Tips para correr con bajas temperaturas

Published On 8 Agosto, 2013 | By Colaborador Invitado |

Las bajas temperaturas de los últimos días en Santiago han dejado a más de uno con dudas sobre animarse a salir a correr. Sin embargo, el temor a resfriarse o el miedo a los cambios bruscos no deben ser impedimento para seguir activos físicamente.

Correr con frío no es para nada malo, solo es importante seguir ciertas recomendaciones de nuestros especialistas:

Antes de salir a correr debes calentar en casa para activar tu circulación y elevar la temperatura de tu cuerpo. Puedes hacer suaves elongaciones o subir y bajar escaleras.

Cuando inicies el trote, hazlo en forma suave y aumenta paulatinamente la exigencia una vez que los músculos ya hayan entrado en calor.

Es ideal que lleves ropa adecuada, es decir, prendas “inteligentes” que permitan la transpiración y que sean de secado rápido. Las camisetas térmicas como primera capa, mallas largas, además de guantes y gorros, funcionan muy bien en caso de bajas temperaturas. No olvides cubrir el ingreso de aire frío a las vías respiratorias.

La motivación debe ser clave para que no desistas en tus objetivos. Recuerda que cuando tu cuerpo está en movimiento genera calor y el frío pasa a segundo plano.

Apenas termines tu rutina, no olvides elongar para después darte un buen baño y abrigarte  para continuar la jornada del día.

 

¿Cómo mantener una buena temperatura corporal y cómo se comporta nuestro cuerpo con el frío?

En términos generales, con el frío se produce vasoconstricción y para mantener el calor en los órganos nobles, nuestras extremidades se enfrían. Es por ello que debemos protegerlas con prendas adecuadas. Al hacer ejercicio también se produce vasodilatación, aumento de la temperatura y disminución de la viscosidad de los “lubricantes articulares”, lo que facilita la función músculo-esquelética.

 

¿Qué tipo de ropa debe usarse?

En temporada de bajas temperaturas lo importante es mantenerse seco y conservar el calor. Hay prendas que tienen tecnologías que permiten esta acción, conservan el calor y hacen que el sudor se evapore con mayor rapidez que las prendas tradicionales. En algunos casos, como por ejemplo el de quienes andan en bicicleta, es importante el uso de una prenda que proteja las vías respiratorias, ya que la termorregulación de la temperatura ambiente se dificulta. También hay gorros que pueden ayudar a cubrir la zona de la frente. Se pueden usar capas de ropa que te permitan ir sacándote prendas a medida que vas generando mayor temperatura corporal y así facilitar la regulación de la misma sin tener que desabrigarte de una vez.

 

Like this Article? Share it!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *