Experiencia | Ruta al Glaciar Olivares Alpha

Published On 17 Junio, 2014 | By Paris Capetanópulos |

Con qué fuerza suena este nombre dentro de los que hacemos montañas. Un lugar pocas veces explorado y que está tan cerca de Santiago. Uno de los sectores más bellos de nuestro país y la verdad es que no sabemos siquiera de su existencia. Su sola mención es para quitarnos el gorro de la cabeza y mirarlo con mucho respeto pero mejor guardar palabras y explicar este sistema de glaciares y porque tan poco se ha escrito de él.

El sistema de Glaciares Olivares y Juncal Sur se encuentran detrás de los cerros que observamos todos los días acá en Santiago y que es muy probable que tampoco se sepan sus nombres. Me refiero al cerro el Plomo, La paloma, Altar y varios más que conforman este grupo. Si desde Santiago pudiese estirar mi cabeza varios kilómetros arriba y mirar al noreste podría ver esta maravilla escondida que “misteriosamente” nadie sabe siquiera de su existencia.

(De fondo Nevado del Plomo, Cerro Bologna, Risopatrón y Tronco – Sistema de Glaciares Olivares y Juncal Sur – A la izquierda más al centro parte del Picarte y Federación – A la derecha cerro Altar)

Pocos han sido sus exploradores que se han adentrado en ella. Sabemos de algunos que han hecho cima en sus cumbres como el Picarte (5060), Federación (4997), Asociación (4775) que están muy apartados de cualquier zona poblada (y muy cerca de zonas mineras) y otros de mayor envergadura como el Tronco (5567), Risopatrón (5720) y Nevado del Plomo (6070) siendo este último  el más alto dentro de este circo de cerros. Me faltan varios más pero no es la idea describirlos sino adentrarnos en el sistema glaciológico existente.

Sabemos que el equipo de Jordán estuvo por estos lares en trabajos de preparación para el Everest lo que por sí da a nuestra capital un enorme valor agregado al tener zonas de entrenamiento en caso de querer realizar cerros en los Himalayas. Otros han incursionado por sus glaciares buscando cimas o en trabajos científicos pero no fue sino en el año 2008 cuando Elías Lira y Sven Gleisner lo cruzaron de forma longitudinal en una epopéyica travesía en pleno invierno. Rompiendo todos los paradigmas y además pasando por alto a las grandes empresas que no los dejaban entrar irrumpieron con fuerza (mental y física) penetrando al cajón del Río Olivares por el paso del Cepo y subiendo por el costado oriente del Loma Rabona. Días les costó esta travesía hasta montar la rampla que los lleva al plateau del enorme glaciar que según sus propias descripciones es enorme. “Lo que más nos marcó y aún recordamos – dice Elías Lira-  fue la experiencia de adentrarse en lo inexplorado, y la soledad que nos rodeaba. El glaciar es gigante. Dentro de los años que llevo haciendo montañismo, es el sitio que más me ha marcado en términos de aprendizaje. Es impresionante que a pesar de estar muy cerca de Santiago se trate de un lugar súper aislado. Estando allí entiendes que ya no es necesario ir a sitios como Campos de Hielo Sur para hacer cosas de nivel”. (1)

Cuando leí por primera vez este reportaje sentí una profunda admiración por estos compañeros de disciplina. Uno ve los logros de cada uno de nosotros en lograr buenas cumbres pero el profesionalismo demostrado por este dúo es enorme. Hay muchos cerros por subir, muchas travesías pero esto es exploración y esa palabra es grande dentro de nuestro vocabulario. Convergen muchas cosas como el conocimiento, entrenamiento, fortaleza física, mental, trabajo en grupo y liderazgo. Esta exploración debía lograrla pero todavía quedaban muchas cosas por hacer y trabajar más aún.

La Exploración (Primeros Pasos)

Full motivados con mi compañero (Alfredo Silva) decidimos emprender con una ruta parecida. No tan avezada naturalmente pero ver la posibilidad de ejecutarla. La idea era entrar por el Plomo, pasar el glaciar Esmeralda, bajarlo por la cara sur del Osiecki, cruzar parte del glaciar Olivares Alpha y bajar por uno de los canalones entre el collado del Altar y Littoria. El cruce se veía largo y además había que portear mucho equipo.

Para eso,  además de haber realizado los cursos correspondientes en Enam hicimos uno de rescate en grietas ya que es travesía por glaciar. Hicimos muchos análisis de mapas, miramos el google earth, buscamos fotos, bajamos fotos, hicimos un programa completo de la travesía contabilizando días, comida, aportes calóricos diarios…o sea….nos quedaba claro de que no era una simple subida a un cerro de los andes, era un trabajo casi exploratorio ya que no teníamos muchos datos en mano.

Sacamos muchas conclusiones de lo conversado pero nos quedaba claro algo y era muy sencillo, la bajada no la conocíamos, vale decir, antes de realizar esta travesía quisimos conocer o darnos un asomo al glaciar para verificar parte de la ruta. Eso nos motivó naturalmente a planificarlo y fijar como objetivo ese collado que nos llamaba la atención. Al verlo con mapa en mano observamos que las curvas de nivel no presentaban complejidad en la bajada pero sabíamos que no podíamos jugar bajo especulaciones, o sea había que ir sí o sí. Escogimos como fecha el viernes 20 al 22 de Octubre del 2011 y sí las condiciones del tiempo lo permitían entonces solamente a incursionar, sin cerros, solo ver que había detrás del enorme portezuelo.

La Salida

No mucho que contar, lo típico, la pasada a buscar, la conversa en el camino, la entrada al parque, estacionar vehículo y a caminar. Es entrar por el parque de Yerba Loca por villa Paulina hasta llegar a Piedra Carvajal. No me quiero detener en la descripción ya que es conocido por muchos. Sabemos que Yerba Loca es un parque privado inserto en montaña con enorme potencial turístico ya que se encuentra un sistema de glaciares que descuelgan del cerro la Paloma y que puede ser visto de Santiago a solo quién le guste mirar la cordillera. También en mis reportajes he escrito sobre este lugar pero no es el fondo del asunto así que vámonos de lleno con lo que queremos leer.

La primera parte del trayecto es hasta Piedra Carvajal dónde montamos el CB. También se encuentra una pirca que se dice fue construida por los antiguos indígenas moradores de estos lugares. En el camino se encuentran cercos de pircas que es común encontrar en otros sectores cordilleranos como es el caso de Chicauma, cordillera de la costa.

(Sector de Piedra Carvajal)

Al día siguiente y antes del amanecer tomamos un contundente desayuno ya que se venía un día largo así que partimos hacia el norte por la huella que dirige a la Paloma. El camino siempre bordea el río de los sulfatos y cuando este tuerce hacia el oeste en dirección hacia el glaciar del rincón nosotros seguimos derecho hasta meternos al interior del valle que dirige hacia las canaletas del altar pasando por el colgante de la Paloma. Cómo es Octubre todo el camino con nieve así que nos pusimos crampones y solo avanzar.

El sendero totalmente intuitivo es con un desnivel no complejo y es más amplio de lo que parece solo caminar recto hasta el final. Se pasan los canalones y ya se puede apreciar el final del valle con muchas canaletas. Las del lado norte son parte de la pared sur del altar las que son casi verticales pero las del lado sur son mucho menos pronunciadas debido a que la pared sur del falso altar presenta un desnivel poco pronunciado lo que logra que se cierre el ángulo y sea muy fácil de atacar.

 Para ser más claro estábamos ante dos escenarios no descritos en ningún artículo de montaña, o sea, por este sector se puede atacar la cumbre del falso altar y además habíamos encontrado una vía expedita para entrar al glaciar Olivares Alpha. Lo que para Gleisner y Lira había sido un verdadero dilema y que además los forzó a buscar una alternativa para entrar a este glaciar evitando los estúpidos permisos, para nosotros en menos de un día y medio de ruta ya lo teníamos en la mira y a la dupla les había costado 5 días a la base del glaciar y 7 al plateau. Ahora también entra en consideración que quedan mucho más alejados de la entrada del Gamma (en caso de haber entrado por el Alpha) pero el esfuerzo físico es mucho menor ya que sabemos que la ruta por el cajón de Yerba Loca es menos pronunciado y pasado el collado solo es bajada.

Según la entrevista del diario el Mercurio: “subieron hasta La Parva, cruzaron el Paso del Cepo, remontaron los 15 kilómetros de la Vega Honda (donde confluyen los ríos Cepo y Olivares), escalaron una imponente pared de roca llamada Loma Rabona y, sólo entonces, se montaron en el glaciar Olivares Gamma, su gran objetivo.” Todo esto con trineos de arrastre y con subidas enormemente desgastantes. No paro de pensar en la fortaleza de estos chicos y la tenacidad en lograr su objetivo.

Cuando llegamos a la base de los canalones naturalmente observamos el más apegado a la derecha (sur) y le di como nombre “la canaleta de los Griegos” solo en honor a mi apellido.

(El canalón del extremo derecho es la de los Griegos)

Nos miramos y ya no había nada más que comentar así que procedimos a subirla. Un desnivel quizás de 30°hasta 35° no muy inclinado. Es más largo de lo que se ve pero es lo típico. La subida es muy obvia y casi al final vira a la izquierda realizando un traverse de unos 200 metros para posteriormente remontar la loma para llegar definitivamente al collado.

Casi al llegar al gran portezuelo me enfrenté con un gélido viento sur que de verdad congeló los dedos de mis manos. Tuve que parar y metérmelas dentro del cuerpo ya que había dedos que no sentía y me dolía pero ya quedaba la nada de camino así que proseguí siguiendo las huellas de mi compañero. Al acercarme al límite del collado se fue abriendo un espectáculo pocas veces visto.

(Entrada glaciar Olivares Alpha)

La vista es elocuente ya que nos permitió observar el glaciar olivares alpha en plenitud. Al fondo claramente se observan dos moles que son el Nevado del Plomo y el Risopatrón que son parte de la cordillera Ferrosa. El glaciar que es enorme se observa como una gran mole blanca en una vía que va en declive siendo este collado el límite del mismo glaciar. Al centro una vara de probables trabajos de glaciología hace pensar que científicos investigan esta zona ya que es claramente un gran reservorio de agua. La ruta va en dirección noreste y en bajada justo para entrar al Glaciar Olivares Beta y posteriormente al Gamma. Para que a los lectores les quede más claro la siguiente fotografía indica claramente la posición de nosotros dentro del collado.

Si bien la planificación de la travesía antes mencionada que nos permitió conocer este basto lugar nunca se llevó a cabo (por diversos motivos) pues si nos dio la alegría de haber creado una nueva ruta para las personas que buscan aventuras y deseen explorar esta zona. Los glaciares de la zona central de chile están a la mano y son un valor agregado al turismo de intereses especiales para nuestro país. Tal como lo comentan los periodistas del mercurio Sebastián Montalva y Daniela Elster: “Como pocas ciudades, Santiago tiene al alcance de la mano un circuito de glaciares que perfectamente podría convertirse en un destino de interés mundial. Un par de esas masas -los glaciares Olivares y Juncal Sur- están justo tras las montañas que uno ve desde la capital: un gigantesco campo de hielo que prácticamente nadie conoce. ¿Por qué? Por los portones que entorpecen los accesos.”

Quizás ese sea el gran misterio de porqué nadie los conozca. Las grandes empresas mineras sencillamente han ocultado al vulgo, ya que de verdad creo que nos miran de esa forma, estas maravillas que nos entrega la naturaleza para sus intereses comerciales. Hay enormes vetas de diversos minerales ocultos bajo estos mantos blancos milenarios y ellos no escatimarán en entregar unos cuantos millones con tal de que esta información no se propague.

(Foto tomada desde el Punta Parfifal en el cual se observa el collado entre el Altar y el Littoria. Justo en ese lugar se encuentra la puerta de entrada a este sistema de glaciares)

(Helicóptero sondeando lugares por sobre el horadado cerro La Paloma)

Donoso, el gran explorador chileno hace una analogía entre el glaciar existente en la British Columbia de Canadá y el campo de hielo de Santiago que en tamaño es un tercio de nuestra capital. Comenta: “Ambos están a 180 kilómetros de una gran ciudad, siguiendo una carretera: Santiago en un caso; Calgari en el otro”. Pero las diferencias también son notables. El de Columbia -“que tiene una superficie similar al de Santiago (352 kilómetros cuadrados)”, es parte del Parque Nacional Banff y, según cifras oficiales del sistema de parques canadienses, recibe más de cinco millones de turistas por año. Así, el Banff se ha convertido en uno de los parques más visitados de Norteamérica y genera ingresos por más de 6 billones de dólares a la economía local. “El de Santiago recibe cero visitas”.

No seguiré por que podría tirar líneas y líneas de la general molestia que sentimos los montañistas al no permitirnos acercarnos a lo que es nuestro, nuestra tierra, nuestra cordillera.

Todavía nos falta mucho para generar una cultura que sepa valorar lo que tenemos y esto es parte de nuestra labor. Quizás concientizar a nuestros hijos a valorar lo que nos pertenece, a crear flujos de trabajo que vayan en pro del crecimiento de Chile por vías turísticas, desarrollar actividades más al aire libre y también generar respeto por la naturaleza, cuidarla y amarla ya que la cordillera no es solo de los montañistas o avezados, es tuya también.

Redacción

Paris Capetanópulos

Participantes

Alfredo Silva

Paris Capetanópulos

Fotografía

Paris Capetanópulos

Chilehike es un operador turístico que realiza diversas rutas en la zona central de chile. Con nosotros podrás realizar travesías en la cordillera, conocer lagunas cordilleranas, cabalgatas de 1 a varios días, conocer los encantos de la cordillera de los andes con sus cascadas, glaciares y termas o los bosques de Robles y Palmas Chilenas en la cordillera de la costa. Visita nuestra web www.chilehike.com o bien, escríbenos a info@chilehike.com solicitando información para organizar tu propia salida conociendo los hermosos paisajes de Chile central.

(1)  http://diario.elmercurio.com/2011/03/20/revista_del_domingo/_portada/noticias/6292C6B1-4E15-47B2-B50E-7B7F2B1F142E.htm?id=
(2)   http://www.glaciologia.cl/web/glaciologia_es/img/combinacionProcesos2.png

Like this Article? Share it!

7 Responses to Experiencia | Ruta al Glaciar Olivares Alpha

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *