En la escuela de la localidad de Alhué, niños al aire libre

24 abril, 2019 | Por: Fulloutdoor

En FullOutdoor conversamos con un profesor y alumnos de una escuela en Pichi, en donde han tenido gran éxito en inculcarles el deporte a los más pequeños

Fotos: Patricio Adasme – Escuela Pichi

Patricio Adasme es profesor de educación física en la Escuela G-122 Barrancas de Pichi, en donde enseña y es profesor jefe de los diez alumnos que compone su curso, en donde todos tienen menos de 11 años. Acá, encontró el lugar perfecto para cambiar las típicas clases que se les hacen a los niños, y motivarlos de otra forma con el deporte.

“En la clase de educación física trato de sacarlos casi siempre que se pueda, y al momento de sacarlos los niños van muy felices y dispuestos a hacer todo”, señalando además de que se motivan mucho más al salir: “En el gimnasio algunos no hacen toda la hora porque se cansan, pero si los saco a caminar pueden estar casi dos horas caminando cinco kilómetros y no se dan cuenta”, indica.

Su método es sacarlos a correr o caminar por largos tramos, para que a la vez de poder hacer ejercicio, puedan conectarse con la naturaleza y con su entorno, algo con lo que los niños cada vez están menos acostumbrados. Esto motivó tanto a los más pequeños, que participaron en una carrera hace algunos días, en donde participaron miembros de sus familias y de la escuela.

“Lo más importante aparte de que los niños hagan deporte al aire libre, es que los profesores, papás, hermanos y asistentes, todos, nos acompañen. Invitamos a todas las familias y muchas se comprometen en ir, lo que falta es que a veces hay niños que no tienen con quien ir y no van, pero muchas veces van solos o con el vecino. Queremos tratar de que entiendan de que igual tienen que ir”, señala.

Emilio, alumno que cursa quinto básico y que además es el presidente del centro de alumnos, señala que esta rutina lo: “inspira para hacer más deporte afuera, es algo para entretenerse y estar más sano”, contando que gracias a esto ahora se preocupa de comer mejor para mejorar su condición física.

Normalmente en las salidas de fin de año iban a Santiago, donde visitaban piscinas y zoológicos. Aburridos de esto, y ante la poca motivación que mostraron los niños por repetir el mismo viaje de siempre, el profesor les mostró una foto del Parque Nacional Siete Tazas, ubicada en la región del Maule. “Y si vamos a esto”, preguntó Patricio. Los niños aceptaron de inmediato la idea, y se muestran entusiasmados por ir, como se nota en Emilio, quien recuerda de memoria cuando y donde irán.

“Se viene una carrera el 18 de mayo en Alhué y quiero que participen parte de los niños de la escuela, como curso venderemos jugos y cosas para recaudar fondos para nuestro viaje”.

 

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *