La curiosa apuesta de Gales por el turismo aventura

11 agosto, 2015 | Por: Constanza Villalobos

Surf, canopy y trampolines en viejas minas abandonadas, son algunos de nuevos atractivos que se pueden disfrutar.

Un parque de surf revolucionario, un canopy vertiginosa y un trampolín en una cueva multicolor son algunas de las ofertas turísticas de Gales, que busca reinventarse como uno de los destinos de aventura de moda en Europa y olvidar el declive de la industria minera.

0009889571

Dolgarrog es una aldea de 300 habitantes y ahora busca convertirse en un lugar de culto para el surf, tras la apertura de un parque que presume tener la ola artificial más alta del mundo en su laguna de 300 metros.

Este centro es el primero en el mundo en proponer al público la tecnología española Wavegarden. Es el más reciente logro con el que cuenta la región de Snowdonia para promocionar su terreno de juego a escala real.

La laguna fue construida en el emplazamiento de una antigua fábrica de fundición de aluminio que, después de un siglo de actividad, cerró en 2007, dejando 200 empleados en una situación complicada que también es vivida por miles de obreros en esta región rica en minerales.

El turismo “outdoor” produce alrededor de 481 millones de libras (685 millones de euros) anuales en Gales y genera más de 8.200 empleos, según cifras del gobierno galés, que decretó oficialmente 2016 como el “año de la aventura”.

El turismo aventura está en pleno auge aquí“, comenta Sean Taylor, el gerente de Zip World.

Más allá de los tradicionales paseos en las montañas que propone la región también hay actividades más arriesgadas. En Blaenau Ffestiniog se puede saltar sobre trampolines gigantes instalados bajo tierra en una antigua mina de pizarra de la época victoriana.

Este peculiar atractivo ubicado en Gwynedd, cuenta con 930 metros cuadrados de redes elásticas iluminadas con luces multicolores. Cada nivel de las redes está conectado por una serie de toboganes y rampas que suben al máximo la adrenalina del visitante.

55c114f198b5a

En Blaenau Ffestiniog se puede saltar sobre trampolines gigantes instalados bajo tierra en una antigua mina de pizarra de la época victoriana.

Fuentes: Latitudes

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *