen consecuencias? Muchas de esas preguntas tuvieron respuesta gracias a la cooperación de la Kinesióloga Javiera Pinto Muñoz especialista en embarazos y post parto de KMP.

“Cuando se realiza una actividad física que es acorde al periodo de embarazo y no pone en riesgo el desarrollo normal de este, una mujer puede hacer ejercicio hasta el final de su embarazo. De hecho, la mayoría de las embarazadas que realizan ejercicio conmigo en KMP, entrenan hasta el “momento del parto”, en el fondo las últimas semanas nos despedimos con la próxima sesión agendada, sin saber si nos volveremos a ver “, dice entre risas Javiera.

Evidentemente la exigencia y los tipos de ejercicios deben ir cambiando o adaptándose a cada etapa, es por esto que es recomendado realizar un plan de ejercicio con un profesional, especialista en el tema o también revisar el plan de entrenamiento que realiza frecuentemente con el mismo, con el fin de que el profesional pueda adaptarlo a las características y necesidades de cada etapa del embarazo.

El ejercicio está absolutamente recomendado durante el embarazo, de hecho si una mujer no realizaba ningún ejercicio previo a este, luego de chequear que va todo bien (post 12 semanas de  gestación) está descrito en la evidencia que esta etapa de embarazo es ideal para comenzar a hacer actividad física.

“Es por estas razones y algunas más generales que es muy importante mantenerte activa durante el embarazo, según mi experiencia en estos casi 5 años trabajando con embarazadas, hacer ejercicio las mantiene activas, es una inversión en ellas mismas durante un proceso único en la vida. La motivación no es sólo por mí, sino que por esta nueva vida que es mi responsabilidad”, agrega.

Hoy en día las mujeres estamos sometidas socialmente a una exigencia mayor que en otras épocas, en resumen ser una mujer 2.0. Los estándares son altos y para lograrlo hay que mantenerse en un 100% durante el proceso, también se suma el hecho de que las mujeres estamos más informadas, existe mayor conciencia de salud, somos más conscientes de lo importante de la vida sana y el ejercicio, en el fondo una mujer que busca hacer deporte durante el embarazo es porque ya tiene incorporado parte de los beneficios que le traerá, incluso si no ha practicado ejercicio antes.

Si hablamos de las consecuencias, la especialista de KMP nos explicó que no existen consecuencias propiamente tal si está autorizada por tu ginecólogo a hacer este tipo de actividad.

“Algo que puedo agregar aquí es que existe una corriente importante de mujeres que se está “empoderando” respecto al parto y la maternidad, buscan un parto lo menos intervenido y natural posible y están dispuestas a prepararse (física y educativamente) para enfrentarlo. Están conscientes de la importancia de un parto respetuoso en los meses que vendrán, los beneficios que representa para la implantación de la lactancia, etc. Y dentro de todo esto el ejercicio representa la arista que las mantiene saludables y las prepara físicamente para enfrentarse a un parto más. Finalmente ellas están pensando en mantenerse saludable durante el embarazo, parto y post parto”.n

Una revisión sistemática de 184 artículos, indica que la intensidad puede ser leve a moderada para mujeres sedentarias, y moderada a intensa para mujeres activas. Las recomendaciones aún se basan en directrices de intensidad moderada, de bajo impacto y con ejercicio aeróbico al menos tres veces por semana. Sin embargo, las nuevas orientaciones proponen aumentar la frecuencia de actividad física semanal, incorporando ejercicios más vigorosos y entrenamiento de fuerza a las rutinas diseñadas para embarazadas sanas, a fin de obtener mayores beneficios y mejores resultados, sin poner en riesgo la salud de la madre y el feto.

El diseño de estos planes requiere, sin duda, de un profesional que evalúe la condición de la madre, tanto física como los antecedentes que podrían hacer variar estas recomendaciones.

Por lo tanto, antes de planificar o realizar ejercicio, una mujer embarazada debe:

Consultar con su ginecólogo si existe algún riesgo en su embarazo para realizar ejercicio. La recomendación formal es iniciarlo luego de la semana 12 de gestación con el pase médico respectivo.

Asesorarse con un kinesiólogo especialista en embarazo para evitar riesgos físicos en la madre y obtener mayores beneficios o rutinas que abarquen todas las áreas en las que debemos trabajar con mujeres embarazadas, como la estabilización de la columna, el fortalecimiento por segmentos o el trabajo específico de piso pélvico.

Los beneficios que traen hacer ejercicio son las siguientes:

  • Mejora la funciona cardiovascular de la madre.
  • Limita y controla la ganancia excesiva de peso.
  • Disminuye el edema de piernas y los calambres,
  • Existe menor riesgo de Diabetes Gestacional y Síndromes Hipertensivos como la Preeclampsia.
  • Disminuye el desarrollo y molestias de músculo como el lumbago, pubalgia, etc.
  • Disminuye la masa grasa en el feto.
  • Mejora la tolerancia al estrés del feto.
  • Mejora la sensación de bienestar general.

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *