[Rutas] Cerro La Campana – V región

6 noviembre, 2012 | Por: Fulloutdoor

La Campana se levanta –por su especial formación-  como uno de los cerros más llamativos de la cordillera de la costa en la V región. En la localidad de Olmué específicamente, se puede acceder a este parque nacional que posee cerca de 8.000 hectáreas repletas de flora y fauna lista para ser visitadas. Dividido en tres partes, este parque cuenta con las acomodaciones necesarias para acampar y además,  cuenta con varios caminos que ofrecen distintos panoramas; dependiendo de lo que se quiera realizar y el grado de esfuerzo que se quiera imponer. Los accesos de Granizo y Cajón Grande son los más concurridos y durante esta época del año suelen llenarse de turistas amantes de la naturaleza y la aventura. A pesar de poseer tres sectores, solo desde “El  Granizo” se puede tomar el camino para alcanzar la cumbre. “El Andinista” es el camino-sendero que lleva hasta los 1950 m.s.n.m y nos entrega la posibilidad de contemplar –si tenemos suerte- desde los Andes (El Aconcagua se ve en su esplendor) hasta el mar.

Dado que una de las máximas atracciones del parque es poder llegar a la cumbre de La Campana, son muchos los que se aventuran a seguir por el camino del andinista y peregrinar hasta la cumbre. Desde la entrada  ”El Granizo” (Olmué) se debe pagar la entrada al parque ($2000) desde donde se puede comenzar la travesía. Si bien los vehículos 4×4 pueden llegar hasta el sector de “La Mina”, es recomendable partir desde acá para realizar la ascensión como corresponde.

El sendero del andinista atraviesa la zona de campings que se encuentra cercana a la entrada del parque y comienza a tomar elevación suavemente entre medio de grandes árboles y vegetación que durante esta época, brindan la suficiente sombra para aplacar el calor que ya comienza a sentirse. A medida que se avanza, el sendero se va cruzando en algunos puntos con el camino vehicular que asciende hasta la mina y a ratos toma bastante inclinación, pero que también, permite tomar un descanso si así se requiere. Luego de casi 4,5 kilómetros se llega al sector antes mencionado de “La Mina”, que de cierta forma marca un descanso natural en la ruta. Este es el último punto donde se puede encontrar agua antes de la cumbre y desde aquí el camino comienza a tomar elevación de manera más abrupta, haciendo que los últimos kilómetros sean los más intensos.

Encaramándose por la cara sur-oeste del cerro, el sendero del andinista continua subiendo, permitiéndonos a ratos vislumbrar la cumbre de La Campana y los cerros de los alrededores, así como la ciudad de Olmue también. Un kilometro avanzando desde la mina, se llega a los pies de una gran muralla (donde se encuentra la placa de Charles Darwin) y desde acá el camino empieza a ponerse un poco difuso (aún así es muy lógica la ruta a seguir) aunque de cuando en cuando una flechas rojas señalizan el camino. Avanzando por acá se debe atravesar un acarreo que no implica mayores complicaciones, para finalmente,  llegar a una meseta que marca la trepada final hacia la cumbre desde la cara sur.

Desde donde se dejan los autos hasta la cumbre, son algo más de 6 kilómetros (dependiendo de si se toma uno que otro atajo) y un desnivel positivo de 1.580 metros, lo cual la hace una ruta bastante exigente para la gente que no está en buenas condiciones físicas. Haciéndolo caminando (trekking) la vuelta completa debería estar entre 5-6 horas para los más rápidos y hasta 8 horas para las personas que no están acostumbradas a este tipo de esfuerzos. Por esto mismo, es importante comenzar a subir temprano en la mañana y así no tener problemas de luz a la vuelta. Por otra parte, es posible realizar el sendero del andinista de modo rápido y ligero  logrando un tiempo cercano a las 3 horas para ir y volver de la cumbre, dependiendo del estado físico y preparación de la persona. Para esto es importante tener nociones de la ruta con anterioridad para no perder minutos innecesarios, además de no subir un fin de semana, ya que la cantidad de personas en la montaña podrían hacerte retrasar más de lo deseado.

 La vista desde su cumbre es espectacular y el camino que nos lleva hasta esta también lo es. ¡La Campana es un cerrazo que todos los amantes del trekking, el trail running y la naturaleza deberían subir por lo menos alguna vez! Aunque les aseguro que no pasara mucho tiempo antes de que vuelvan a pisar sus senderos otra vez.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *