Tip Coleman | Cómo elegir un saco de dormir

29 enero, 2014 | Por: Fulloutdoor

Un elemento fundamental para quienes salen de campamento es el saco de dormir. La elección de éste no hay que dejarla al azar, ya que cada modelo cuenta con especificaciones técnicas que se adaptan a diferentes tipos de clima y usos.

Al momento de elegir un saco de dormir es fundamental saber con qué condiciones climáticas nos encontraremos en nuestro destino. Una buena elección de este implemento nos mantendrá temperados y cómodos, sea cual sea la temperatura exterior. Los sacos de dormir son capaces de atrapar y conservar una capa de aire muerto -que no circula- cerca del cuerpo. Con la temperatura corporal el aire se calienta y el saco de convierte en una especie de barrera entre el aire de afuera y el suelo helado. Importante es considerar que al momento de usar un saco de dormir debemos aislarnos del suelo con una capa de ropa y un pad o colchón debajo del saco y saber que el metabolismo varía de persona a persona y los rangos de temperatura también cambian de marca en marca.

Eligiendo un saco de dormir

Al momento de comprar un saco de dormir es importante considerar varios puntos. Entre éstos se destacan rangos de temperatura, peso, pérdida de calor, categorías de sacos, forma, tamaño, relleno, cierre y almacenaje. A continuación presentamos una guía elaborada por Coleman, que facilitará la elección del mejor saco de acuerdo a la experiencia a vivir en aventuras al aire libre.

1) Rangos de temperatura: los sacos de dormir cuentan con un identificador llamado Comfort Level. Este nivel de medida es la temperatura óptima donde el usuario estará temperado y dormirá en forma agradable. El saco podría ser capaz de estar más bajo o más alto en grados, pero ésta es la temperatura donde funciona mejor. Se aconseja elegir un saco de dormir con un rango de temperatura más bajo que la temperatura menor que se espera encontrar en el lugar de destino. Por ejemplo, si éste tiene temperaturas cercanas a 0°C, se recomienda elegir un saco de -6°C en vez de uno de +1°C. Si la temperatura se mantiene más alta de lo esperado, es más fácil ventilar el saco para mayor circulación de aire.

2)    Peso: El peso del saco también es importante si se necesita para hacer camping o para ir a la alta montaña.

3)    Pérdida de calor: Los sacos de dormir Coleman tienen la tecnología Thermolock System que reducen la pérdida del calor que hay dentro del saco a través del cierre.

 4)    Categorías de sacos: Los sacos de dormir están categorizadas habitualmente de esta forma:

Estaciones

1 Verano: +4/+5º y más de TºC

2 Estaciones: 0º

3 Estaciones: 0º a -5ºC

4 Invierno: -10 y menos

5) Forma:  La forma del saco afecta directamente su comodidad para dormir y si se puede empacar a un tamaño más pequeño o no.  Existen dos formas principales en los sacos de dormir, descritas a continuación.

Tipo momia: Se llaman así porque el usuario se puede acomodar como una momia dentro del saco, gracias al Hood incorporado. Están diseñados para ahorrar peso y maximizar la retención del calor. Son más anchos arriba en los hombros y angostos en los pies y tienen un Hood que cubre toda la cabeza y cuello. Este tipo de sacos mantiene el calor del cuerpo dentro del mismo ya que tienen menos espacio para calentar. Son ideales  para salidas en temperaturas frías o simplemente para personas friolentas.

 

Tipo rectangular: Son los modelos más convencionales y comunes que brindan mayor libertad de movimiento que los sacos de dormir tipo momias. Otorgan mayor confort en cualquier clima o condición climática. La mayoría de estos sacos también se pueden abrir y usarse como un plumón. Algunos también poseen una extensión en la parte de la cabeza para así mantenerla cubierta o más cómoda. Poseen suficiente espacio en los pies y cabeza, pero esto se vuelve negativo en condiciones de extremo frío ya que hay más espacio para que el aire frío circule.

6) Tamaños especiales: Para aquellas personas que necesitan aún más espacio para dormir existen los sacos tamaño XL que son más largos y anchos y otros diseñados especialmente para mujeres que calzan perfecto en el cuerpo de ellas. Son más angostos en los hombros, más anchos en las caderas y tienen mayor insulación en la parte superior del cuerpo y en los pies. Los niños también pueden contar con un saco de dormir adecuado a su tamaño.

7) Relleno: Los sacos de dormir pueden venir con relleno natural o sintético. Los de relleno natural entregan mayor insulación pero son más pesados. La mayoría de los campistas elige sacos con insulación sintética por su buen desempeño y relación precio-calidad. Están realizados principalmente de polyester y ofrecen ventajas como fácil secado, aislación del frío. Incluso, si se mojan, son más económicos que uno de pluma de ganso, antialérgicos y a prueba de niños y perros.

8) Otras consideraciones: Revisado el rango de temperatura y la forma del saco de dormir es importante considerar los siguientes puntos que entregarán un saco más durable, de mejor calidad y mayor comodidad.

Cierre: La tecnología ZIPPLOW TM hace que la tela no se atore al deslizar el cierre.

Almacenaje: La tecnología Roll Control TM otorga un enrollado fácil y rápido, logrando que siempre entre en su bolsa.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

2 Responses to Tip Coleman | Cómo elegir un saco de dormir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *