EL VALLE DEL HUASCO SE PREPARA PARA ESTAS FIESTAS PATRIAS

9 septiembre, 2019 | Por: Fulloutdoor

Para las celebraciones de este año se espera una cifra récord de casi cuatro millones de compatriotas que viajarán dentro y fuera del país. En el norte, específicamente en la Región de Atacama, existen actividades y experiencias únicas, ideales para los amantes de la naturaleza y la vida silvestre. Avistamiento de ballenas, paseos por olivos de 450 años y cielos únicos para el astroturismo, son algunas. Acá, seis imperdibles si vas a pasar este 18 en el famoso Valle del Huasco.

Llegó septiembre y con él, una nueva celebración de Fiestas Patrias. Este año, eso sí, y por la cantidad de días feriados, se espera una salida masiva de chilenos que recorrerán tanto el territorio nacional como también de quienes se embarquen fuera del país. Muchos de ellos eligen el norte de Chile, para disfrutar de sus playas y sus condiciones únicas. Y el Valle del Huasco, en la Región de Atacama, tiene actividades de sobra para aprovechar estas fechas. Te presentamos seis actividades imperdibles si vas a recorrer “el jardín de Atacama”.

 Cicletadas y trekkings en Alto del Carmen

La comuna de Alto del Carmen se destaca por su tranquilidad y por el turismo vivencial. Tanto es así que la empresa “Indian Valley Explorers” realiza cicletadas y trekkings por los lugares más atractivos de la comuna. En un par de horas se puede recorrer el pintoresco pueblo de Pinte y su arquitectura que data del siglo XIX, con una capilla construida en 1873 y unos túmulos funerarios de la cultura Molle. Además, el paseo pasa por sus increíbles formaciones geológicas, fósiles que dan cuenta de su historia paleontológica, magníficos cerros de colores o una visita a la sala museográfica para estudiar la historia de los pueblos que alguna vez pasaron por allí. Se realizan salidas con un máximo de ocho personas y también se da la oportunidad de bañarse en los ríos, para una experiencia refrescante y de relajo. Los ríos Tránsito y Carmen se unen en la localidad de Alto del Carmen, para dar origen al río que baña todo el valle; el Río Huasco.

La extraordinaria Ruta de los Olivos Centenarios en Huasco Bajo

En medio de la rica vegetación del valle, se encuentra el terreno que administra Daisy junto a su marido Carlos. Allí, más de 600 0livos centenarios se reparten en las seis hectáreas del lugar. Ellos crearon la Ruta de los Olivos Centenarios, un paseo de cerca de una hora donde no solo se les enseña a los visitantes a catar aceites y olivas, sino que se hace un recorrido por la historia de este fruto en esta zona. Acá están los olivos más antiguos de la región y se dice que sirvieron para pacificar estas tierras en tiempos de la conquista española, pues Diego de Almagro mantenía una tensa relación con los locales. Años más tarde, el entonces presidente Carlos Ibáñez del Campo visitó la zona y expresó que “los olivos eran el futuro de toda esta zona”. El tiempo transcurre lento y el silencio acompaña esta visita, que incluye un momento para abrazar el olivo más antiguo de todos, “para captar la energía centenaria”, como explica Daisy. Según cuenta, a partir de los 100 años, el árbol comienza a torcerse, y mientras más viejo el árbol, más torcido estará su tronco.

Freirina: historia pura y fiestas locales

Es una de las comunas más antiguas de Chile y sus monumentos dan cuenta de ello. El Edificio Los Portales, la Iglesia Parroquial Santa Rosa de Lima, construida en tiempos de la colonia, o las famosas Chimeneas de Labrar, declaradas Monumento Nacional y testimonio de los inicios del auge del cobre a mediados del siglo XX, son sus construcciones más importantes. Se ubica a 35 kilómetros de Vallenar y cada octubre, la comuna se paraliza con el rodeo de burros salvajes, que reúne a cerca de 2oo huasos a caballo, provenientes de todo el país, para celebrar esta fiesta que describen como un 18 de septiembre de pueblo. Las noches se celebran con asados, vino, cerveza y juegos típicos de la zona.

Parque Nacional Llanos de Challe y el Desierto Florido

Este parque, considerado patrimonio ecológico y lugar de interés científico, es uno de los mejores lugares para apreciar el Desierto Florido en los años en que éste se da (cuando hay lluvias sobre los 35 milímetros). Tiene más de 45 mil hectáreas y es el hábitat de la formación vegetal denominada Desierto Costero de Huasco, que cuenta con una gran variedad de especies, muchas de ellas endémicas. Una de las flores más representativas del lugar es la Garra de León; para muchos la más rara del país. Tiene además la segunda mayor población de guanacos de Chile, con más de mil ejemplares contabilizados. Se puede ver el gato Colo Colo, el zorro culpeo y chilla y aves como el tucúquere, halcón peregrino o cóndor. Su principal playa, Playa Blanca, está dentro de las 10 mejores del país y cuenta con un camping habilitado en el parque, el que se puede recorrer en bicicleta o a través de los senderos habilitados para el trekking, con poca dificultad.

Avistamiento de ballenas en Chañaral de Aceituno

En el extremo sur de la comuna de Freirina se encuentra la Caleta Chañaral de Aceituno. Su pequeño poblado ha hecho de las ballenas sus embajadoras hacia Chile y el mundo. Aunque la temporada de avistamiento de cetáceos va de noviembre a abril, acá se pueden ver ejemplares durante prácticamente todo el año. Las embarcaciones zarpan desde la caleta en dirección a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, en Isla Chañaral, bautizada así por tener al 43% de la población mundial de esta especie de aves. Son cerca de 30 minutos de navegación, donde el guía explica que hay que guardar absoluto silencio para detectar los soplidos, signo de que los cetáceos rondan el lugar. Ballenas fin, jorobadas o incluso ballenas azules asoman su majestuosidad, además de distintos tipos de delfín, como el nariz de botella u oscuros de riso, chungungos, lobos marinos y más. Con un valor de $13.000 por persona, aproximadamente, es el lugar más barato del mundo para la observación de cetáceos.

Astroturismo bajo los cielos más limpios del planeta

Sabido es que los cielos en el norte de Chile son los mejores del mundo para la observación de las estrellas. En la Región de Atacama, existen observatorios de gran relevancia para la investigación del universo, como el caso del observatorio científico Las Campanas, ubicado en las cumbres de Los Andes. El sector costero del valle posee una interesante condición que, dado su bajo porcentaje de nubosidad, permite disfrutar de las estrellas casi al borde del mar. A nivel más íntimo, el grupo de astrónomos de Vallenar, Telescoperos Atacama Sur, se instala en el camino La Paloma a realizar charlas y observaciones desde telescopios propios o bien de propiedad de los visitantes. Las condiciones atmosféricas de la zona hacen que haya menos interferencia entre el telescopio y las estrellas, lo que da imágenes muy claras, siempre que no haya luna llena, pues eso hace desaparecer del ojo las estrellas, aunque sí da la posibilidad de estudiar la luna como en ningún otro momento. Para tener una experiencia completa, se recomienda buscar las zonas altas y alejadas de la comuna.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *