[Rutas] Camino a Refugio Los Cuernos

20 septiembre, 2012 | Por: Fulloutdoor

En nuestra querida Patagonia, desde el Refugio Las Torres hasta el Refugio Los cuernos son algo así como 5 horas caminando a paso moderado, 11 km en total. Al empezar la caminata se pasa por el caudaloso río Bader, que dicho sea de paso abastece con energía hidráulica al refugio por medio de unas cañerías que almacenan la electricidad en unas baterías. El Valle del Bader es uno de los menos frecuentados del parque, pero una belleza digna de ver y apreciar.

Durante la caminata se puede apreciar el Lago Nordenskjold con su color celeste/turquesa denso y sólido casi todo el camino. Probablemente lo mas difícil del camino son las subidas y bajadas de las quebradas entre rocas y vegetación, pero es una caminata relativamente tranquila y llena de paisajes montañosos.

Cuando estas por llegar al refugio, que lo encuentras de repente, puedes ver la impresionante montaña que vigila paciente el refugio, es el Cuerno Este a 2.200m. Esta justo encima de ti y los cóndores se pasean entre los cuernos cuidando el entorno.

Como en todos los refugios del parque puedes optar por quedarte en carpa o dentro del refugio en una cama con saco de dormir, que hasta puedes arrendar si es que no traes, pero solo basta un saco delgado, ya que la cabaña esta calefaccionada con leña y generalmente hace bastante calor dentro. En Los Cuernos además de lo antes dicho se puede optar por cabañas independientes que cuelgan de la montaña mas arriba del espacio común. Tienen baño independiente del resto y cuenta además con un Hot Tab que es de uso exclusivo de los visitantes de las cabañas.

Las cenas y almuerzos son sustanciosos y energéticos, así como también los desayunos. El ambiente que se genera en estos momentos, sobretodo en la cena, es de simple compañerismo y calidez originando buenas conversaciones y risas que hacen olvidar el cansancio de la jornada.

La clave de todo este camino, que recién comienza, es mirar siempre al horizonte y a las montañas, sin dejar de detenerte a ver los pájaros y flora reinantes. No vale la pena caminar tantos kilómetros de belleza impresionante solo mirándote los pies mientras caminas, aunque sí hay que hacerlo para no tropezar con las irregularidades.

Hay tanta información y energía envolviéndote que si es necesario detenerte y observar, comprometiendo el tiempo en llegar al próximo refugio, hazlo, nadie te apura, no es una carrera, disfruta y empápate del agua de lluvia, el viento, la flora y la fauna, el frío que pega en tu cara o el calor que te hace despojarte de a poco de la ropa. Disfruta cada momento. Camina a paso tranquilo sin hacerte daño, que una lesión en la mitad del parque puede ser un problema. Por lo tanto, levántate temprano. Sal con tu equipo en optimas condiciones y a disfrutar!. Siempre habrá un refugio al que llegar, calido y lleno de gente que esta disfrutando y apreciando esa magnifica Patagonia como tu lo estas haciendo.


¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *