El incomprendido Douglas Tompkins

Published On 9 Diciembre, 2015 | By Fulloutdoor |

Tompkins ha trabajado en restaurar paisajes dañados y proteger especies amenazadas. La restauración ecológica ha sido un elemento fundamental de la mayoría de los proyectos de conservación de Tompkins, especialmente en las regiones de pastizales degradados de Chile.

El ecologista y filántropo estadounidense dedicado a la conservación, restauración y activismo medioambiental Douglas Tompkins de 72 años, fallece de hipotermia en un accidente mientras practicaba Kayakismo en el sur de Chile.

Pero… ¿Quién era Douglas Tompkins? ¿Qué hizo? Te damos a conocer un poco de su trayectoria y de sus últimos acontecimientos tras su muerte:

Doug, nació en Ohio y criado en Nueva York, donde a sus 17 años de edad ya partía con los esquís, la escalada y su estilo de vida al aire libre. Tompkins pasó los años entre 1960 y 1962 compitiendo en carreras de esquí y haciendo ecalada en Colorado, Europa y América del Sur, donde en el año 1963, fundó una empresa de servicio de guías de escalada, en California. Fue durante este tiempo conoció a Susie Buell, con quién más tarde se casó.

En 1964, fundó la compañía The North Face para confeccionar y vender equipamiento para al aire libre como: equipos de montañismo, mochilas y sacos de dormir, de primera calidad. Luego salieron las carpas, que han sido copiadas ampliamente en todo el mundo.

Pocos años después, hizo un viaje a la Patagonia, para escalar el monte Fitz Roy, surfeando, esquiando y escalando a lo largo del camino. Esta aventura fue documentada en la película Mountain of Storms y posteriormente, en 180° Sur.mountain-of-storms-the-american-expeditions-to-dhaulagiri-john-roskelley-and-ngawang-samden-on-dhaulagiri-summit-may-12-1973

Al regresar, fundó la empresa de ropa Esprit junto con su primera mujer, Susie. Bajo su administración, Esprit creció hasta convertirse en una empresa multinacional. A fines de los años 1980, Tompkins se empezó a interesar cada vez más en el activismo ambiental y a desencantarse con el fomento de la cultura de consumo, llevándolo a vender su parte de Esprit y a crear la Foundation for Deep Ecology, organización que apoya el activismo medioambiental y el Conservation Land Trust, dedicada a proteger áreas silvestres, principalmente en Chile y Argentina. Donde poco tiempo después, se fue a vivir al sur de Chile para concentrarse en la conservación de la región patagónica, creando parques como Pumalín, Corcovado y Yendegaia, entre otros.

Sus Proyectos:

El parque Pumalín, fue su primer proyecto de conservación de gran envergadura, en la provincia de Palena, sur de Chile. Un área de 300.000 hectáreas de bosque templado lluvioso o selva valdiviana, de altas cumbres, lagos y ríos. En 1991, Douglas compró el fundo Reñihué, un campo semi – abandonado, ubicado al final del fiordo Reñihué, con la idea de proteger las 17.000 hectáreas de este bosque de la explotación. En las próximas décadas, The Conservation Land Trust añadió otras 280.000 hectáreas de terrenos aledaños para crear este parque. Tompkins ha buscado promover la experiencia en la naturaleza, con la esperanza de inspirar una ética ambiental más profunda en miles de visitantes al parque. Aunque el proyecto inicialmente provocó controversia en gran parte porque este tipo de filantropía de conservación privada era previamente desconocida en Chile. El parque sigue ganando el apoyo de los lugareños y visitantes.slide_home02

Su segundo proyecto, se encuentra al sur de Parque Pumalín, donde se encuentra el Parque Nacional Corcovado. En 1994 The Conservation Land Trust (CLT), junto al filántropo norteamericano Peter Buckley, adquirió 208 000 ha de bosque nativo, adyacentes a una vasta áreas de tierras públicas, bajo la jurisdicción de las fuerzas armadas chilenas. CLT ofreció donar estas tierras al Estado chileno, siempre que toda la zona se convirtiera en parque nacional. En el 2005, el Presidente Ricardo Lagos aceptó esta propuesta y nació el Parque Nacional Corcovado.aboutus_oh_02

Su tercer Proyecto Iberá, cumple el objetivo de ampliar y fortalecer la protección de la reserva natural existente conocida como Esteros del Iberá, en la provincia argentina de Corrientes. Desde 1983, la Reserva Natural de Iberá ha consistido en 553.000 hectáreas de humedales protegidos, proporcionando un hábitat seguro para una variedad de especies nativas y promoviendo una transición de una economía de explotación a una economía de conservación y ecoturismo. El objetivo fue donar estas tierras al Gobierno argentino, para incluirlos en la reserva, creando un nuevo parque estrictamente dedicado a la conservación, que sea llamado el gran Parque de Iberá. Este nuevo parque, que sumaría 700.000 hectáreas, sería el Parque Nacional más grande en Argentina.InfNot-0000004176-001-G

Tompkins ha desarrollado modelos de agricultura orgánica sostenible, que mantienen la salud de los suelos y la integridad ecológica, al mismo tiempo que benefician a las familias consumidoras y apoyan la economía local. En los alrededores de Parque Pumalín, las granjas de Hornopirén, Vodudahue, Ventisquero, Pillan y Reñihué sirven tanto como modelos de agricultura ecológica a pequeña escala, como estaciones de guarda parques. En el noreste de Argentina, Tompkins tiene empresas ganaderas en la provincia de Corrientes y granjas productoras de cereales y frutas en la provincia de Entre Ríos.

Y como no nombrar sus reconocimientos. Alrededor del mundo, la obra de conservación medioambiental de Tompkins ha ganado muchos elogios, en el ámbito de las organizaciones ecológicas. En el 2012, el African Rainforest Conservancy honró a Douglas y su esposa Kristine con su ‘New Species Award; en el 2007 el International Conservation Caucus Foundation concedió el premio ‘Good Steward’ para él y su esposa; en el 2008, el Alpine Club estadounidense le otorgó el Premio de David R. Brower, por su trabajo en la preservación; en el 2009, Latin Trade lo nombró ‘líder ambiental del año.

En el año 2007, fue nombrado miembro honorario de la sociedad americana de arquitectos paisajistas, en reconocimiento a su trabajo de restauración de paisajes dañados. En el 2009 el autor de Eco Barons, Edward Humes, escribiendo sobre los soñadores, conspiradores y millonarios que están salvando nuestro planeta, utiliza a Tompkins como el primer ejemplo de este nuevo grupo de filántropos.

Tompkins fallece el 8 de diciembre de 2015 a causa de una “hipotermia accidental severa”, provocada al volcar el kayak en el que iba en el Lago General Carrera a sus 72 años de edad. Tompkins fue trasladado en helicóptero al hospital de Coyhaique, pero ya había dejado de respirar cuando llegó, confirmaron los médicos.

Su muerte fue de mucho pesar para ambos lados de la Cordillera, mostrando el agradecimiento de las personas por su enorme ayuda al medio ambiente, siendo de igual forma un gran esposo, gran hombre y un gran amigo. Nos consuela saber que se fue haciendo lo que le gustaba, en el paisaje que amaba.

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *