Rumbo a Fitz Roy, Argentina

6 Abril, 2017 | Por: Fulloutdoor

Luego de 9 días recorriendo Torres del Paine, nos adentramos a otro viaje que nos sorprendió por sus imponentes paisajes: Fitz Roy, Argentina. 

Texto e imágenes por: Gonzalo Lecaros. (Parte 3)

Llegamos a Puerto Natales luego de 9 días de travesía por el circuito “O” en Torres del Paine. Una ducha caliente y salimos a comer algo. En el camino nos encontramos con nuestros amigos de travesía en las Torres y nos animamos a comer todos juntos, compartimos los detalles y contamos nuestro próximo destino.

Tiempo después, visitamos el Muelle de los Cormoranes, con una panorámica del Fiordo Última Esperanza y la Península Antonio Varas. Nosotros ya teníamos pasajes para el día siguiente a Calafate (Argentina), paso obligado antes de Chaltén (Argentina).4

Volvemos a revisar nuestras mochilas. Ya estamos listos para la siguiente aventura. Pero antes vamos al mejor lugar para comer carne de la Patagonia en “Parrilla Don Jorge”. Luego de preguntar y cambiarle el nombre mil veces llegamos, pero solo teníamos 1 hora para almorzar; luego de comer del mejor lomo que he probado en el mundo mundial, más un calafate Sour, partimos corriendo al terminal, se nos iba el bus!

Llegamos justo. Le contamos algunas historias a Juan (El Chofer), y parece que tenía ganas de conversar… Bueno en la Pampa no hay mucho que ver, así que nos pegamos una buena conversa. Antes de llegar, me da datos de lugares y picadas para comer. Un apretón de manos y continuamos. Llegamos a Calafate Hostel y salimos a recorrer. Cenamos algo y a dormir.

Volvemos a la Pampa Argentina, luego de 2 horas se ve el imponente Fitz Roy, que nos da la bienvenida al lugar. Vamos por unas cervezas, conversamos un largo rato. Nos golpea literalmente el viento, nos abrazamos dentro de nuestra carpa y a dormir.e

Luego de pasar la noche en un Camping en medio del pueblo, partimos a conocer el desafío máximo de todo escalador. Las nubes cubrían la mayor parte del cielo, lo que me desanimó, ya que no podríamos ver la cumbre.  Mi novia con su magia me dice que no me preocupe, me dice que esperemos un rato porque se va a despejar. (Habíamos cambiado los pasajes para más tarde, solo para ver la cumbre).

No sé cómo lo hace, pero así fue. Foto al Fitz Roy y vamos de vuelta. En el camino nos percatamos de unas murallas que abrazan al pueblo, nos acercamos y vimos que había gente escalando. Si, escalando solo a 10 minutos del pueblo. ¡Qué envidia! 5 grupos diferentes, cada uno con su ruta diferente comienzan a subir. A lo lejos vemos dos puntos de color (verde y naranjo) que suben la pared más alta de 400 o 500 metros fácil. Nos quedamos mirando por largo tiempo antes de que se perdieran en la cumbre.2

Un rato después, una pareja frente a nosotros se ponen a escalar (no más de 35 metros por la cuerda). Para mí, el acto de escalar es la confianza y entrega máxima, ya que en ese momento tu vida está en tus manos.

Comenzamos a caminar de la mano con mi novia y nos encontramos con los dos “puntos” de colores que vimos en la primera muralla caminando por la calle, eran los escaladores que vimos en roca más alta.

Luego de la travesía, vamos en busca de nuestras mochilas para irnos de vuelta a Chalten (Argentina), pasamos la noche en el hotel para partir al día siguiente al Glaciar Perito Moreno. Estamos súper justos con los tiempos. Logramos coordinar con el amigo del terminal y nos faltan 3 pesos para los boletos. Ya no teníamos efectivo, pero todo sale a nuestro favor y ya vamos camino a Puerto Natales para continuar a Punta Arenas, tomar nuestro avión y de regreso a Santiago.3

Travesía por el circuito “O” de Torres del Paine (Parte 2), podrán leerla en la edición 39 de Fulloutdoor.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *