Desde la Araucanía al Cajón del Maipo

19 enero, 2017 | Por: Fulloutdoor

Desde las faldas del Cajón del Maipo hasta los parques lacustres de la región de la Araucanía, nos adentramos en un viaje que sin lugar a dudas sorprenderá por su paisaje, transformando el recorrido en una experiencia inolvidable.

Texto e imágenes por: Gonzalo Lecaros. (Parte 1)

Partimos un miércoles a eso de las 17:00 horas desde el Cajón del Maipo con dirección al sur de Chile por la ruta 5. Luego de 10 horas manejando, un cielo maravillosamente estrellado nos da la bienvenida al pueblo de Melipeuco, ubicado en la provincia de Malleco en la región de la Araucanía. Nuestro destino es el Parque Nacional Conguillio (Provincia de Malleco), ahí nos recibe Rodrigo Carilao quién será guía en nuestra travesía.

Son las ocho de la mañana del jueves y los primeros rayos del sol nos hacen vislumbrar un paisaje que nos deja sin palabras. Comienza el trekking por el sendero, luego de caminar tres horas de ruta, dos kilómetros aproximadamente, llegamos al mirador “Los Cóndores” con una vista privilegiada a la Laguna Conguillio y a Sierra Nevada. Le decimos a Rodrigo que si se puede bajar a la laguna, a lo que él nos enseña un pequeño camino que llega a sus orillas.

Una vez en la orilla, quedamos maravillados con la hermosura de sus tranquilas aguas, no aguantamos las ganas y nos lanzamos al lago, lugar perfecto para contemplar y agradecer. Después del chapuzón, recorrimos la Laguna Arcoiris, sus antiguos robles y coigües descansan en su fondo producto de incendios producidos por la lava del volcán Llaima, lo que crea un entorno único y natural, con colores increíbles difíciles de reproducir en fotografías. Sin dudas, el Parque Nacional Conguillio es un lugar que debe ser visitado por todo aquel apasionado por la naturaleza.Laguna Arcoiris Conguillio

Parque Nacional Conguillio

A eso de las 23:00 horas volvemos a Melipeuco, sorprendiéndonos con un exquisito almuerzo de cortesía que nos esperaba. Quedamos totalmente agradecidos de la calidez que solo el sur de chile nos puede entregar. Después de un ligero descanso, ordenamos nuestro equipo y emprendemos el viaje a nuestro próximo destino: El Parque Nacional Huilo Huilo.

Siguiendo por la ruta 5 Sur  ingresamos por Lanco. Gracias a Waze no fue difícil perdernos por el lugar, todo esto acompañado de música local y cumbias que nos hicieron reír y alegrar el viaje. Vivimos el camino con ganas de nunca acabar. Al llegar, bordeamos el Lago Panguipulli que nos da la Bienvenida al parque. A las 12:00 del viernes llegamos a destino e ingresamos al parque. Estamos en Huilo Huilo.Parque Nacional Hulio Huilo

Recorrimos todos los senderos hasta el Mirador “El Puma”, el rocío de las cascadas nos acompañaban a cada paso que dábamos, una experiencia sublime. De vuelta bajamos a la base de la cascada principal, me llama la atención una conversación de adultos mayores donde me preguntan cuál es el camino de vuelta y qué tan difícil es subir.

Ante esta situación, reflexiono sobre el momento en que debemos viajar, en el caso de ellos, ya no contaban con la fuerza ni la condición de subir un sendero, que para uno es un paseo y las ganas de ver y disfrutar del lugar. ¿Cuándo es el momento que debemos viajar, cuándo nuestros pies y años nos hacen lentos y limitan nuestros cuerpos? No tenía respuesta para ello en ese momento.

Después de un buen almuerzo, seguimos el recorrido y a eso de las 16:00 llegamos a “La Montaña Mágica Lodge”, un hotel increíble escondido entre medio del bosque en un escenario único y natural. En el complejo también se encuentra el “Canopy Village”, que es la opción para mochileros con alojamientos sobre los árboles!!! Increíble…La Montaña Mágica Lodge

De ahí, nos dirigimos a  Puerto Fuy, en la ribera poniente del lago Pirihueico. El mayor atractivo del lugar es el paso a Argentina en un transbordador, pero lamentablemente solo hay una sola salida a medianoche. De manera que decidimos disfrutar del lugar y su entorno de bosques, mientras buscamos un camping para pasar la noche.

La lluvia viene y es necesario armar rápido para no mojarnos. El sonido del agua que cae  y árboles que se reflejan sobre nuestras cabezas crean una imagen imborrable difícil de olvidar…

Es sábado, a eso de las 8:00 nos despedimos de  Huilo Huilo con una lluvia de aquellas, como dicen “con balde”. Partimos felices, mientras sonaba Alicia Keys, bordeamos el Lago Panguipulli y nos acompaña más la lluvia. Deseaba que el camino de retorno fuera eterno… Sin embargo, y luego de 10 horas, estábamos en Santiago nuevamente.

El domingo, ya nos encaminábamos a nuestro próximo destino. “Las Termas del Plomo”. El 90% del camino en buen estado, sin embargo se recomienda subir en Jeep o una Camioneta 4×4, aun así, vimos autos más pequeños que llegaron a destino. Las termas tienen una temperatura más baja de lo esperado, pero, sin duda, el lugar vale la pena visitar. Luego de disfrutar de las aguas termales nos fuimos al embalse “El Yeso”, donde armamos el campamento para pasar la noche.Termas del Plomo

Embalse del Yeso

Solos en medio del embalse con el sonido del viento, se esconde el sol tras las montañas, dejando ante nuestros ojos una noche estrellada que nos hace flotar. El tiempo se detiene. Al despertar, damos las gracias y emprendemos el retorno a Santiago.

Próxima para: Las Torres del Paine…Nos vemos allá.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *