Día 2 Al aclarar se tomó el desayuno correspondiente y vi que había algunas carpas cerca de nuestro campamento. Era un grupo que venía con Jorge Baldrich montañista conocido dentro del exiguo círculo de amigos, venía con algunos discípulos a enfrentarse al cerro por vigésima vez. Cristián partió mientras yo me quedé aseándome un poco. Me tomé otra taza de té para disfrutar el entorno y partí. Todo el recorrido hasta el sector de federación lo realicé en 3½ hrs. Iba bien aclimatado y con entrenamiento. La idea era hacer el segundo campamento en el refugio de Agostini pero mi compañero estaba muy atrás. Aproveché a tomar una sopa y un sándwich, llegó el grupo de Baldrich pero de agrónomo nada. Retomé la ruta de vuelta y vi que venía a un paso muy cansino así que le pedí su mochila y se la acarree hasta el campamento. Ya la idea del 2 campamento se esfumaba así que decidimos seguir subiendo hasta la hoya. La Hoya es un campamento que se encuentra a 4200 mtrs más arriba que federación. Es un llano arenoso y plano, cómodo para instalar carpas. Dicen que es punero pero personalmente nunca he sentido nada y además es más práctico hacer campamento acá ya que se ahorra una hora de camino y la vista es impagable. (Foto 2) (Foto 3) El atardecer fue de mucha tranquilidad. Observaba que mis compañeros venían con parkas de pluma, algunos con zapatos de plástico, balaclavas puestas a las 18:00 horas. Mientras comía fuera de la carpa me relajaba, dejaba que el sol acariciara mi cara, sabía que el clima mañana no era para tanto equipo. Lo mío era primera capa gruesa, primaloft y goretex. Mis buenos zapatos de cuero me acompañarían, un plástico para esta fecha y el sector…no lo ameritaban. (Foto 4)

Published On 21 enero, 2013 | By Diego Castillo Pulgar |

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *