La mejor forma de hacer turismo

11 abril, 2019 | Por: Fulloutdoor

Ecomunitur, proyecto universitario creado por cuatro jóvenes, propone una manera diferente de visitar nuestro país, en donde podremos conectar más con su cultura, su gente y sus tradiciones

El año pasado, cuatro estudiantes de la Universidad San Sebastián tuvieron el ramo de Turismo Comunitario. Esta rama del turismo se caracteriza por dejar en manos de las comunidades el control y el beneficio de esta actividad económica, promoviendo su cultura y permitiéndole al visitante vivir una experiencia mucho más cercana y enriquecedora. Sin embargo, quedaron impactadas ante el poco trabajo y material que hay en nuestro país acerca de este tema.

“El material en Chile es súper escaso sobre turismo comunitario, no hay tantas guías o metodologías que las personas puedan seguir para realizar este turismo”, señala una de las cuatro universitarias, quienes, ante esto, decidieron basar su proyecto de título en este tema. Hoy, ya visitaron varias comunidades en su investigación, y los resultados han sido muy favorables.

“Visitamos dos comunidades mapuches, una llamada Lewfu Budi ubicada en lago Budi en la costa de Temuco. Ellos están organizados, nos ayudaban en todo, eran súper atentos y participativos y nos trataban como sus hijas. Es difícil que acuda mucha gente a un conversatorio, pero a ellos les dijimos y al otro día asistieron todos”, señalando que el recibimiento ha sido de lo mejor: “Las comunidades a las que hemos ido nos han recibido súper bien, estamos súper contentas y motivadas porque aprendimos mucho de ellos y aportaron demasiado”, agregan.

Las comunidades mostraron inmensas ganas de participar y de aportar todo lo necesario para propulsar el turismo en sus territorios, algo vital y de suma importancia para el trabajo de estas jóvenes. Señalan que lo más difícil fue el primer contacto, siendo esto normal ante la gran cantidad de turistas que no han sabido comportarse de buena forma en torno a su cultura.

“Dentro de las comunidades habían lugares que uno tenía que respetar porque hay gente que no quería aparecer en las fotos, y hay lugares no se podían fotografiar, así también como rituales sagrados que ellos tienen. Habían tenido conflictos con algunos turistas que igualmente sacaban fotos. Generalmente las personas no son respetuosas, no saludan, afectan el medio ambiente y generan un cambio negativo en el entorno de los pobladores”, indican. Es por esto que este turismo ayudaría no solo a que vivan una mejor experiencia, sino que en educar a la gente.

“Hay que creer en ellos, ya que tienen un tremendo potencial y son muy hospitalarios. Yo creo que estar en sus casas fue mejor que estar en cualquier hotel. Uno se interioriza más y es muy interesante vivir eso”. Ellas tuvieron la oportunidad de compartir con “Selmita”, una señora que las acogió en su casa junto a su esposo, y que las trató como sus hijas, ayudándoles en todo y preocupándose las 24 horas por ellas, “incluso una vez nos colgaron la ropa sin que se lo pidiéramos” señalan riendo.

“Chile es rico en cultura y lo que nos gustaría sería proyectarla y conservarla. Hoy en día no se toma en tanto la importancia que tiene esto, hay cultura, pero no tenemos identidad, ni por lo que somos ni por lo que tenemos”, finalizan.

Esta es su primera etapa, en el futuro expandirán los casos de estudios y trabajarán para ayudar a estas comunidades en sus proyectos, para llevarles el apoyo que tanto les falta.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *