Trail Running: La excusa perfecta para conocer el mundo

17 enero, 2018 | Por: Fulloutdoor

En mis viajes de fotografía siempre aprovecho de realizar un poco de turismo en cada zona que recorro con mis cámaras, siempre unidas a una buena búsqueda de lugares icónicos y que ojalá aporten en el tema de deportes extremos.

Texto: Paolo Ávila Fotos: Nativoprod.com

En mi último recorrido por Perú, para realizar el reportaje de Paracas Desert Challenge me di unos días de relajo haciendo un tour gastronómico y de deportes en distintas ciudades de Perú.

Mi viaje dio inicio en el restaurante Sibaris, ubicado en Barranco, el sector bohemio de Lima donde se alojan los mejores chefs de Perú. Junto con ser un barrio muy exclusivo, vale destacar el cambio de moneda que sale muy a favor de nosotros como extranjeros. La comida inigualable y la atención muy por sobre el nivel común que se ve en otros países, por lo que como ahí tranquilamente disfrutando de sabores y aromas únicos que me dan el inicio de una noche llena de cultura y entretención.

Amanece en Perú y mi día da inicio, me dispongo a realizar Surf en las playas de Lima, que no son de arena, si no que de rocas redondas exactamente en el sector de Costa Verde, el clima está agradable y tibio, característico de esta ciudad. Partimos con las instrucciones en tierra, preparando todo para entrar al mar, los surfistas me comentan que el agua está un poco fría, así que me acerco y me doy cuenta de su bajo nivel de resistencia al frío; el mar chileno es helado y para mi gusto el mar peruano es tibio, lo cual hace que realizar el surf sea muy simple y placentero.

Instructores de primer nivel imparten las clases, las cuales son de un muy bajo costo por el tema del cambio de moneda, lo que a la vez fomenta las ganas de practicar más deportes, además que son de un gran nivel de profesionalismo. Todo listo, inicio montando una ola de carácter básico pero que sin duda se disfruta, quedo con ganas de más y me lanzo a toda ola que sea montable y busco llevar mi experiencia al máximo.

En la costanera de Lima existen varias escuelas de surf junto con otros atractivos que voy recorriendo mientras paso un par de días acá.

Terminado el surf y me dispongo a caminar por la costanera hasta el siguiente atractivo deportivo: vuelo en parapente para sobrevolar Lima, con esto podre tener una mirada diferente de esta gran ciudad. El pago por del servicio es de muy bajo costo, destacando lo genial y entretenido que es realizar este tipo de actividades. El sobrevuelo es de 30 minutos, los cuales permiten apreciar la gran ciudad desde el borde del mar, donde hace poco tiempo estaba surfeando y disfrutando de sus aguas tibias.

Termino mi mañana almorzando en el restaurante Matria, donde está una de las chefs más famosas del mundo, Arlette Eulert, ella pertenece a una tendencia culinaria del Perú que se llama Generación con Causa y que junta a los chef más destacados. Estos son la nueva generación que está dando que hablar a nivel mundial. Me deleito con los platos que prepara y con la grata conversación que ella brinda. Terminada la conversación y pleno disfrute de su compañía me dispongo a dar un paso más para acercarme a Paracas que está ubicada a tan solo 257 kilómetros de distancia al sur de Lima.

Me hospedo en un hotel de lujo llamado San Agustín de Paracas, que cuenta con una piscina de aproximados 130 metros de largo seguida por su propia playa privada, con unas habitaciones hermosas, bueno… ni mencionar el clima que se mantiene en sus cómodos 22º de temperatura. La cena me espera junto con una atención de lujo por, nuevamente, bajo costo, gustos que rodean el trail en el extranjero. Me dispongo a descansar y a preparar tanto cámaras como traje de baño para el siguiente día, ya que asistiré a realizar Stand Up Paddle a unos pasos del hotel en la Bahía Paracas.

Sigo en viaje disfrutando del atractivo turístico de la zona que rodea la carrera, ya en la bahía de Paracas soy recibido por los dueños de casa: flamencos en su estado natural me esperan a la orilla de la playa mirando atentos mis movimientos. El mar está quieto como anticipando la actividad que realizaré. El Stand Up Paddle cada día genera más adeptos, y entiendo el por qué, al montarme sobre la tabla y utilizar el remo para desplazarme por todas partes. Es una actividad muy relajante que permite disfrutar de la mar de una forma distinta y mucho más contemplativa, ya que te desplazas casi sin esfuerzo por el mar tibio, al punto que no dan ganas de salirse. Luego de pasar remando unas horas me dirijo al hotel para tomar rumbo al oasis de Huacachina, donde se realizará la carrera de trail running, y así ver la ruta y que tan complejas son las dunas que rodean este oasis tan único y hermoso.

Llegado a destino y me doy cuenta que toda una ciudad creció en torno a un pequeño lago natural que posee su propia vida marina. En Huacachina, los atractivos turísticos son sus dunas de más de 80 metros, ideales para realizar sandboard o andar a toda velocidad en buggies de arena, vehículos que pueden transportar a 8 o 10 personas, completamente adaptados para trabajar bajo las altas temperaturas y duros caminos de las dunas.

La ciudad es un estilo colonial muy lindo de ver y en su parte central está ubicado el lago del oasis, junto con poseer un hotel 5 estrellas y piscinas en su interior, sin duda una ciudad pequeña pero que no puede faltar en el recorrido. Me monto en unos de los buggies y me dirijo a las dunas, primero para disfrutar del paisaje, que como ningún otro, es verdaderamente hipnotizador y a la vez tremendamente adrenalínico. Al ver que el vehículo ya se da vuelta en medio de las dunas -que tienen una caída de casi 70 º de angulación con respecto al suelo-, solo queda disfrutar de la adrenalina y de los paisajes que nos rodean.

Me bajo del vehículo feliz de sumar una experiencia más a mis viajes y retorno al hotel para cenar y alistar todo para el siguiente dia de aventura, donde me espera el kitesurfing. Este sistema de surf, se realiza con una cometa, la cual en base al viento da impulso para desplazarse por el mar a toda velocidad. Este deporte lo realizo en la bahía de Paracas, pero sinceramente se necesita más de un día para poder sacar adelante esta práctica, ya que yo avancé mucho en un par de horas, pero se necesita más para lograr hacerlo a la perfección.

La mayoría de carreras de trail a las cuales asistimos, son una excusa para viajar y conocer, es nuestro escape para realizar turismo en las zonas más bellas de nuestro país y el mundo. Por lo mismo, no detengas esas ganas de viajar y conocer más de nuestro entorno, ya que eso te generará nuevas experiencias y una visión completa de lo que te puede entregar una zona o país en particular.

Feliz de haber vivido esos días de descanso en territorio peruano, conociendo viajando y haciendo deportes que tanto me gustaron.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *