¡Qué no te gane el frío!

29 julio, 2015 | Por: Constanza Villalobos

Cuando nos levantamos y miramos nuestra ventana empapada por el frío, la pereza, el calor y la comodidad de nuestra cama, casi siempre nos ganan.  El omer unas sabrosas sopaipillas pasadas, picarones, calzones rotos y como olvidar el rico chocolate caliente nos hace sucumbir a la tentación de quedarnos en casa. Pero… ¿realmente dejarías que el frío le gane a tu voluntad?

Conversamos con Francisca Urzua Kinesiologa de KMP, quien nos explicó dado sus conocimientos y nos orientó sobre seguir con nuestra rutina de ejercicios y alimentación para no dejarnos estar en esta etapa tan helada como es el invierno.

Muchos piensan que deben cambiar sus ejercicios y rutina por el frio, pero lo unico que se debe tener más en cuenta es realizar un buen calentamiento, que en estos climas frios como en Chile, suelen ser más largos para preparar bien la musculatura y generar el calor corporal suficiente para entrenar a bajas temperaturas y no sufrir ninguna lesion ademas de llevar ropa adecuada, para realizar actividades deportivas sin problemas” dice Francisca.

Si no eres de las personas que decide hacer ejercicio en esta temporada helada puedes hacer tus actividades de manera variada para que no sea todo muy monótono. Por ejemplo: si tienes caminador o utilizas el del gimnasio, puedes dividir tus ejercicios en intervalos a diferentes intensidades. Cinco minutos a baja velocidad, cinco un poco más rápido, cinco a velocidad normal… así hasta que lo consideres. Luego baja la velocidad y estira. Otra opción, son los ejercicios de pecho, piernas, brazos, espalda o también ejercicios aeróbicos.

Una última opción interesante puede ser hacer ejercicio en grupos. Acompañado te olvidarás del frío y todos juntos se ejercitarán de forma más amena que si estás haciendo ejercicio en solitario.

Muchas de las personas que se ejercitan individualmente, sobre todo las que salen a trotar el frío les pega de manera muy fuerte, por el cual sucumben a sus actividades.

shutterstock_161559710©shutterstock

Para salir a trotar o para hacer deporte en estas fechas, se necesitan atuendos específicos o recomendados como nos cuenta la especialista de KMP:

Primero que todo, las diferentes marcas deportivas cuentan con colecciones de ropa de temporada, de tal manera que la ropa de invierno es de una tela distinta, térmica, que evita la perdida rápida de calor para mantener la temperatura corporal durante el ejercicio y después para evitar enfriamientos. También es recomendable usar algún poleron de manga larga y calzas  largas para proteger la mayor parte del cuerpo que esté expuesta directamente al frío. La ropa ajustada también ayuda a mantener la temperatura. A su vez, es importante usar zapatillas adecuadas. Las zapatillas de invierno cuentan con suelas sin tanta ventilación y de materiales más gruesos para mantener la temperatura de los pies. Otro punto importante es vestirse por capas. La primera capa debe ser ajustada, la que va en contacto directo con la piel a fin de disminuir el roce y mantener la temperatura. La segunda capa es la polera y short o pantalón que pueden ser más sueltos. Por último, la tercera capa puede ser un cortaviento o capa impermeable según la ocasión.” recomienda Francisca.

Otro de los temas importantes es la alimentación. La llegada del invierno no es solo del frío, sino de los dulces ricos en calorías: sopaipillas pasadas, picarones, calzones rotos, berlinés, cachitos, churros e infinidades de dulces que son tendencia en estas fechas.

Durante el invierno la mayoría de las personas tienden a ganar peso porque realizan menos ejercicio producto del frío y hay un mayor consumo de alimentos calóricos producto de la ansiedad que provoca el cambio de clima y la falta de luz. Las recomendaciones energéticas son iguales tanto en invierno como en verano, por lo que las personas deberían seguir con una dieta similar a la que tenían en los meses anteriores. No debemos olvidar que si no entrenamos producto del frío o la contaminación ambiental, debemos comer menos calorías ese día y disminuir las porciones de carbohidratos (tallarines, pan, papas, arroz, etc.) Para no caer en la tentación de los alimentos calientes hipercalóricos se recomienda en todas las comidas consumir sopas de verduras naturales (acelga, zapallo, espinaca, tomate, etc.) porque  tienen un bajo aporte energético y nos demoramos más de 20 min en tomarlas.

Además debemos evitar saltarnos comidas, que provocan tener hambre y consumir porciones más grandes. Debemos planificar nuestras colaciones saludables (frutas, galletas de salvado, barras, lácteos), porque es muy poco probable que si tenemos hambre encontremos algo saludable en algún quiosko o máquina.” Explica Francisca.

Los climas bajo cero, segun nos explicó Fancisca de KMP; no es excusa para dejar nuestras actividades fisicas y llevar una mala alimentación. La fuerza de voluntad y motivación son parte fundamental de seguir ejercitándonos en sintonía con el invierno. ¡Qué no te gane el frío!

¿Y la hidratación?

En invierno las personas generalmente tienden a tomar menos agua porque no sienten calor, sed, ni trasnpiran por las bajas temperaturas. Eso no significa que no debamos consumir menos líquido, porque nuestro cuerpo es 70% agua y debemos mantenernos siempre hidratados. El agua es vital para mantener la temperatura corporal, al igual que la alimentación, los requerimientos diarios básicos de líquido se mantienen en clima frío, donde mujeres deberían consumir 2,2 L de agua y hombre 3 L. Esa cantidad no incluye el agua que debemos tomar por entrenamientos.

Es recomendable durante el día tomar líquidos calientes como té o infusiones y siempre consumir 1 vaso de líquido antes de las comidas. Durante los entrenamientos o carreras, debemos planificar la ingesta de líquido cada 20 minutos o cada un cierto número de kilómetros. Es importante no esperar a tener sed para consumir agua.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *