Siete islas chilenas que no te puedes perder

5 julio, 2017 | Por: Fulloutdoor

En Chile, los amantes de las actividades al aire libre tienen un amplio espectro para elegir: Cerros, valles, costa, montañas, desierto, hielos e islas. ¡Quien viaja por Chile tiene para regodearse!

Siete  islas ubicadas en nuestro país y que no te puedes perder si vienes vacaciones o si eres amante de la naturaleza y la vida al aire libre… Te invitamos a que recorras y te maravilles con estos siete lugares que están en tu país.

  1. Isla Damas

Una de las tres islas (junto con Choros y Chañaral) que conforman la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, de más de 800 hectáreas de extensión. Está ubicada en la Región de Coquimbo y posee dos playas, La Poza y Las Tijeras, con arena blanca y aguas verde esmeralda. Al estar supervisadas por la Conaf, las embarcaciones inicialmente bordean las islas repletas de vida: lobos marinos, delfines, nutrias marinas, aves y el pingüino de Humboldt, que forma grandes colonias acá.

Una publicación compartida de Mariana Zhang (@marianasdiary) el

  1. Robinson Crusoe

La mayor de las tres islas del Archipiélago Juan Fernández recibe este nombre  porque fue donde el marinero escocés Alejandro Selkirk sobrevivió en solitario tras un naufragio, e inspiró la famosa novela de Daniel Defoe (Robinson Crusoe). La isla es Reserva de la Biosfera, ya que tiene una flora con uno de los índices de endemismo más altos del mundo (64%). Sus paisajes, con descomunales acantilados, te dejarán impactado.

  1. Isla de Pascua

Esta es seguro la más conocida: A 3.800 km de la costa chilena,  isla más remota del mundo. Este lugar mágico, anexionado por Chile en 1888, es famoso internacionalmente por sus misteriosas esculturas de piedra monolíticas, diseminadas por todo su territorio. El mirador del volcán Rano Kau es sin duda uno de los mejores del país.

  1. Isla Mocha

Fue inspirada en la originaria era Mocha Dick, un cachalote gigante albino que rondaba estas aguas. Cuenta con un largo historial de naufragios e incursiones piratas, fue deshabitada a la fuerza en el siglo XVI y, quizás gracias a ello, hoy el 45% de su territorio es una Reserva Nacional que destaca por su buena preservación. Es una isla de largas playas vírgenes y poca presencia humana, que hacen de este el lugar perfecto para quien quiera alejarse de todo.

  1. Isla de Chiloé

La Isla Grande de Chiloé, de 180 km de longitud, es la mayor de este magnífico archipiélago que recoge 3 imperdibles islas: Isla Lemuy, Isla Quinchao e Isla Melinca. Cerca de una tercera parte del territorio chilote, son parques nacionales y reservas de frondosos bosques valdivianos. Sus atractivos principales son sus paisajes, cultura y tradiciones chilotas.

  1. Isla Wellington

Ubicada en la Provincia Última Esperanza, pero es la tercera mayor de Chile con una extensión de más de 5.500 km², en el corazón del Parque Nacional Bernardo O’Higgins. Tiene uno de los entornos más vírgenes del planeta, repleto de vegetación y fauna endémica. Cuenta también con el Glaciar Pío XI, una gigantesca masa de hielo que nace en el Campo de Hielo Sur y se expande hasta convertirse en el mayor de toda Sudamérica.

  1. Isla Navarino

A 30 kilómetros por encima del Cabo de Hornos, encontramos la Isla Navarino, con el pueblo más austral de América: Puerto Williams. Esta isla forma parte del Archipiélago Tierra de Fuego y, a pesar de sus latitudes extremas (10 grados como temperatura máxima), goza de una gran riqueza de flora y fauna (sobretodo marina). Uno de los mayores tesoros de la isla son los Dientes de Navarino, un magnífico trekking de 4 días entre cimas, vistas al canal Beagle, lagunas y enormes farellones rocosos.

Fuente: Denomades. Foto portada: Thomason jiang

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *