Viajes que motivan

5 octubre, 2018 | Por: Fulloutdoor

Paulina Pinto, Mariano López, Agustín Gajardo y Javiera Murillo son dos parejas que han encontrado la manera de conocer distintos lugares sin necesitar mucho dinero. Para ellos el principal objetivo es perderse en medio de la naturaleza y conocer lugares remotos. Y como “no importa el cómo llegar sino llegar”, las parejas utilizan la bicicleta y el auto como medio de transporte. 

Aventura de a dos

Tokio, Kioto, Curacaví y la Carretera Austral son solo algunos de los destinos que Paulina Pinto y Mariano López han recorrido en su medio de transporte: la bicicleta.

Se conocieron por el ciclismo, en medio de las competencias se hacían ojitos hasta que poco a poco la relación fue dando un paso más allá y empezaron a salir. Mientras pololeaban siguieron compitiendo hasta que se dieron cuenta la tensión que traía consigo, lo cual les hizo cambiar su foco y decidieron hacer algo distinto: viajar en bicicleta. Así empezaron sus viajes, el destino de su primera aventura fue la Carretera Austral.

Tuvieron que cambiar las bicicletas de ciudad por unas mountainbike, la ruta de asfalto por un camino de tierra y la velocidad por la paciencia que requiere recorrer más de los 1200 kilómetros que contiene la Carretera Austral. Se compraron alforjas para llevar lo justo y necesario de ropa, la mayoría térmica que seca más rápido. Para alimentarse llevaron comida cruda con un alto porcentaje en proteínas y se compraban verduras en lugares rurales. Su casa era la carpa que instalaban a un costado del camino cuando comenzaba a anochecer. Frecuentemente sus únicos acompañantes eran las vacas del lugar.

Consideran el sur como un lugar seguro ya que, según dicen, siempre tuvieron un ángel que los cuidó.

Luego de este viaje la pareja no paró de recorrer lugares como Yerba Loca, Petrohué, Puerto Octay, Puerto Varas, Corral, Italia, Suiza, San Pedro de Atacama, Coyhaique, Puertecillo, y aún quedan por contar. Para ellos no es un impedimento no estar de vacaciones, cada fin de semana es una oportunidad para escapar de la rutina.

De pronto empezaron las preguntas de su círculo cercano: ¿Cómo lo hacen? “Pensaban que no hacíamos nada más”, dice Mariano  y agrega que junto con Paulina se vieron en la necesidad de responder a esas preguntas. No entendían que la pareja se fuera temprano de un carrete para poder entrenar al otro día en la mañana. Sin embargo, cuentan, que poco a poco son más las personas que se han sumado a este nuevo desafío. “Mi hermana le tenía terror a la bicicleta, nunca había intentado andar, pero ahora está motivada y entrena todas las semanas. Las personas de nuestro entorno se han ido identificando”, cuenta Paulina.

Mariano es diseñador especializado en marketing y Paulina cirujano dentista, especialista en nutrición deportiva y entrenamiento funcional. Los dos aprovecharon sus atributos profesionales para diseñar una página web, aventuradeados.com,  en donde muestran a través de fotos y relatos sus aventuras. Esto para motivar a las personas y que se atrevan a vivir en base a una vida saludable y a explorar distintas experiencias de forma sencilla y barata.

Travel Young

Se conocieron en un viaje, en una gira de estudios en Brasil, pero pasaron cuatro años antes de que se pusieran a pololear. Agustín Gajardo y Javiera Murillo se reencontraron, después de cuatro años, en un cerro fotografiando, esa fue su primera cita. En ese momento se dieron cuenta que lo que más disfrutaban es la vida simple, los paisajes y la fotografía.

Apenas llevaban unos meses de pololeo y ya estaban planificando su primer viaje, el destino: Canadá y EE.UU. Agustín y Javiera no querían viajar con lujos ni pasear por ciudades, les interesaba viajar de manera distinta, así que buscaron los lugares en donde hubiera más naturaleza que cemento.

En un Subaru Legacy del año 2000 recorrieron en 52 días, 9 parques nacionales y alrededor de 12 estados. Remodelaron el auto como una casa en donde dormían todos los días, incluso cuando la temperatura rodeaba los -35º. El auto nunca les falló.

A pesar de que en la actualidad en la mayoría de los lugares se pueden tener acceso a Internet, ellos no quisieron contratar ningún tipo de servicio que los mantuviese conectados, por lo que decidieron conectarse a wifi sólo en restaurantes y cafés. “Hay aplicaciones en las que se puede descargar un mapa previamente por lo que no necesitamos estar conectados. Es muy bonito no estar con el celular todo el tiempo, no queremos ser esclavos de subir historias o fotos a nuestra página o redes sociales. Llegamos a entender que no necesitamos de la red para viajar”, dice Agustín.

Ver esta publicación en Instagram

Como no pasarlo bien 🌎❄️🏜

Una publicación compartida de Travel Young (@travelyoungchile) el


Antes de viajar, la pareja hace todo un estudio de los lugares que van a visitar. Para no caer en las ciudades típicas como San Francisco, buscan en Instagram hashtags de las zonas que pretenden visitar y encuentran lugares cercanos que no son tan conocidos. La clave, dicen, es ser busquilla.

Siempre que volvían de sus viajes, sus amigos y cercanos les preguntaban cómo lo habían hecho, cómo llegaron a los lugares y los datos de a dónde ir. Es por esto que decidieron crear un Instagram, TravelYoungChile, en donde, por medio de las fotografías, motivan a las personas a viajar de manera distinta.

Cada vez más las personas invierten su dinero y tiempo en conocer lugares nuevos y culturas, sin embargo viajar está muy asociado a una gran cantidad de dinero. Historias como éstas actúan como ejemplo para que las personas se motiven y comiencen a mirar el viaje no como una experiencia de lujo, sino que se puede disfrutar de él de forma sencilla y barata.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *